LIBRO: Anna la de la Isla

ANNA LA DE LA ISLA

Lucy Maud Montgomery

 

            En este libro Anne pasa de tener 18 a 22 años. Se va a la universidad durante 4 años a estudiar, y en ese tiempo recibe 4 peticiones de mano. Sigue siendo una jóven con un claro propósito (terminar sus estudios) y es amigable y encuentra en el camino almas gemelas, otras no gemelas y  extraña su casa cuando no está ahí en Tejas Verdes.

            Diana Barry, su amiga de la infancia se casará. Otra compañera morirá de tuberculosis. Así que se ve enfrentada a los cambios de la vida y la muerte. Y su amiga no quería morir…lo que la hace pensar que la vida puede terminar en cualquier momento y que hay que aprovecharla lo más que se pueda. No pongo qué más sucede para que quien no la haya leído aún, se entere de ellas cuando lo lea.

            Ana sigue siendo una muchacha cuyo corazón pinta su existencia de color esperanza (como diría Diego Torres jajaja 😀 ). Dice “Había un cuarto blanco, sobre el porche, en el que danzarán viejos sueños, y un lecho enorme con un colchón de plumas que resultará el mayor de los lujos después de la pensión. ¿Qué te parece mi cuadro? Muy soso. ¡Oh! , pero no he citado todavía lo que lo transformará todo: allí habrá amor. Amor sincero y tierno, como no hallaré en ninguna otra parte del mundo. Amor que me está aguardando a mí. ¿No te parece que esto convierte mi cuadro en una obra maestra, aún cuando sus colores no sean muy brillantes?”

            La vida no necesita de grandes lujos, sino tan sólo un corazón enamorado para enfrentarla. Y ese enamoramiento no debe ser sólo a una persona, sino a la vida en general. A voltear los ojos y ver la cantidad de bendiciones que nos rodean: poder movernos, respirar, reir, pensar, sonreir, abrazar a quienes amamos, hablar. Estoy leyendo un libro sobre una enferma de Parkinson, y me ha hecho consciente de todo lo que tengo por el simple hecho de no sufrir esta enfermedad.

Anuncios

23 comentarios

    • Loque:
      ¿te parecen cursis estás portadas? 😀
      Quizá si son algo cursis (esa Ana a todo le encuentra el lado bueno ¡pero es tan fácil quererla! que puede uno pasar por alto que sea un poco cursi).
      un beso,
      Ale.

  1. Ya veo que sigues con Ana de las Tejas verdes. Me acuerdo de tu reseña inicial, tan apetitosa como siempre las sueles hacer.
    Me he dado cuenta que te tenía un poco abandonada. No ha sido voluntariamente, de hecho tu blog es uno de mis preferidos porque sacas libros que me suelen interesar (estoy leyendo uno de los tuyos, el de Tiziano Terzani, por ejemplo, jeje).
    Bueno el caso es que ahora os sigo a través de una opción de blogger de “blogs que sigo”. y por alguna razón, no te tenía. Pero ahora esto ya está reparado y me empezarás a ver otra vez al ataque por aquí. jeje.
    Un abrazo

    • Icíar:
      sigo con ella ¡es que me pone tan de buenas! era tan optimista (es, más bien 😉 ). Así que estabas lejos de mí por no tenerme agregada 😀 jajaja, lo bueno es que ya lo has reparado (para mí, por supuesto). Yo he estado lejos del mundo del internet por cuestiones de trabajo y actividades varias de la vida real que hacían que la cibernética fuera casi inexistente. Ya veremos si ahora si tengo más tiempo para navegar por la red (digo esto y me imagino en una tabla de surf…a saber por qué jajaja).
      Me da gusto que estés leyendo a Tiziano ¿a qué es una delicia???
      Un beso,
      Ale.

  2. Bueno, yo lo único que leí fue el libro de cuentos “Historias de Avonlea2 que creo que es cuando ya se termina la saga, son historias de distintos personajes del pueblo, hermosas, y los personajes de Anna aparecen como telón de fondo. Siempre quise leer los mas conocidos, pero no he visto los libros en librerías, probablemente no me esmeré mucho buscando. saludos

    • Valeria:
      ahhh, pues te faltan los libros donde Ana es la mera petatera. ¡Están muy buenos! 😉 te los recomiendo. Además, tienen el plus de que son como libros-medicina (te ponen de buenas con la vida).
      Un beso,
      Ale.

  3. De Ana de las Tejas verdes vi hace años una serie y me gustó mucho, no sabia que existia e formato libro, y por lo visto me he perdido tu primera reseña, en fin que los apunto porque si disfurte de la serie estoy segura que disfrutare mucho más de los libros…

  4. Yo tengo que seguir con mi relectura de Ana, voy un libro por delante solamente, aunque claro que los leí de un tirón cuando era una preadolescente.
    Ana siempre nos puede acompañar, jóvenes o veteranas, una vez que la conocés, queda siempre en tus estantes.
    Besos.

  5. Creo que tendré que volver a Ana este verano, con tus entradas me entra la nostalgia y empezaré por este o por Ana la de Avonlea. Recuerdo como me quedé con la enfermedad de una de las amigas de Ana (no diré el nombre para no spoilear a nadie)…

    Muchos besos

    P.D. El libro que comentaste en la entrada anterior, Polvo eres, me han entrado muchas ganas de leerlo. Ya te diré si consigo encontrarlo 😉

    • LittleEmily:
      debe ser muy impactante perder a un amigo en la adolescencia, cuando uno se cree intocable, y esos encuentros cercanos con la muerte marcan mucho. A mi también me impactó, pero mucho más, la disposición de Ana de acompañarla con más sabiduría que los adultos de su alrededor. Parece que sólo con ella sentía la amiga confianza de externar sus temores, esperanzas y desconsuelos…
      Ojalá encontraras el de “polvo eres” 😀 ya me contarás…
      un beso,
      Ale.

  6. He estado buscando estos libros, porque con tus reseñas no veas las ganas que me entraron de leerlos, pero por el momento no los encontré.
    A ver si tengo suerte y al final los consigo. Un abrazo.

  7. Mmmm!! Cómo me gustan tus reseñas de Ana de las Tejas Verdes!!! Me traen muy buenos recuerdos e incluso me apetece volver a leer sus libros. Aunque combinados con otras lecturas.
    Este libro, fue mi preferido durante largo tiempo. Aquí pasan muchas cosas importantes…que no desvelaré, por sí alguien lee el comentario.
    Estoy también leyendo los diarios de L.Maud Montgomery,…son en inglés, así que voy muy despacio. Y hay muchas cosas de Ana que pertenecen a L.Maud Montgomery…aunque sus vidas no hayan sido iguales.
    Como siempre…es un placer leerte.
    Un abrazo y feliz verano!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s