LIBRO: Polvo Eres

POLVO  ERES

Nieves Concostrina

Editorial La Esfera de los Libros

 

            Debajo del título, en la portada dice “Peripecias y extravagancias de algunos cadáveres inquietos” y es un libro que es muy interesante de leer. En 2 o 3 páginas nos cuenta qué les ha pasado a algunos cuerpos (y créanme, hay unos de los que podría hacerse una telenovela con sus peripecias). Dedica un capítulo a:

a)      Mandamases (reyes, emperadores, etc.)

b)      En olor de Santidad (santos)

c)      Filosofía y letras

d)      Política, Galeones y Aventuras

e)      Farándula, Rock y Deportes

f)       Una de malos, y otra de buenos (asesinos, narcotraficantes, dictadores, héroes)

g)      Miscelánea (todo lo que no cupo en los anteriores)

La escritora es muy amena y cuenta las historias con gracia.

Como ejemplo les voy a poner la historia de  Maximiliano de Habsburgo…ese que fusilaron en el cerro de las campanas porque quiso ser nuestro emperador (y ¡nada que nos dejamos!):

Ya verán lo que le tocó batallar a este cuando fue cadáver

“Maximiliano se rindió a Juárez el 15 de Mayo de 1867, y 34 días después fue conducido al paredón en Querétaro. Hasta el escritor Víctor Hugo pidió el perdón e Maximiliano con una carta dirigida a Benito Juárez. Le escribió: “A esos emperadores que con tanta facilidad hacen cortar la cabeza de un hombre, ¡demuéstreles cómo se perdona la cabeza de un emperador!”. La carta llegó dos días después del fusilamiento.

El cadáver presentaba cinco impactos de bala en pecho y abdomen y el famoso tiro de gracia en el corazón. Al trasladar su cuerpo surgió el primer problema. Maximiliano era muy alto y no entraba en el ataúd. No hubo más remedio que dejarle los pies por fuera.

El segundo inconveniente llegó a la hora de embalsamarlo porque el encargo lo recibió el médico más tonto, inútil y aprovechado que había en México, el Dr. Vicente Licea. El trabajo que hizo fue pésimo, para quien piense lo contrario, he aquí un detalle: un ojo de Maximiliano quedó maltrecho y el médico lo sustituyó por uno de cristal tomado de una imagen de Santa Úrsula. Pero Maximiliano tenía los ojos azules y el que le pusieron era negro.

La chapuza y la falta de sensibilidad no acabaron aquí. El médico decidió lucrarse con el cadáver y con todos los objetos que hubieran estado en contacto con él. Durante los siete días que duró el embalsamamiento los sirvientes de grandes señoronas entregaban al doctor Licea lienzos y pañuelos para humedecerlos en la sangre de Maximiliano. Y esto no era gratis. Benito Juárez acabó enterándose y acabó enjuiciando al doctor Licea.

Maximiliano aguantó insepulto en Querétaro durante tres meses, mientras Austria pedía que se le devolvieran los restos. Se decidió su traslado a la Iglesia de San Andrés, en México capital. Como hay emperadores que nacen con estrella y otros estrellados, el carro que trasladó los restos de Maximiliano volcó dos veces. El austriaco acabó revolcado en las aguas de un arroyo y, en la caída, perdió un trozo de nariz. Es fácil hacerse una idea del estado en que llegó el cadáver. Los productos usados en el primer embalsamamiento se mezclaron con el agua y a Maximiliano hubo que colgarlo para que se escurriera. Literalmente.

Por fin, 5 meses después de su ejecución, el emperador destronado pudo regresar a Austria, y ahí llegó con un ojo negro, otro azul y una nariz de cera. Pero al final pudo descansar, y aún lo hace, en el sepulcro imperial de los capuchinos en Viena. Entre las últimas frases que dejó escribió esta: “He esperado la muerte con calma y quiero, igualmente, gozar de calma en el féretro.” No pudo ser.”

Tarde se me hace para que llegue una amiga que fue de viaje al viejo mundo y a quien le encargué encarecidamente los demás libros de la autora, porque me la pasé muy divertida leyendo estas historias. Como son cortas, era el libro perfecto para que me acompañara mientras iba a dejar niños, esperarlos, y en los partidos.

Anuncios

36 comentarios

  1. ¡Qué curioso este libro! No lo conocía, pero como lo vea, me hago con él, que promete contar historias bastante amenas y curiosas. Al menos la historia que nos has contado, dentro de su tragedia, me ha hecho gracia. Y el epitafio es buenísimo.
    Besotes!!!

  2. Hola Ale
    El toque de humor con que lo cuentas llama la atencion y si, en la vida real yo eh sabido de 2 o 3 peripecias a la hora de tratar un cuerpo y lo que les sucede… de no creerse.
    Te mando un abrazote
    Celina

    • Celina:
      amiga que gusto leerte por aquí ¿cómo has estado? ya no nos hemos encontrado en las compritas jajaja
      mándame un correo con esas peripecias que me has dejado con la duda 😀
      un beso,
      Ale.

  3. Me lo leí el año pasado y me lo pasé estupendo leyéndolo. Yo había oído muchas veces a Nieves Concostrina por la radio y todas sus historias son curiosas, interesantes y desternillaantes a veces. Humor negro del más fino y muy bien documentado. Gracias por recordármelo. Un abrazo.

