LIBRO: El Viaje de Hector

EL  VIAJE  DE  HECTOR  O  EL  SECRETO  DE  LA  FELICIDAD

Francois Lelord

Este libro lo leí la semana pasada mientras convalecía en cama con una laringitis. Ayer tuve tiempo de repensar en él ¿por qué? Porque el crimen que tiene tan castigado a mi país tocó de manera cercana mi hogar 😦 . Mi familia, que es maravillosa, inmediatamente nos envolvió como la formación de la tortuga que usaban en las batallas en la antigua ¿Grecia? ¿o era Roma? La cosa es que, acogidos y sostenidos como estuvimos, no hay nada mayor que lamentar que pérdidas económicas (y estas son las menos importantes).

Así nos protegieron en mi familia el día de ayer

¿Qué es para mi la felicidad? Tener a dos hermanos, gracias a mi matrimonio con el charro negro. Ambos fueron ayer como héroes de acción para mi y mi familia ¡gracias! A mis papás, mis suegros, mis hermanas ( y aquí entran mis concuñas) , mis amigos ¡gracias!

Tener a mi familia segura.

Saber que estamos dispuestos a entregar todo lo que tenemos y somos, por el bienestar y la seguridad de los que amamos.

Apreciar en todo momento, lo que vivimos, somos, tenemos. No hay nada más que yo desee que lo que ya poseo.

En  el libro de Lelord, Héctor un psiquiatra trata de investigar ¿qué es la felicidad?  ¿cómo es que pacientes que parecen tenerlo todo en lo económico, sienten un vacío? ¿o estando en relaciones buenas, se sienten solos? ¿dónde está la felicidad? Y a lo largo del libro ennumera varias lecciones que va aprendiendo por ahí. Les comparto las que más resonaron conmigo.

Lección 1: Una buena manera de estropear la propia felicidad es hacer comparaciones. Estoy totalmente de acuerdo. Nada hay más odioso que compararnos con otro. Si lo vamos a hacer ¡que quedemos en ventaja! Digo…

Lección 10: la felicidad está en tener un trabajo que te gusta. El más afortunado del planeta es aquel que recibe una paga por hacer lo que le gusta, sin duda 😉

Lección 13: la felicidad es sentirse útil. Ciertísimo también para mí. Si todos fuéramos útiles los unos para otros (y no estorbos que están ahí a propósito; porque hay que reconocer que a veces quiere uno estar jorobando al prójimo) la vida sería más fácil y placentera.

Lección 14: la felicidad es que te quieran tal como eres. Como yo he estado rodeada de esto pues soy una felicísima persona 😀

Al final, Héctor contacta con un psicólogo que está investigando acerca de la felicidad y le comenta que hay 3 maneras de medir la felicidad.

1)      preguntando a las personas cuántas veces se han sentido de buen humor, alegres, optimistas a lo largo del día o de la semana.

2)      Preguntando si están contentas con la vida que llevan en varios terrenos de su vida (laboral, social, amoroso, etc)

3)      Otra es filmar a las personas y después ver la expresión de sus caras (hay sonrisas de felicidad auténticas y otras nerviosas)

Para mí, la felicidad tiene mucho que ver con una actitud ante la vida. No puedo cambiar lo que pasa afuera, pero si tengo control y puedo decidir como me lo tomo yo. Así que ¡seamos felices! Si podemos escoger, elijamos el relajo y la pachanga ¡ajúa! 😀

 

Anuncios

34 comentarios

  1. Da gusto tener una familia que te arrope en tiempos difíciles, una roca firme a la que agarrarte, alguien que siempre esté ahí, pase lo que pase.
    ¿La felicidad? No sé si soy feliz. A veces sí, a veces no. Supongo que como casi todo el mundo. Pero me conformo con estar (o ser) feliz la mitad del tiempo.
    Un beso fuerte, muy fuerte, Ale.

    • la felicidad es como las olas del mar…viene y va….y recordar haberla tenido es como estar ahí, sentada en la orilla del mar en una tumbona, bajo un parasol…y escuchar el ruido que te mece y tranquiliza…
      Ahhh, saber que tienes una red de seguridad detrás de tí es maravilloso para la felicidad de uno 😀 mi familia es extraordinaria.
      Un beso muy fuerte también para tí, querida Ascen,
      Ale.

