LIBRO: The Rape of Nanking

THE  RAPE  OF  NANKING
Iris Chang
Penguin Press

Nanking es una ciudad china localizada en el delta que forma el río Yangtze. Se le conoce como una de las grandes 4 grandes y antiguas capitales de China. En 1368, el primer emperador de la dinastía Ming construyó lo qje hasta el momento, fueron las murallas más largas alrededor de una ciudad. Tomó 21 años hacerlas; y lo que queda de ellas se consideran las más antiguas del mundo.

En 1928 cuando las fuerzas de Chaing Kai-Shek toman Beijing, internacionalmente se reconoce a Nanking como la capital de la República China.

Para el año de 1937, los japoneses y los chinos estaban en guerra. Japón invadió china, y en noviembre de ese año ya se habían apoderado de Shangai, y su próximo plan militar consistía en apoderarse de Nanking. Chian Kai-shek sabía que no podía proteger Nanking y pensando en preservar las tropas que le quedaban, les ordena que abandonen la capital, dejando sólo unos pocos soldados para proteger la ciudad. Dejó al general Tang Shenzhi a cargo de la batalla que se avecinaba y este reunió a 90 mil soldados, la mayoría de ellos sin entrenamiento, y apenas con armas.

Cuando la población se dio cuenta de que la mayoría de los militares huían, quien tenía el dinero, salud y estaba dispuesto a dejar su hogar,  se fueron. Llegó un momento en que el general Tang puso soldados a vigilar el puerto, destruir botes y quemar villas cercanas para que los japoneses no pudieran encontrar cómo alimentarse o algo que les sirviera para seguir avanzando. Los que se quedaron en su mayoría eran enfermos, niños, ancianos, o personas que no tenían el dinero suficiente para salir de la ciudad…como siempre, los más desprotegidos fueron los que no pudieron salir a tiempo. Pensaban que si se rendían, los japoneses serían benévolos con una población mayoritariamente civil.

Japoneses a las puertas de Nanking

Para cuando llegaron los japoneses, la población de Nanking había pasado de ser un millón, a medio millón. Y se creía que había además,  población flotante no contada de personas que venían del campo, pensando que estarían más seguros dentro de las murallas de la ciudad.

Algunos incluso salieron a recibir a las tropas japonesas, que entraron a la ciudad disparando. A los soldados se les prometió un trato digno si se rendían y entregaban sus armas. Fueron  tomados prisioneros, y durante días se les negó agua y comida. Se les divía en grupos, se ataban de las manos y se les llevaba fuera de la ciudad. Una vez ahí, eran masacrados y como tenían días sin comer y beber, estaban demasiado agotados para luchar. Otha Hissao dijo que comenzando el 15 de diciembre de 1937, 19,000 cuerpos se tiraron al río Nanking; mientras otra unidad dispuso de 81,000 cuerpos y otra de 50, 000.

No todos sucumbieron sin pelear, hay historias de hombres que estuvieron en tumbas con los cuerpos de amigos y familiares encima, y que se levantaron como pudieron, llegaron a hospitales para ser tratados; o que pasaron horas en el mar Yangtzee  por su tenaz deseo de sobrevivir. Hubo mujeres que sobrevivieron viviendo en agujeros, pozos, o salvaron a sus bebés de fuegos en las casas.

Muchos de ellos después testificaron en los tribunales de guerra que hubo en Nanking y Tokio después de la derrota de Japón en la guerra.

¿Qué crueldades cometieron con los demás?
a)    enterramiento de personas vivas
b)    mutilación (los abrían en canal, los decapitaban, o desembraban)
c)    los ataban a tablas de madera, y les pasaban los tanques por encima; los crucificaban en árboles o postes de luz, les quitaban la piel por pedazos.
d)     los usaban para practicar a matar con bayoneta.
e)    Les prendían fuego después de arrancarles la nariz y los ojos.
f)    Los ponían en dos filas y los japoneses jugaban carreras a ver quien podía decapitar más rápido su fila.
g)    Los medio enterraban y ya indefensos, soltaban perros para que se los comieran.
h)    Sobretodo, violaban a las mujeres. Fueran jóvenes, ancianas, niñas. Se cuentan historias terribles de mujeres embarazadas que eran violadas tumultuariamente y después, les arrancaban al bebé de su vientre para despedazarlo con la bayoneta; familias que eran obligados a ver violar a sus miembros; o pedían a los varones que violaran a las mujeres de su casa. Se estima que entre 20,000 y 80,000 mujeres fueron violadas.

Después de 6 semanas, se estima que más de 300 mil personas habían muerto
asesinadas. Dice la autora: “la violación de Nanking representa una de los peores ejemplos de exterminio en masa. Para imaginar su tamaño comparativamente, debemos prepararnos con algunas estadísticas. La cantidad de muertos en Nanking –exclusivamente las de esta ciudad china- excede el número de víctimas de algunas ciudades europeas durante toda la segunda guerra […] excede incluso a los muertos en las ciudades donde tiraron las bombas atómicas, Hiroshima y Nagasaki”

Algunos extranjeros que no habían salido de la ciudad construyeron una “zona segura”. Eran 22 y 15 de ellos establecieron el Comité Internacional de la Zona de Seguridad de Nanking. (en la segunda parte, les cuento qué fue lo que hicieron).

Iris Chang escribe el libro que es publicado en el 60 aniversario de la masacre. Ella es descendiente de chinos, hablaba mandarín y pudo entrevistar a muchos sobrevivientes; y lo escribe porque dice que le asombra lo poco que conoce el mundo este hecho.

