LIBRO: Las Viudas de los Jueves

LAS  VIUDAS  DE  LOS  JUEVES

Claudia Piñeiro

Editorial Alfaguara

Este libro ganó el Premio Clarín de Novela 2005. La trama es la vida de unos matrimonios en un barrio residencial de Argentina, familias de clase media alta que han sido favorecidas con el crecimiento económico que vivió este país en los noventas. Los que viven fuera de ese barrio  ven con envidia el tipo de vida y riqueza en que se mueven.

Para entrar a ese barrio residencial, hay que tener ciertas características y mantener un estatus social “adecuado”  dictado por los más carismáticos de “los de adentro”. Poco importa que tengas que aparentar ser lo que no eres, consumir lo que no puedes (o te interesa) aunque te arruines en el intento. No hay nada peor para los de “adentro” que ser expulsados o verse en la necesidad de irse porque su economía ha declinado. A poca distancia de este barrio, hay zonas de pobreza extrema.

Es un retrato de la sociedad consumista, donde prima el cuánto tienes antes del quien eres. Se les enseña a los hijos a que serán aceptados si y sólo si, cumplen con las expectativas de ser un accesorio envidiado por otros, y no un problema a ocultar. Matrimonios llenos de rencor, pero que se mantienen en aras de seguir perteneciendo al club de amigos. Caridad mal entendida donde se da para presumir, pero no para ayudar.

Fue llevada al cine, aquí les dejo el avance de la película:

 

Un buen libro para leer y dejarse sorprender por esto que sucede en Argentina, pero que existe  en cualquier ciudad del mundo.

 

Anuncios

48 comentarios

  1. Tienen pinta de ser muy malignos estos personajes…
    No lo he visto, pero el título me sonaba, aunque no me imaginaba que fuera sobre estos ricos que sólo quieren que aparentar…

  2. Oye, parece una novela de terror ¡je,je!
    La verdad es que el título me sonaba, no sé si de una película o de una obra de teatro, pero debe ser por la peli, como dice Masteatro. En todo caso desconocía el argumento, pero en principio no me llama mucho ¡Bieeen!
    Un beso

  3. No conocía este libro. No me llama mucho la atención, pero lo tendré presente por si algún día termino con mi lista de pendientes, cosa que al ritmo que voy creo que nunca va a pasar.
    Besotes!!!

  4. Me llama mucho la atención la portada del libro, no sé por qué pero me parece que es como el cartel de una serie de televisión o de una película más que la portada de un libro. Aun así la historia pinta muy bien. Muchos besos y feliz fin de semana.

    • Goizeder:
      creo que la portada que le pusieron era el cartel de la película…la primera edición era con otra portada.
      Un beso también para tí y también mis mejores deseos para que pases un feliz fin de semana,
      Ale.

      • Si, la portada de esta edición es el cartel de promoción de la película. Las primeras ediciones tienen como imagen parte de un alambrado, ya que la historia está ambientada en un country (barrios cerrados, que son como clubes a los que solo acceden propietarios o invitados). Aquí se refleja la vida de un barrio donde vive gente de un alto poder adquisitivo (o que aparenta tenerlo), pero hay otros barrios cerrados en los que vive gente de clase media y que han terminado viviendo ahí por la terrible inseguridad que se vive en mi país. No creo que sea una historia que atraiga o llene a personas de otros lugares, es una novela muy localista con referencias a hechos y actitudes que son muy argentinos.
        Saludos,

      • Soledad:
        Aquí en méxico también existen estos barrios residenciales privados, y serán más porque la violencia ha crecido mucho. Uno de sus atractivos es precisamente la seguridad que dan, o la impresión de seguridad que dan.
        Un beso,
        Ale.

  5. Hace unos años que leí este libro, por lo que no lo tengo demasiado fresco, y también vi la película – que no se ajustaba mucho al libro -.
    Lo que sí tengo fresco es el fastidio que me provocaron esos personajes tan estereotipados: los ricos, malos; los pobres, buenos. Me pareció exagerada la mirada de la autora, casi te diría que hasta resentida…
    Beso
    Marcela

    • Marcela:
      tienes razón, pero ¿no es así en las telenovelas? (cuando menos las mexicanas: los ricos son malos, arrogantes, se salen con la suya; los pobres luchan mucho, son muy buenos, todo lo creen y esperan el bien….al final, la bondad gana sobre la maldad, etc, etc). Es un libro que podrían hacer serie con mucho éxito (ahí están las esposas desesperadas de hollywood).
      Un beso,
      Ale.

  6. TENÉS RAZÓNNNN!!! Mirá si habremos sufrido junto a Thalía todas las maldades que le han hecho tantos ricachones malos!
    De todas maneras, para juzgar el libro, debería volver a leerlo … sólo recuerdo lo mal que me cayeron esos personajes!
    Beso
    Marcela

  7. Lei este libro cuando se publicó aqui en Argentina. La autora se convirtió en una best seller inmediatamente aquí. El libro cuenta en realidad un fen+omeno que se dio con mucha fuerza en la década de los noventa aquí, que fue un crecimiento económico desmesurado por parte de algunos (con el dolar igualado al peso argentino en forma artificial). Se dio así qe esas familias de “nuevos ricos ” optaron por vivir en barrios cerrados como el que describe la novela, refuguandose en realidad de los mas desfavorecidos por el sistema. Los noventa fueron un decada de frivolidad y consumismo, y los personajes, aunque un poco maniqueos creo que reflejan bastante bien un recorte de la realidad nacional. Saludos

    • Valeria:
      ese boom económico provocó también después estrepitosas caídas, y ciertamente mucho dolor. Creo que como dices, refleja una realidad no sólo de tu nación, sino perfectamente extrapolable a cualquier otra ciudad del mundo. ¿Qué tal va el nuevo libro de Claudia? ¿ya lo has leído?
      Un beso,
      Ale.

