LIBRO: Diario de Elena

EL  DIARIO  DE  ELENA

Brooke and Keith Desserich

Este Es el último libro con esta temática que me hicieron llegar después de la entrada del libro Querido Hijo. Prometo que la siguiente entrada será de un libro muy alegre. Gracias a mis amigos por hacérmelos llegar.  

El día que Elena murió, nuestro mundo se rompió. Ella y su hermana siempre serían  mis princesas. Serían ingeligentes y hermosas. Pero Elena tenía sólo seis cortos años, ciertamente no lo suficiente para hacer cosas asombrosas. Esta noche se que estoy equivocado. En seis años, ella consiguió lo imposible y triunfó ahí donde yo fallé. Sólo que esta vez, su rol era inspirar y el viaje debía ser hecho por otros. Veo esto no sólo en los esfuerzos de las personas para luchar contra el cáncer, sino más directamente en las cartas que recibo que recibimos aún hoy y que comienzan con “usted no me conoce pero…” y luego me cuentan cómo han cambiado sus vidas a través de su lucha para simplemente vivir. La lección de Elena no es una de muerte y cáncer, sino de esperanza y vida. Ella me enseñó como vivir, como amar y como reir. Nunca olvidaré esa lección. Hoy sigo acariciando el cabello de Gracie y le susurro al oído: “Eres mi princesa. Eres inteligente, hermosa y harás grandes cosas” Se que lo hará. Pero antes de que salga de su cuarto, toco la foto de Elena que está sobre el apagador de la luz y susurro: “Te amo Elena. Lograste grandes cosas”. Ciertamente lo hizo.”

Dibujo de Elena, que hoy es el logo de la fundación "The Cure Starts Now"

Este es un libro tristísimo. Los Desserich tenían dos hijas: Elena y Gracie. Elena fue diagnosticada con un cáncer cerebral en 2006 y les dijeron a sus papás que era inoperable y que sólo viviría 135 días.

A pesar de que se negaban a pensar en lo que eso significaba, lucharon contra la enfermedad tratando de que su hija viviera momentos inolvidables en familia. Y en el camino se enfrentaron a pensar si estarían malcriandola en vez de educándola, sufrieron pensando si habían tomado el tratamiento que salvaría su vida o el que retrasaría su cura. Pero sobretodo, a través de las páginas del libro hay un mensaje que llega alto y claro para quienes tenemos hijos: disfrútalos, ámalos, abrázalos, pasa tiempo con ellos. Cada instante que puedes pasar en familia es una bendición. Lo que es valioso toma un nuevo lugar en la escala de valores y los papás que tenemos hijos sanos no tenemos idea de la suerte que tenemos CADA DÍA padres de niños enfermos quisieran estar en tu lugar y no viendo a sus hijos desvaneciendose ante sus ojos. ¿Qué te despiertan en la noche? ¡puede llegar hasta tu cama! ¿Qué está haciendo travesuras, y peleando con el hermano? ¡está sano! En teoría, tiene un futuro largo delante de él.

 Era una pequeña sonriente, con un carisma especial. Una niña de esas a las que le gusta vestir de rosa, con brillitos por todos lados (en la camisa, el pantalón), con gasas, vuelos y encajes,  estar arregladísima y tener muchas diademas para peinarse. A pesar de que era tan pequeña, le encantaba leer y escribía pequeñas notas para sus padres.

Los padres, pensando que Elena podría morir y que Gracie era demasiado pequeña para recordar a su hermana, comenzaron un diario donde contaban lo que iban viviendo desde que recibieron el diagnóstico.

Mientras tanto la enfermedad de Elena fue avanzando y ella perdió la movilidad de su pierna y brazo izquierdo, la voz y la visión. Y enfrentaba lo que le iba pasando con una madurez mayor a su edad. Mientras aún pudo mover su mano, se comunicaba escribiendo.  Sin que  su familia se  diera cuenta, Elena escondió muchas notas en su casa, y en la casa de otros familiares. Estas notas las encontraron hasta después de que falleció. Unas estaban en unas mochilas, entre las cajas de los cd’s, entre los platos, cajones, en unas fotos guardadas en cajas. Su mamá dice que era como si Elena viniera en esos momentos a besarla y recordarle que está bien dondequiera que se encuentra. De ahí el nombre del libro en inglés (notes left behind).

Algunas de las notas de Elena que se encontraron tras su muerte.

Publicaron el diario y las ganancias del libro van a la investigación sobre este cáncer infantil. Esta es la liga a la fundación que iniciaron sus padres.

Anuncios

18 comentarios

  1. Por favor, por favor, por favor… Ni un dramón más querida Ale que me tienes con el alma en vilo!

    Es cierto que hay que disfrutar de la familia y de los amigos todo lo que podamos …

    Un besico fuerte!

  2. Te aseguro que el libro no lo voy a leer, porque ha sido con las notas y ya se me ha escapado una lagrimita. Y hay que aprovechar el tiempo que estamos aquí para disfrutar de la familia y los amigos, que muchas veces no los valoramos como realmente se merecen.
    Besotes!!!

    • Margari:
      hay historias sumamente duras, y más tristes porque son reales, como en este caso.
      Lo más importante que saqué de él: disfrutar el ahora, con todo lo que trae.
      Un beso,
      Ale.

  3. Ale, ¡jamás podría leerlo!. Es demasiado … No sabés lo que me emocioné sólo con leer esta entrada. Sin embargo coincido con lo que decís, deja una enseñanza enorme. Generalmente, no somos concientes en cuán afortunados somos al tener a nuestra familia sana … y nos quejamos o enojamos por tantas pavadas!
    Beso
    Marcela

  4. Me alegro de leer tu reseña, Ale, pues puedo conocer este caso, a esta familia y a esta niña, sin pasar por el sufrimiento por el que supongo que tú habrás pasado al leerlo.
    Es cierto que no sabemos qué tenemos hasta que lo perdemos y, a pesar de que a veces nos los comeríamos, los hijos son una fuente de dicha inimaginable.
    Un saludo.

    • Ascen:
      estoy totalmente de acuerdo: el corazón nunca vuelve a estar desocupado cuando uno es madre, y es fácil ser feliz cuando los hijos están sanos. Es cuando enferman o tememos perderlos que sufrimos como enanos.
      Que bueno que la entrada te sirviera para conocer el caso.
      Un beso 😉
      Ale.

  5. Me encantó la reseña Ale, pero no estoy yo para historias tan tristes.
    Tienes razón en que cosas así nos hacen valorar lo que tenemos.
    Un abrazo guapa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s