Anuncios

16 comentarios

  1. Sí, es increíble, pero no es un tema demasiado conocido.

    El año pasado se estrenó una película china en la que se contaba estas atrocidades y leí que hubo muchas personas que la criticaron duramente en su país ¿por qué?

    Pues porque uno de los personaje es un soldado japonés que se horroriza de lo que está ocurriendo, y al parecer muchos chinos no pueden admitir que se pudiera “humanizar” a un soldado japonés.

    • Loque:
      siempre en las películas propagandísticas exageran la bondad de un lado y la maldad de otro…que pena. Me han recomendado mucho una película de hace unos años que se llama Nanking y sale Woody Harrelson (esos son los datos que me han dado…si me lees ¡préstame la película mejor!) y si la veo, ya te contaré qué tal está.
      En realidad, en las guerras, todos los bandos son crueles. Ahí está también la invasión de China al Tibet…hubo cosas espantosas.
      En google, si buscas imagenes de “The rape of Nanking” encontrarás imagenes como para tener pesadillas (yo las tuve…ese kindle no me avisaba lo que vendría al cambiar la página y sufrí con ellas)
      Un beso,
      Ale.

  2. Qué interesante y qué desconocido al mismo tiempo esto que nos cuentas, pasar por aquí siempre es un placer, aprendo un montón, gracias. Muchos besos.

  3. Es bastante conocida la crueldad y las barbaridades que Japón cometieron con la población China, aunque este episodio en concreto no lo conocía, me ha parecido muy interesante y espero con impaciencia la segunda parte. Bsos

    • Carol:
      creo que en todas las guerras, el bando que va ganando siempre se muestra muy cruel con el perdedor. Los peores rasgos de las personas salen a relucir, aunque hay excepciones honrosas que dan esperanza al ser humano. Ya lo leerás en la segunda parte 😉
      un beso,
      Ale.

    • Luciana:
      bueno, es que no se van los más sabios a la guerra 😀 ellos siempre buscan la manera de no involucrarse y se alzan contra ella…pero casi siempre sus palabras caen en oídos sordos.
      Un beso,
      Ale.

  4. Se me han puesto lo pelos de punta leyéndote!! Desconocía estos hechos…y creo que el mundo poco se ha hablado de ellos. Lo de las violaciones me ha llegado al alma…y destrozar al bebé. En toda guerra se “normaliza” este tipo de actos, pero creo que no están suficientemente penalizados.
    No creo que lo lea…pero gracias por la información!!
    Un besazo!!
    (Ale, no imaginas lo mucho que se te echa de menos…me alegra saber que ya has vuelto por aquí…aún así, entiendo que hay momentos en la vida en los que una tiene que vivirlos…y no hay otra manera que alejarse de este mundo virtual para hacerlo.
    Espero y deseo que todo bien, un abrazo muy grande!!)

    • María (librosyte):
      Cuando la autora publicó el libro se causó un gran revuelo y las relaciones Chino-Japonesas sufrieron, porque en Japón no hablan de esto, y hay intelectuales japoneses que dicen incluso que no ocurrió. Pero precisamente por eso, Iris Chang creía que era importantísimo escribir un libro sobre todo lo ocurrido para que quedara constancia de ello.
      Por lo demás ¡muchas gracias! 🙂 heme aquí de vuelta, todo va mucho mejor.
      Un beso,
      Ale.

  5. Pues sí, estas cosas pasan, por eso a veces me da la rebeldía y digo ¡no quiero leer nada más del holocausto judío! ¡que no es el único del mundo! porque parece ser que es el único. Lo cual lo único que significa es que lo han sabido explicar muy bien, y los demás, o bien no han contado con los medios o con la inteligencia, pero hay muchos genocidios de estos que no son apenas conocidos.
    Por otra parte, està el tema recurrente de la maldad y la crueldad en la guerra. ¡Que me presenten una guerra en la que no existan estos horrores!. Parece ser que en una guerra, los individuos más sádicos, encuentran el paraíso para desarrollarse. Habría que evitar estos escenarios a toda costa.
    Me lo llevo, Ale.

  6. Hace 2 años leí un libro de Pearl S. Buck que hablaba sobre el tema: La estirpe del dragón. A pesar de las brutalidades que describía, no sería seguramente tan dura como este que acabas de leer y aún así se me ponía el vello de punta.
    Cierto que es poco conocido este exteminio, pero para solucionar esto y llenar las lagunas de nuestro conocimiento, están los libros.
    Me alegro de que te gustara; posiblemente a mí también me guste. Tomo nota del título, pero ¿está escrito en inglés?¿lo hay también en español?.
    Muchos besos.

    • Ascen:
      aún me queda pendiente leer algo de esa premio Nobel (ayyy esos eternos pendientes). Este es durísimo…hasta pesadillas me dió 😦 y las fotos son lo más horrendo que he visto en mi vida.
      Este lo leí en inglés, y creo que aún no está en español (o es lo que me sopla rápidamente la chica de google)
      un beso,
      Ale.

  7. Me has dejado impresionada, la verdad. No sé si lo leeré, me parece tan duro que… no sé, no sé,…pero muchas gracias por la estupenda reseña.
    Besos,

  8. Me has puesto los pelos de punta. Cuesta tanto trabajo imaginar que el ser humano llegue a cometer esas atrocidades… Pero lo hace… Tiene que ser un libro muy duro de leer. Lo buscaré por la biblio, a ver si lo tienen, y sigo aprendiendo un poco más de este episodio tan oscuro.
    Besotes!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s