LIBRO: And God Came In

AND  GOD  CAME  IN

Lyle W. Dorsett

 

  Pues nada, que se me fue Septiembre como agua y comenzó Octubre de la misma manera. El trabajo me ha mantenido cerca de una computadora (y mis adorados libros) pero lejos del internet. Y desde ayer tengo una gripa que me tiene tumbada en cama (y he decidido olvidarme de toooodo lo que tengo por hacer ¡faltaba más! ¡si yo estoy primero!). Así, he podido regresar a lo que me gusta 😀 Esta es  la biografía de Helen Joy Davidman (1915-1960), esposa de C.S. Lewis.

 Fue una mujer que nació en Nueva York de padres de origen judíos, pero ateos. Sólo tenía un hermano y en su casa se alentaba el pensamiento por sobre todas las cosas. Aprendió a leer cuando era muy pequeña (3 años), y entró a la universidad cuando sólo tenía 15 años. Comenzó a enseñar en preparatoria a los 18 y comenzó una maestría a los 19. A los 20 ya era editora de un periódico comunista, tenía una edición en Yale de su poesía y una novela exitosa. En 1938 (cuando tenía sólo 23 años) ganó el Yale Younger Poets Series Award (un premio para el poeta más joven) y en 1939 ganó y compartió el premio Loines Memorial Fund  (1000 dólares) con Robert Frost. Se dice que en las pruebas de inteligencia, su IQ se salía de las gráficas existentes.

Joy Davidman en su juventud

 Tenía 27 años cuando se casó con William (Bill)  Gresham, un veterano de guerra que conoció en una reunión del partido comunista. Joy tenía ya tiempo en el partido, pues creía que el comunismo era la solución para los problemas que veía en su país (le tocó vivir de cerca la depresión y fue testigo del suicidio de una mujer que prefirió morir a seguir teniendo hambre, tirándose de un edificio de la universidad donde trabajaba).

 Durante años,  Joy luchó contra Dios. En su casa no le enseñaron a creer en ninguna religión y por el contrario, se consideraba ser religioso como ser fanático, anticuado y poco pensante. Cualquier cosa que no pudiera probarse era inequívocamente incorrecta. Su marido era alcohólico, abusivo e infiel. En 1946 (Joy tenía 31 años) le llamó un día su  marido para decirle que tenía una crisis y ese día Joy tuvo un momento de gracia. Recibió la llamada,  acostó a sus hijos y pensó en la vida tan terrible que llevaba. Casada con un hombre infiel, cuyo trabajo los tenía al borde de la pobreza, ahora el le llamaba para contarle de esta crisis y ella sentía que no podía más. Se sentía abandonada y sola. Y entonces, sucedió algo maravilloso. Escribió en su diario “El vino, y todo cambió. Había Alguien conmigo en ese cuarto, directamente presente a mi conciencia –una persona tan real que toda mi vida era, en comparación, un juego de sombras. Y yo misma estaba más viva de lo que jamás había estado; era como despertar de un sueño. Una vida tan intensa no puede ser resistida por la carne y la sangre; ordinariamente debemos tomar nuestra vida diluida, diluida a través del  tiempo y la materia. Mi percepción de Dios duró quizás medio minuto” y en ese momento, esta mujer que había nacido judía, criada atea, ferviente comunista, se convirtió.

Joy buscó activamente acercarse a experimentar a Dios de otra manera, haciendo que Bill y sus hijos asistieran a misa, y durante un tiempo Bill accedió. Después a él le dio por la dianética (hoy cientología). El matrimonio se desmoronaba. Una prima  de Joy casada con un hombre que la golpeaba,  se escapó de el marido llevándose a sus hijos y fue a vivir con Joy para que no la encontrara (el marido no sabía la existencia de esta prima).

Joy la recibió muy contenta pues la prima era hogareña y hacía las tareas de casa que a ella le parecían aburridas y esto le dejaba tiempo para dedicarse a su pasión: la escritura. Estaba escribiendo un libro (“Weeping Bay”) donde hablaba de la fe y  comenzó a escribirle a C.S. Lewis, pues le gustaba mucho su manera de escribir y Lewis, que reconoció en ella un intelecto que lo retaba, comenzó  a responderle. Hablaban de su experiencia de Dios, la escritura y el hermano de Lewis que vivía con él (los dos eran solterones) anotó en su diario que a Lewis le gustaba recibir las cartas de esta americana apasionada.

Joy descubrió a su marido envuelto en una nueva infidelidad y comenzó a planear un viaje a Inglaterra para conocer a Lewis. En 1952, después de cartearse durante más de dos años, cruzó el mar. Estando ahí, descubrió que su marido se había enamorado de su prima. Regresó a EUA para divorciarse y llevarse a sus hijos a Inglaterra. Al parecer, ahí no fue muy popular entre las amistades de Lewis, por su manera de ser (ruidosa, poco prudente, para el temperamento inglés). Algunos amigos dicen que lo persiguió hasta acorralarlo. Pero el hermano de Lewis dice que este fue poco a poco enamorándose de ella. Cuando comenzó a tener problemas económicos porque Bill no mandaba la manutención de sus hijos, Lewis le pagaba para que le transcribiera sus escritos; y comenzó a hacerse cargo de la colegiatura de sus hijos.