  2. Hola, Ale!
    Me alegra que en los difíciles momentos que presumo te han tocado pasar, hayas tenido cerca el escudo protector de tus seres queridos.
    Bueno, la felicidad plena no creo que exista. Yo por mi parte trato de atesorar instantes de felicidad, tan difíciles en su momento de reconocer, pero que al final son motivos por los que vale la pena vivir.
    Abrazos,
    R.
    P.D. Fenixcidio está nuevamente operativo y espera tus valiosas visitas. 😉

    • ¡Querido R.! ¡que gusto verte/leerte!
      Creo que no hay felicidad perpetua en esta vida…como dices tú, son instantes…
      Ha habido momentos difíciles, pero cuando tienes familia que te ayude a sobrellevarlos, pesan menos 😀
      Gracias, por venir y por tus palabras. Y por hacer operativo a Fenixidio 😉
      un beso,
      Ale.

  3. Me ha gustado mucha esta entrada, Ale. Desde aquí te mando todo el ánimo y la fuerza para superar esos malos momentos pero veo que lo tienes fácil gracias a toda tu familia que te arropa y te ayuda, eso es lo más importante. A mí hace ahora un año también me tocó vivir momentos muy malos, los peores de mi vida hasta ahora, durante tres largos meses por una enfermedad de mi padre y aunque fueron momentos muy duros me gustó mucho tener a mi lado a mis amigos, familiares y también a mi pareja y su familia. Estoy de acuerdo contigo, la felicidad no viene de fuera, tiene que venir de dentro de nosotros mismos, nuestra actitud ante la vida. Sigue así. Muchos besos.

    Cuéntate la vida http://cuentatelavida.blogspot.com

    • Goizeder:
      ¡gracias! ciertamente, tu sabes lo reconfortante que es saberse arropado 😉 Me da gusto que en esas épocas tristes, tuvieras quien te acompañara. Saber eso, es motivo de felicidad ¿a poco no?
      un beso grande,
      Ale.

  4. Buena conclusión final Ale, de verdad que sí. Nos quedaremos con esa reflexión tan positiva.
    Un saludo (que hacía tiempo que no te lo mandaba y ya tocaba ¿verdad? sorry)

  5. Ale sigo con preocupación lo que está pasando en ese querido país, es fuerte, pero las esperanzas no hay que perderlas, México es mucho más que lo que leemos en los periódicos y su gente se merecen otra vida.
    Has tocado un tema profundo y casi imposible de abarcar. ¿Qué es la felicidad? estoy segura que para cada uno de nosotros es algo que no la podemos definir, pero que cuando la notas cerca de tí sabes que está ahí, pero es remisa hay que estar muy alerta para encontrarte con ella de vez en cuando.
    UN ABRAZO
    Teresa

    • Teresa:
      es terrible en lo que se está convirtiendo mi país. Creo que si, somos más fuertes que lo que sucede. Pero también, que la violencia está creciendo y que no parece que las autoridades hagan nada para que disminuya…espero que pronto pueda escribirte contándote como las cosas van mejorando 😉
      Ese calorcito en el corazón cuando estamos alegres nos avisa que la felicidad nos ronda…que es momento de aspirarla, dejarse envolver y disfrutarla. Cuando aprendes a hacerlo cada vez es más fácil toparte con ella.
      Un beso grande,
      Ale.

  6. Guapetona, siento mucho que haya pasado algo así, me alegra ver que mantienes el mensaje optimista y que no te dejes vencer.

    Y ya sabes que tienes todo el apoyo, no solo de tu familia y amigos a los que ves y oyes, sino a tus amigos transoceánicos que pensamos en ti.

    • Susana:
      ¡es una de las lecciones que Lelord menciona en su libro! de hecho es la número 17 “la felicidad es pensar en la felicidad de las personas queridas” bueno…la tuya es más completa porque tiene que ver con que la posean…no solo en pensar en ella 😉

      Muchas gracias guapa, te lo agradezco desde el fondo de mi corazón 😀
      un beso,
      Ale.

