LIBRO: Los Reyes Católicos III

LOS  REYES  CATÓLICOS  III

Las  Hijas  de  España

Jean Plaidy

Editorial Vergara

 

Los hijos de Fernando e Isabel, Juan y Juana, han sido prometidos en matrimonio a los hijos de Maximiliano de Habsburgo y María de Borgoña. Juana se embarca para llegar a Bélgica a casarse con Felipe de Austria (el hermoso le decían, a saber por qué 😉  si han visto retratos de él sabrán por qué lo digo) y esos mismos barcos regresan a España con la archiduquesa Margarita que se casa con Juan.

Mientras, se hace el compromiso con Inglaterra para casar a la hija más pequeña de los reyes, Catalina, con el heredero a la corona (Arturo).

Isabel, hija de los reyes, aún no quiere casarse de nuevo. Torquemada les dice a los reyes que el deber de su hija es acceder a un matrimonio para fortalecer a España, y que si el rey Manuel de Portugal quiere casarse con ella, hay que pedirle que para realizar el matrimonio él se comprometa a sacar de Portugal a los judíos que no quieran convertirse al catolicismo. Y Manuel accede, con lo que Isabel hija se casa con él.

Juan muere 6 meses después de la boda, y Margarita estaba embarazada, pero el niño nace muerto. Felipe y Juana se hacen llamar herederos de Castilla, cosa que obliga a los reyes a nombrar a Isabel como su heredera y llaman a Manuel e Isabel a España para que las cortes los reconozcan como herederos. Isabel viaja embarazada, y da a luz a un niño, Miguel. Isabel muere una hora después del parto. Manuel está destrozado, y regresa a su país, accediendo a dejar a su hijo bajo el cuidado de sus suegros para que lo eduquen. (¡cuanta tragedia, 😦 tanto que le costó casarse con ella para que viniera a morir de parto! Y su hijo no vive mucho más).

Entretanto Juana y su marido se dice se enamoraron nada más al verse, pero Juana comienza a mostar un comportamiento desequilibrado que asusta y da de qué hablar en la corte (que eran chimosísimas 😉 ). La reina Isabel se entera de que su hija se comporta indecorosamente, no va a misa, persigue y cela al marido, y parece estar perdiendo la razón.

Catalina se da cuenta del sufrimiento de su madre con las noticias que le llegaban de Juana, y le promete que ella nunca olvidará que es una princesa de España y que debe comportarse con la dignidad que su cargo exige.

Juana tiene a su primer hija Leonor, luego tuvo a  Carlos (que será Carlos V de Austria y I de España), y luego a Isabel. Miguel fallece y Juana y Felipe deben venir a España a ser declarados herederos ante las cortes. Felipe ya estaba cansándose de Juana, y se regresa a Flandes dejándola embarazada y al parecer esta lejanía de Felipe hizo que su locura se agravara. La reina Isabel sufría mucho viendo en su hija los mismos síntomas que había visto en su madre. Juana da a luz a su hijo Fernando y viaja con su marido.

Catalina viaja a Inglaterra a casarse con el príncipe Arturo. Y enviuda al poco tiempo. Esto no viene en el libro, pero yo creo que esperaba seguramente regresar a España, como había regresado su hermana Isabel, pero se queda en Inglaterra porque se atravesaron cuestiones de la dote (que si te la iba a pagar pero mira nomás que tu hijo se murió y ese matrimonio duró re-poquito, como vas a querer que te pague todo, etc, etc, etc). Finalmente se casa con el hermano de Arturo, Enrique que subió al trono como Enrique VIII.

Colón regresa habiendo descubierto en Nuevo Mundo. (Creo que es lo único bueno que les sucede a los reyes en este tercer libro :D).

La reina Isabel se veía así separada de sus hijos, unos porque habían muerto prematuramente, otros porque tuvieron que ir a vivir lejos de su lado. María fue casada con Manuel, rey de Portugal y viudo de su hermana Isabel (¡que revolturas!).  La reina sufría mucho por sus hijos. Muere  en 1504.

Cuadro de Eduardo Rosales. La Reina Isabel dicta su testamento

Anuncios

16 comentarios

    • Ascen:
      eran vidas de lo más trágicas….claro que el resto de la población no lo pasaba mejor, pues vivían entre guerras y muy exprimidos por los impuestos. Y si no los vemos por un agujerito ¡que bien sería verlos en la tele! ¿no? 😉
      un beso,
      Ale.

  1. Sobre Juana “la loca” hay un libro de Manuel Fernández, Juana , la cautiva de Tordesillas. El sostiene la teoría de que no estaba loca sino deprimida -en un país desconocido, sin amigos y con un marido que se dedicaba a ponerle los cuernos.

