LIBRO: Una Semana de Octubre

UNA  SEMANA  DE  OCTUBRE

Elizabeth Subercaseaux

Editorial Suma

Este libro lo compré en la FIL en un stand de literatura chilena. En 2008 la autora (chilena radicada en Nueva York) presentó la traducción de este libro a Francia, Alemania, Holanda e Italia. Y en 2009 ganó el premio Liberaturpreis, que entrega  anualmente el Centro Ecuménico de la Iglesia de Cristo de Frankfurt a escritoras latinoamericanas, asiáticas y europeas. El nombre del premio es una mezcla entre “libertad” y “literatura”. Recibió el premio en la Feria Internacional del Libro en Frankfurt.

¿De qué trata el libro? de una mujer, Clara, que está luchando contra el cáncer de seno. Su marido le sugiere que comience un diario, donde vaya anotando lo que está viviendo ya que siempre ha disfrutado de escribir. Lo que no sabe es que este diario se convertirá para él en fuente de ansiedad, pues comienza a leerlo y a verse a través de los ojos de su mujer. Un capítulo del libro es el diario, y el siguiente es cómo reacciona él a lo que lee.

Es curioso como con el paso del tiempo, hay acontecimientos que las parejas podemos platicar de manera tan opuesta: cada uno la hemos guardado en la memoria con diferentes registros; ha tenido diferente significado. Cuando uno no tiene por costumbre platicar ahondando en lo que el otro es/piensa/siente las parejas tienden a separarse, a dejar de conocerse, de descubrirse (porque todos cambiamos) y las consecuencias son el alejamiento, la rutina y vivir con un extraño. Una enfermedad siempre es un aliciente para volver a descubrirse….o acabar de desconocerse. Una lectura dura, pero sin duda muy disfrutable. Me gusta mucho como escribe la autora. Aquí les dejo una muestra pequeñísima: “La llegada de este mal es como la de un enemigo omnipotente que ocupa todos los espacios de tu familia, tantos los físicos como los espirituales, un pulpo negro de carnes prietas cuyos tentáculos se adueñan de cada rincón de la existencia; pero así y todo, invadida, la vida sigue su curso”.

Anuncios

28 comentarios

  1. Ale, qué interesante, me apunto el libro.
    Ya es difícil ponerse en el lugar del otro si no se ha vivido la misma situación, con que descubrir que “esa persona ha cambiado” ya tiene que descolocarle a uno.
    No conocía ni el libro ni a la autora.

  2. A mí también me parece muy interesante Ale.
    ¿Crees que puede gustarle a alguien que ha pasado por un cáncer como ese? Estoy pensando en mi suegra, que lo pasó muy mal durante todo el tratamiento, pero ahora ya está recuperada, y además le gusta mucho leer.
    Desde luego ella no escribió un diario (tampoco tenía un marido que lo leyera, porque mis suegros están separados) pero creo que puede ser realmente interesante la historia.
    La verdad es que el libro no me suena de nada, pero tomo nota “mental” del título, que por cierto me parece muy bonito (yo es que soy muy otoño-invernal).

    Un beso

    • Booki:
      ¿sabes cuál te recomendaría para alguien que ha pasado por un cáncer? El de Soraya Lamilla (“Con las cuerdas rotas”) que está muy al principio del blog, pero puedes encontrarlo en las categorías por autores. No porque este no sea bueno, pero en el otro, ella habla de su experiencia con el cáncer, cómo lo vive, lo que le hace la quimio, sus esperanzas y miedos. Escribe maravillosamente bien y plasma su experiencia con una sensibilidad exquisita.
      Esta es una novela, y si bien el personaje principal padece la enfermedad, no es el tema central del libro. Pero pienso que si, también le puede gustar. La imaginación siempre es un buen distractor para la enfermedad.
      Me has sacado una sonrisa al definirte otoño-invernal 🙂 nunca había escuchado esto.
      Un beso,
      Ale.

  3. “Me gusta mucho como escribe la autora”…
    ¿Será otra chilena de la que habrá que hablar mucho como Isabel Allende o Gabriela Mistral?

    Buena reseña, de colección.
    Un abrazo,
    AD.

  4. Ay, es un tema que no me gusta, pero es interesante lo de las perspectivas distintas sobre el mismo acontecimiento,
    Hace poco leí un libro que combinaba miradas diferentes sobre lo mismo.
    Saludos!

  5. Preciosas frases la del final…sin duda, gracias a Dios, aún no he tenido que pasar por una enfermedad como esa, pero desde luego, tiene que ser horrible. Y describe de maravilla lo que se debe sentir.
    Es cierto lo que dices más arriba…con el tiempo, vas descubriendo que guardas distintos registros que tu pareja, a pesar de vivir los mismos acontecimientos. A veces coincidimos, pero no siempre…y eso lo hace más enriquecedor aún.
    Mil besos grandes!!