 

C.S.Lewis y Joy Davidman

 

En 1956 se casa al civil con Joy para que inmigración no la saque del país (Joy tenía 41 y Lewis 58 años).  No vivían juntos, y  a ella le diagnostican cáncer y es hospitalizada. Ahí Lewis la visitaba y ella no quería ser una molestia para él, pero con ese evento Lewis se da cuenta de que está enamorado de ella. Su diagnóstico es muy poco esperanzados y Lewis le pide a su amigo, el reverendo Peter Bide que los case en el hospital. Esto significó un escándalo entre las amistades de Lewis. Al hacer oración por Joy, su cáncer entró en remisión. Lewis pedía que ella no sufriera y entonces, el dolor de ella comenzó a disminuir y él comenzó a padecer dolores en la cadera. Durante dos años tuvieron una vida familiar, donde disfrutaron el tiempo en que ella se encontraba mejor para pasear por el país.  Lewis adoptó a sus hijastros y les dedicó el libro de las crónicas de Narnia de “El caballo y su muchacho”.   Joy ayudaba a Lewis a editar sus obras, y fue la inspiración para el trabajo durante esos años. El cáncer regresó y Joy falleció en 1960, dejando a sus hijos al cuidado de Lewis. El ex marido de Joy murió en  1962 aquejado de ceguera y un diagnóstico de cáncer de lengua que lo hizo quitarse la vida. Lewis fallecería un año después. Su fortuna fue a manos  del hermano de Lewis con quien siempre vivió y 10 años después, él se las entrega a sus hijos. El hijo mayor de Joy, David, regresó a ser un judío ortodoxo y el más pequeño, Douglas, es cristiano.

Ahora quiero leer algún libro de Joy, y uno que escribió su hijo Douglas sobre los años que compartió con Lewis. Joy fue una mujer que tuvo que superar muchas cosas, y luchó por estar con alguien de cuya mente se había enamorado. Le dio una vida de hogar, y le ayudó a hacer aquello para lo que estaba llamado: escribir. Hay una película sobre esta etapa de la vida de Joy y Lewis llamada “Tierras de Penumbra” donde sale sólo Douglas hijo. Ya la he visto y me gustó, no como el libro, pero no está mal.

Anuncios

29 comentarios

  1. Este no lo conocía!!
    La peli sí (que no me llamó especialmente la atención), pero no tenía ni idea de que era una adaptación…

    Estamos todos griposos, qué barbaridad! U.U
    Mejórate!!!

    Besotes

    • Shorby:
      la película no es tanto una adaptación a este libro, pero cuenta algo de la vida de C.S. Lewis y Joy; no se mete mucho en la hondura del cariño que Lewis sentía por ella, o la vida familiar tan plácida que disfrutaron cuando la enfermedad de ella remitió pero es una bonita película.
      Espero que tú también te mejores 😉
      un beso,
      Ale.

    • Luciana:
      la película cuenta desde cuando ya se conocieron cara a cara, y no se mete mucho en la vida de Joy antes de enfermar; y como bien dices, es dulce…triste también 😦 más lo fue para mí saber que Lewis murió poco tiempo después que Joy y que esos niños quedaron huérfanos en un país que no era el suyo.
      Un beso,
      Ale.

  2. Yo no he visto ni la peli, cosa que voy a tener que remediar pronto, que me has dejado con ganitas. Y gracias por esta excepcional entrada. Siempre es un placer pasar por tu blog y aprender cositas nuevas.
    Besotes!!!

  3. No conocía ni el libro ni la película, menos mal que estás tú aquí para solucionar mi ignorancia. Mucho ánimo y cuídate, espero que te recuperes pronto de la gripe y mientras haces bien, olvídate de todo, déjate cuidar y disfruta de la lectura. De C.S. Lewis tuve que leer en la universidad Una pena en observación y me gustó. Muchos besos.

    • Goizeder:
      😉 gracias guapa. Quiero leer un libro que escribió Lewis y que ella le editó (no tengo en este momento mis notas para decirte el nombre) y se que el de la pena en observación lo escribió después de que ella murió, y detalla exactamente qué iba viviendo, cómo iba haciendo su duelo.
      Me alegra saber que te gustó leerlo y eso me anima a no quitar el dedo del renglón para leerlo próximamente yo también 😉
      un beso,
      Ale.

  4. Anda! Pues yo no sabía nada de esta historia, y la peli me la he apuntado, porque la tienen en mi biblioteca! (espero verla en inglés, jejeje).
    Muy interesante eso de que se conocieran por carta, verdad?
    Jo, siempre he dicho que quiero leer Las crónicas de Narnia y nunca me animo… a ver si con la peli le doy el empujoncito a la saga.

    PD: espero que te recuperes pronto, pero mientras tanto ya sabes: a descansar un poco, que a veces nos hace mucha falta. Muchos besos.