    En fin, que al final los personajes de la historia nos dan tanto juego como los de una novela. 😉

    • Lammermoor:
      tomo nota del libro para leerlo después 😉 lo cierto es que Juana debe haber sufrido muchísimo loca o no. Eso de estar encerrada tantos años y en esas condiciones…pobre mujer.
      Un beso,
      Ale.

  2. Muchas veces he oído que Juana la Loca no tenía nada de loca, que como dice Lammermoor estaba deprimida y sobre todo que se comportaba sin disimulo alguno, algo que una Corte jamás perdona.

    Además de venirle muy bien a su maridito y papaíto que se la encerrara para siempre jamás.

    Sin embargo Vallejo Nájera en “Locos Egregios” afirma (y da muchas argumentaciones) que era esquizofrénica.

    Pues vete tú a saber, había tantos intereses en juego ….

    Ah, que en ese mismo libro se menciona que Juana era muy guapa, pero muy sosa: siempre vestida de negro, sin ninguna gracia como toda la corte española, y que Felipe no era tan “hermoso” pero sí era muy desenvuelto, iba a la moda, sabía bailar…

    Aunque tú ibas por otro sitio ¿no, picarona?

    • Loque:
      ¿a dónde iba ehhh? que me he perdido;) jajaja…Felipe era muy feo, pero feísimo (en los retratos que yo he visto). ¿Sería que su atractivo tenía que ver con que era un buen elemento para las fiestas? ya lo veo gritando “ehh, ehh, ehh” mientras pasa por debajo de un palo…

      Juana en cambio era más agraciada, pero tuvo una vida de lo más triste. Loca o no, la aislaron y no la tenían en condiciones correspondientes a su rango.

      Un beso,
      Ale.

  3. Dios mío!! Me encanta leer y recordar contigo la historia de aquella época. Pero, mira que tuvieron que sufrir. Espero que al menos, (esto no lo sé) recibieran amor de algún lugar. Qué de soledades vivieron!!

    Catalina, siempre que me la nombras, me acuerdo del lugar en qué nació…tan cerca de mi casa. A menos de cinco minutos andando. Ayer de hecho estuve escuchando una conferencia dentro del Palacio donde nació. La mejor parte de este Palacio quedó destruida en la Guerra Civil.
    Un abrazo grande!!

    • María (libros y te):
      Sin duda fueron vidas con muchos privilegios, pero también muchos dolores. Isabel debe haber recibido cariño de sus hijos y por eso murió tan pronto cuando dejó de tenerlos bajo sus brazos protectores, y vió que no era posible alejarlos de las penurias de la vida.
      ¡Ahhh, algún día iré a ver ese palacio! ¡que ganas tengo!
      un beso,
      Ale.

  4. ¡Cuántas desgracias! Casi parece que estemos viendo una telenovela. En este caso no puede ser más cierto el dicho de que la realidad supera a veces la ficción.
    Ale, no sabes cómo disfruto estas reseñas tuyas que me ayudan a recordar la historia de mi país.
    Un abrazo fuerte.

    • Luisa:
      es de no creerse tanta desgracia ¿verdad? Esta trilogía cuenta que la hija mayor de Isabel (llamada igual) tenía pesadillas donde escuchaba a los judíos que iban al exilio maldecir a los reyes bajo cuyo mandato eran expulsados…y que la desgracia los alcanzaría tarde o temprano. Pero creo que eso es ficción…(eso de que tenía pesadillas…si creo que los maldijeran después de todo, su suerte era terrible).
      un beso,
      Ale.

  5. Me imprimí las tres entradas, y tranquilamente las leí, que me ha venido muy bien. Hice bien, la verdad, porque con tantos nombres repetidos, Juan y Juanas a diestro y siniestro, tanto en un reino como en otro, pues eso, viene muy bien leerlo tranquilamente.
    Resumiendo, tomo referencia de los libros para cuando me de la “necesidad” de conocer un poco esta época.
    Gracias querida.
    Besos

    • Icíar:
      yo no se por qué habiendo tanto nombre castellano tan hermoso, insistían en repetir los mismos (¿alguien sabe por que era así?) en fin, espero que cuando necesites refrescar este periodo te acuerdes de estos tres 😉
      un beso,
      Ale.

  6. El otro día me enteré de que Catalina, hija de Isabel y Fernando que se casara en segundas nupcias con Enrique VIII, era “Rubia”. Esto te parecerá una frivolidad pero a mí me llamó la atención ya que siempre, en pelis y series la han puesto morena, y supongo que era para que se viera más claroq ue era española jejejje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s