    • María (libros y te):
      es lo bonito de tener pareja 😉 eso digo yo. Cuando ya seamos viejitos, recordaremos lo que hemos vivido y serán como dos historias diferentes jajaja. Seguro que no nos aburriremos.
      Un beso,
      Ale.

  6. Gracias Ale! Tomo nota de ambos libros, aunque ahora que se encuentra bien tengo miedo de que lo que consiga con estos libros sea recordar lo mal que lo pasó, aunque por otro lado supongo que eso es algo imposible de olvidar por muy bien que se encuentre ahora ¿no?
    Bueno, yo por si acaso me los dejo anotados.
    Besos

  7. No conocía a la autora ni este libro, que seguro merecerá la pena leer a pesar de su dureza.
    Otro que me apunto. ¡A este ritmo me voy a tener que salir de casa para dejar entrar tanto libro! Y no hablemos ya del tiempo para leerlos…
    Un abrazo.

    • Luisa:
      ¡vale la pena! yo ando en las mismas ya: sin espacio en casa, y sin tiempo para leer tanto libro.
      Comienza a entrarme el agobio, porque además tengo muchas actividades próximamete.
      Un beso,
      Ale.

  8. Me gusta la perspectiva que plantea el libro de las dos visiones del mismo hecho. No siempre somos capaces de decir lo que sentimos o cómo nos sentimos, sobre todo si pensamos que nosotros o nuestros sentimientos, no están acordes al sentir general.
    Un beso.

    • Ascen:
      es que somos muy complicados los seres humanos, lo que finalmente hace que la vida sea tan disfrutable…¿te imaginas si no hubiera desacuerdos, o peleas? ¿cuándo aprenderíamos a ver la vida desde el punto de vista del otro? 😉
      un beso,
      Ale.

  9. Pues no conocía tu blog hasta que Bookworm me mandó un enlace para mirar una reseña tuya…. y ya llevo leídas varias reseñas. Me ha encantado tu blog así que empiezo a seguirte.
    Y sobre este libro pues no lo conocía pero me ha gustado mucho lo que cuentas. Lo anoto para ver si lo encuentro porque realmente me ha interesado mucho.
    Besotes!!!

  10. Lo tendré en cuenta ale, y también ese otro que le has dicho a Bok.

    Pero la verdad es que yo no sería capaz de regalar ninguno de estos libros a quien haya pasado por una experiencia así; no se, pero me da mal rollo, es como el de la vida en la puerta de la nevera, si leerlo yo me costó un mar de lágrimas, no me imagino que lo leyese alguna de mis amigas que están en proceso de quimio …

    Cierto que la otra parte del asunto, lo de ver un mismo hecho objetivo, desde el tiempo y la distancia de formas distintas me parece muy interesante.

    Un abrazo!

    P.D. Poco a poco me voy poniendo al día, pero veo que sigues y sigues sin parar.

    • Susana:
      creo que el de Soraya haría a quien pasa por un cáncer, no sentirse solo. Ella explica muy bien lo que le pasa, como lo vive. Este es una novela, una historia que puede distraer sin duda pero yo no la recomendaría para alguien que está pasando por este proceso. Me parece que hay libros mejores para quien vive esto: La enfermedad como Camino (Thorwald Dethlefsen) , El sentido de la enfermedad (Jean Shinoda Bolen), El mensaje curativo del alma (Rudiger Dhalke), El Jardinero Fiel (Clarissa Pinkola) por mencionar algunos…

      Un beso,
      Ale.

  11. Ay, Ale no se si podré leerlo. Ya en El olvido que seremos se me hizo muy cuesta arriba la parte en que habla de la enfermedad y muerte de su hermana por un cancer y me hizo pensar en mi cuñada.
    Aún así, me parece interesantísimo esa contraposición de las distintas visiones de un mismo hecho. Que cierto es que cada uno vivimos y percibimos las situaciones de forma a veces opuesta.

    P.D: últimamente estás imparable. Casi no me da tiempo a leerte, no te digo ya a comentarte.

    • Lammermoor:
      creo que todos los libros tienen su momento ideal para ser leídos…así que pasa de él hasta entonces 😉 la lectura tiene que ser un placer, no un sufrir.
      ¿te parece que estoy imparable? 🙂 lo que pasa es que estoy más disciplinada a hacer una reseña cuando termino de leer el libro porque si no se me van las cabras al monte y luego no hay poder humano que me haga escribir nada (me sucedió bastante el año pasado, así que este año estoy cumliendo con mis propósitos de enmienda). Pero no son más de 3 libros a la semana amiga (no es tanto t-a-n-t-o ¿o si? 😉 )
      Un beso,
      Ale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s