  8. No me gusta absolutamente nada cuando se pone un fotograma de la película como portada de un libro. Es que no me molesto ni en leer la reseña, soy así de delicada…

  9. Bueno, yo soy argentina, por lo que conozco el libro y la película.
    La vida en los llamados “countries” es como vivir en una burbuja llena de superficialidad, competencia por quién tiene el mejor auto o la mujer con mejor cuerpo.
    Pretenden aislarse de la “gente común” y de cruzarse (Dios no lo permita!) con pobres.
    Besos.

  10. Un tema muy galdosiano, donde el entramparse para figurar es una constante.

    Recuerdo (más o menos) una frase sobre unos condes o duques o lo que fuera que comían con lo que les fiaban los tenderos, y un personaje añade que se gastan el dinero en fiestas mientras “no tienen para pagar un repollo”

    • Loque:
      me gusta ese adjetivo “galdosiano” 😉 le queda muy bien al libro.
      Te digo que deberías reseñar lo que lees (ahhh pero la dominación mundial no te deja tiempo para hacerlo supongo)
      un beso,
      Ale.

  11. Cada vez hay más gente que sueña con pertencer a grupos selectos.

    Me gustaría decir como a Groucho: Jamás aceptaría pertenecer a un club que me admitiera como socio.

    Hace pocos días vi un reportaje de un barrio de Buenos Aires, que ahora no recuerdo el nombre, en el que se está haciendo como una especie de solidaridad de la pobreza.

    Los pobres nunca pueden vivir de las apariencias. Había oído hablar de este libro a una de mis “compis” argentinas

    Un besico Ale!

    • Susana:
      eso de los clubes tiene como desventaja que en vez de unir a las personas (no se si dentro están unidas) lo que hace es dividir…y esto nos lleva a no pensar en el otro como persona valiosa, digna, merecedora de respeto. Y todo lo que divide lleva después al racismo, la guerra, la envidia.

      Un beso,
      Ale.

  12. Este me gusta, lo apunto, Pero ¿de verdad que esta zona residencial existe? dices que esto pasa en todos los sitios. No estoy tan segura de eso. Por aquí no pasa (aunque igual es que estoy demasiado baja en la escala social jeje)
    Otro abrazo

    • Icíar:
      aquí existen esas zonas residenciales, y algunos han tenido la mala suerte de que los narcotraficantes llegan a vivir ahí y bueno, ha habido matanzas dentro de ellos.
      Un beso,
      Ale.

      • Desde luego que con el comentario de Marcela y tuyo, lo compro seguro.
        Aquí la cosa se va torciendo cada vez más, con 5 millones de parados … no me extrañaría que poco a poco la cosa se vaya decantando hacia esas formas. Yo creo que en un grupo de esos me consumiría …

  13. Icíar,
    Buenos Aires está lleno de barrios cerrados y cada vez se hacen más. Hay de distintos tipos, algunos muy selectos y muy caros y otros, no tanto.
    Pero, me parece que más allá del snobismo, el principal motivo es la inseguridad terrible que se está viviendo en Buenos Aires en especial y en la Argentina en general.
    Si leés los diarios argentinos vas a ver que los asesinos y ladrones andan sueltos, matando y robando a mansalva y la gente honesta vive encerrada. La gente que puede huye de Buenos Aires a esos barrios cerrados.
    Yo vivo a 500 kms de BsAs en un pueblo chico (acá no existen los barrios cerrados) pero vivimos con rejas, trancas y alarma las 24 horas del día. La estamos pasando muy mal y con mucha violencia.
    Besos

    • Gracias Marcela, lo que cuentas es espeluznante. Supongo que una se acostumbra, pero de entrada, qué desgracia, y los banqueros cada día más ricos, y los políticos, y las grandísimas empresas, y nosotros equivocándonos, peleándonos la izquierda con la derecha, cuando el “mal” está instalado en el trejemaneje de las altas esferas que ya no tienen color (al menos, eso creo yo que por aquí)
      ¡Oye! ¿Es que no tienes casa (blog)?

    • Marcela:
      aquí en México también hay muchos, como allá supongo: unos muy exclusivos, otros no tanto. La inseguridad está escalando, no sólo por que haya robos a casas-habitación, sino violencia en las calles. Espero que poco a poco esto cambie…tenemos que hacer algo para que así sea.
      un beso,
      Ale.

  14. Icíar y Ale,
    me parece que la inseguridad ha ido ingresando en nuestras vidas en forma tan gradual que hemos terminado acostumbrándonos a vivir así.
    Los gobernantes argentinos dicen que no hay inseguridad, que lo que hay es una “sensación de inseguridad”: tenemos sensación de muertos, sensación de robos, sensación de secuestros … ¿No es una burla?
    Pero no arruinemos este blog hablando de política cuando tenemos la posibilidad de evadirnos – al menos por un rato – de esta dura realidad a través de los libros!
    Beso
    Marcela
    Icíar, sí que tengo casa: Teresa es tan amorosa que me aloja en Los libros de Teresa 🙂

    • Ah, bueno, claro que conozco esa casa, suelo ir de visita por allí, aunque desde hace poquito … y sí, tienes razón, dejemos la política aparcadita.
      Un placer.

    • Marcela:
      😉 aquí también nuestro gobernador dice que no hay inseguridad…no ha dicho todavía esa locura de que lo que vivimos es una “sensación”…el niega hasta eso.
      Pero bueno, como dices, lo bueno es que tenemos a los libros y cada quien debemos hacer lo que nos toca (o más incluso) para que la violencia termine.
      Un beso,
      Ale

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s