    • Jane:
      oye, que pena que hasta acá no puedo escuchar a Nieves porque ¡lo haría! seguramente aprendes algo mientras te ríes y yo creo que no hay mejor forma de aprender que esa.
      Un abrazo,
      Ale

  4. Por lo que he leído por ahí…parece ser que Victor Hugo estaba muy en contra de las penas de muerte. No conocía la historia de Maximiliano…ni la existencia de este libro…ya anotado para el futuro.
    Un abrazo!!

  5. Pobre Maximiliano!! Me ha gustado mucho esta entrada, me he reído un montón y me han entrado muchas ganas de leer el libro, tiene que ser muy interesante descubrir todas estas cosas y, sobre todo, muy divertido. Ya nos contarás qué tal el resto de libros de la autora. Muchos besos!!

    • Goizeder:
      que ya me han llegado los libros, ahora solo falta que tenga tiempo para hincarles el ojo….ganas tengo, tiempo me falta (ahora si me falta…entre que los niños necesitan las computadoras para trabajos finales y el estudio es poco lo que me la dejan a mí)
      un beso,
      Ale.

  6. ¡No sabes la de veces que Inma me ha recomendado este libro!

    En realidad todo lo de Nieves Concostrina y siempre me dice que la tome de ejemplo para pasar a la literatura.

    Yo la he hecho caso parcialmente porque a veces oigo unos mini-espacios que ha grabado una radio española pública (Radio 5) que creo que se refieren a historias de este libro, por lo menos algunas.

  7. ¡Humor negro! Pero a mí al leer el título lo que se me ocurre es eso de Polvo eres… y en polvo te convertirás. Aunque últimamente yo estoy hecha polvo, que no es lo mismo que…(expresión española que supongo tendrá su correspondiente equivalente en Méjico)

    • Lammermoor:
      pues si, tiene que ver con esa frase…este se llama polvo eres pero tiene otro libro que se llama “Y en polvo te convertirás” que trata sobre tumbas…lo que dicen estas creo…no lo se bien porque a mi me han traído el polvo eres 2 (que también se presta mucho a la chacota, tal como la expresión española que mencionas 😉 )
      un beso,
      Ale.

  8. Me hiciste reír tannnto!!! Pero no sé si me banco este tema “necro”; me impresiona un poco/bastante. No puedo dejar de pensar en los olores, los fluídos, mmm, me revuelve las tripas!
    Beso
    Marcela

    • Marcela:
      créeme el libro tiene más de divertido que otra cosa…e informativo. Tiene la historia también de lo que tuvo que padecer el cadáver de Carlos Gardel (que yo sabía había habido un entierro apoteósico, pero no que el cadáver tardó tanto en llegar a la Argentina).
      Un beso,
      Ale.

  9. jajajaja Pobre hombre, de verdad que no consiguió eso de la calma. Pues menudo libro tan diferente y divertido, aunque la cuestión se precisamente de los cadáveres, jajaja.
    Veo que te lo puedes pasar muy bien leyéndolo 😀

  10. Ay, Ale. Tienes que perdonarme. Creo que el cansancio que llevo arrastrando desde hace tiempo, me ha alterado las neuronas. Intenté borrar el comentario anterior (poco oportuno) pero no pude.

    Ahora, más descansada -o menos cansada- debo decir que el libro parece divertido. El fragmento que cuentas bien podría servir de guión para una película.

    Siempre nos traes unos libros la mar de originales.

    Un beso (y perdón de nuevo por la extemporaneidad)

    • Lammermoor:
      ¡no te preocupes! no pasa nada…
      El libro es divertido y es de esos que puedes leer cuando andas muy ocupada porque cada historia tiene entre 2 y 3 páginas…y eso puedes acomodarlo en cualquier tiempito libre cuando anda uno escaso de tiempo.
      Un beso,
      Ale.

  11. Todas las mañanas me levanto escuchando alguna historia de Nieves Concostrina, en RNE, y lo cierto es que me hace mucha gracia, con su peculiar modo de contar las anécdotas de la historia y sus muertos ilustres.
    Pero no sé si me gustaría el libro. No es lo mismo escuchar contar un chiste a alguien que tiene mucha gracia al hacerlo, que leerlo en un libro. Sobre todo uno detrás de otro.

    • Ascen:
      créeme que tiene la misma gracia para escribir y tú que le conoces la voz podrás irle dando la entonación adecuada 😀
      que en mi cabeza se oía bastante mexicana cuando la leía yo jajaja
      un beso,
      Ale.

  12. Sí que está bien, Ale. Y los otros de esta autora también te los recomiendo.
    Lammemoor, tiene otro que se titula “…Y en polvo te convertirás” desdicado a los epitafios.
    Desde aquí un guiño a Loque que es mi Nieves Concostrina particular.
    Buena semana a todos

  13. No conocía el libro, pero la historia que nos has contado me ha parecido de lo más curiosa. ¡Pobre Maximiliano! Nada más lejos de lo que escribió…
    Gracias por el descubrimiento, Ale. Un beso.

    • Luisa:
      Maximiliano sufrió mucho, creo que no se merecía este destino. Con haberlo desterrado a su casa era más que suficiente, pero bueno, no querían que volviera a intentar ser nuestro emperador.
      Un beso,
      Ale.

  14. Parece un libro de esos que te levantan una sonrisa, y ando tan necesitada ahora que me lo apunto a ver si consigo hacerme con alguno… y de paso consigo relajarme un rato.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s