    • Isi:
      pues yo creo que vi la película cuando era más joven pero me pasó totalmente desapercibido quien era él y no conocía sus libros todavía. O sea, que para mí fue una película muy triste, pero hasta ahí. Ahora que ya se quienes eran los personajes la disfruté mucho más. Si…muy interesante que se conocieran por carta (¿ahora sería por twitter, mail o facebook?)
      Ya estoy muy mejorada, lista para enfrentar lo que me espera este fin de semana (mucho trabajo 😉 ).
      Descansé mucho con los tres días que estuve en cama :), gracias por tus palabras que son chiqueos también y producen endorfinas y elevan mi sistema inmune
      Un beso,
      Ale

  5. Qué maravilla entrar aquí y encontrarme con una reseña bonita!! Desde que vi Tierras de Penumbra siendo una adolescente, me enamoré de esta historia. No sabía que se había publicado la vida de Joy. Hace menos de una semana, paseaba por delante del lugar donde se casaron civilmente c.s.lewis y joy. También donde lewis enseñaba en oxford y donde se convirtió al cristianismo.
    Me gusta muchísimo como cuenta joy su historia…cuando se “despierta”…
    Espero que te encuentres ya mejor…y que descases mucho!!! Por aquí no hace todavía mucho frío…y parece que el buen tiempo de momento nos acompaña. Cuidate mucho!!
    Un besin!!!

    • María:
      ayy que envidia me das que andabas paseando justo por esos lugares de los que habla el libro. En internet vi unas fotos preciosas de la casa de Lewis, donde vivió con Joy, sus hijos y su hermano; y Oxford se ve que es precioso.
      Ya estoy mucho mejor, gracias. Así que aún no les hace mucho frío…aquí estamos alternando entre el frío que hace por las mañanas y el calor que hace durante el día. Estás en el sol, y te quema; estás a la sombra y tienes frío. Yo creo que eso fue mucho lo que me enfermó, los cambios tan drásticos de temperatura.
      Un beso,
      Ale

  6. Me interesa muchísimo este libro, de hecho estoy releyendo temas relacionados con los años de relación Lewis/Tolkien en Oxford, que es un tema al que vuelvo periódicamente. No conocía esta biografía de Davidman y como te digo me viene muy, muy bien, porque las biografías al uso de Lewis solo tratan tangencialmente la relación con la escritora, se centran en la figura del hombre y sobre ella solo comentan los datos más trillados. Me la voy a encargar hora mismo.
    En mi opinión la película está muy bién, pero me parece que han virado un poco demasiado a los “temas pasteles” de la relación. El librito original (“Una pena en observación”) aunque escueto, me dice más. No obstante se complementan muy bien.
    Gracias de nuevo.

  7. Me ha encantado leer lo que cuentas. No conocía absolutamente nada. Qué tragaedias, y cuantas muertes juntas, pero también, cuántos talentos.
    De entrada la película la voy a ver. Y el libro me lo anoto dentro de las biografías interesantes.
    Un abrazo

  8. Yo conocía la película (como casi todos) y cuando se estrenó la película “Crónicas de Narnia” pensé “Anda, el de la peli”, tan grande es mi incultura.

    Ah, también se habla de C.S. Lewis (marginalmente) en “An Education” una película maravillosa en la que se explica que era alguien admiradísimo.

    No sabía que tuviera más hijos, pero lo que me asombra de toda la historia, es cómo una mujer con una inteligencia que se salía de los gráficos se casó con una joya de hombre, y le aguantó durante años y años.

    Bueno, miento, no me asombra nada.

    • Loque:
      fíjate que esa película no la he visto, la buscaré ;)…ahhh mi incultura también es enorme. Cuando la ví en mis mocedades no supe quienes eran los protagonistas jajaja
      Hay veces que la inteligencia emocional falla, aunque la intelectual sea de un genio.
      Un beso,
      Ale.

  9. Un post muy interesante. Pues mira que yo pensaba que las Crónicas de Narnia eran más actuales, así que no las tenía bien ubicada. Si, si, me ha gustado leer todo lo que cuentas. Un abrazo!

    • Perkins:
      pues mira por donde te vas enterando que no son tan actuales como creías 😉
      en realidad, a mi no me parecen tan viejitas (será que a mi edad las distancias espacio-temporales se van acercando jojo)
      un beso,
      Ale.

    • Teresa:
      ahhh la peli no es mala, pero este libro es muy superior (claro, en la película no les interesaba mostrar la historia de ella; era sólo un personaje más). Ya estoy mucho mejor, sólo me queda una laringitis…que espero desaparezca en esta semana (tiene que…porque me voy de vacaciones la siguiente ¡ay que felicidad!).
      un beso,
      Ale.

  10. Oye, yo no tenía ni idea de la historia que nos cuentas…, Y es que hay tantas cosas que no sé y que tu me haces el favor de contarme (jajaja) gracias.

    Otra mujer para añdir a la lista de mujeres que toman decisiones imortantes y trascendentales para el devenir de la hisotria.

    Tomo nota de la peli.

    Besicos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s