  7. Ale,

    Me dejas preocupada, no sé qué les pasó pero me da gusto que te sientas apoyada en esos momentos.
    Entiendo perfecto esa noción de felicidad: el sentirte ayudada, apoyada y arropada es lo máximo, contar con una familia que te hace fuerte y ayuda a llegar a la orilla es la mejor expresión de lo que significa felicidad.
    A pesar de los pesares, me considero una persona muy feliz 🙂 de repente con gastritis, colitis y todo lo que me has detectado ya pero con la firme intención de gozar la vida como venga…
    Te mando un abrazote!

    • Mi querida Paulina:
      estamos bien 😀 muchas gracias….no os preocupéis.
      Eres una de las personas más resilentes que conozco, y con una risa altamente contagiosa. No sólo eres feliz, sino que es fácil serlo en tu compañía motivo por el cual te digo ¿y cuándo nos vamos al café? pongamos fecha mujer….
      te mando un beso,
      Ale.

  8. Cariño, sólo deseo que estés mejor y que estés superando esos difíciles momentos facilmente y afortunadamente con tus seres queridos a tu lado.
    Un beso enorrrrrrrrrme.

  9. Me ha gustado mucho ésta entrada, estoy totalmente de acuerdo con las definiciones de la felicidad. Hace tiempo, no sé dónde, leí que no existe la felicidad como un continuo, sino que la felicidad son pequeños momentos que se diseminan en la vida, si siempre fuésemos felices no lo apreciaríamos, los malos momentos y la tristeza, hacen que valoremos más los buenos. Un besazo!

  10. Ale, veremos qué puedo hacer, algunas no las tengo muy fáciles, la verdad, otras vienen un poco más solas.
    Me has dejado intrigada con eso que dices de “el crimen de tu país”, perdona mi incultura, ¿a qué te refieres?

    Un abrazo

  11. Ale, espero que superes lo que pasó con el apoyo de la familia y los amigos. Desde aquí un abrazo muy fuerte y mucho ánimo.
    Conozco tú país y me parece increíble lo que está pasando, y que las autoridades no hagan más por detenerlo. Cada vez que veo o escucho las noticias me da una tristeza…
    Esperemos que las cosas vayan a mejor. Besos guapa.

  12. Vaya, Ale, lo siento :(. Pero tienes la gran suerte de que esa familia tan estupenda que tenéis cerro filas cual cohorte pretoriana.

    Tienes razón que la felicidad es en gran medida una actitud ante la vida. No tanto lo que te pasa como el como lo vives.
    Tomaré nota y lo recordaré en esos momentos delicados.

    • Lammermoor:
      😀 tengo una familia extraordinaria, la mía, la extendida, la de amigos que son como familia…así contenidos, es fácil salirle al toro y tratar de agarrarlo por los cuernos 😉
      Un beso grande,
      Ale.

  13. Qué maravillosa entrada, me ha gustado mucho. He tomado nota de algunas esas recomendaciones para conseguir que la felicidad, tan buscada, se haga cada vez más presente en mi vida.

    Buscarla y estar predispuesto a recibirla, ya es un buen paso para conseguirla.

    Con todo cariño.

  14. Me encanta la última frase!! Idem!! Un brindis de té (o lo que te guste) por la vida!!
    Tomo nota del libro…no me apetece mucho en este momento, pero estoy segura que alrededor mío, que esperan un libro así en el momento actual.
    Por cierto…muy bella familia la tuya. En mi caso soy más independiente, a pesar de quererles mucho y pasar tiempo con ellos. A diferencia de ti, no disfruto tanto de la familia de compi de viaje…en fin…
    También quiero muchísimo a la “familia urbana” de la que tengo el placer de disfrutar muy amenudo.
    Un placer leerte, Ale, me encanta como eres y cómo disfrutas de la vida!!
    Un beso grande!!!

    • María:
      ¡ahhh, por la vida! 😀 bueno, debo decir que yo no viajo con todos mis parientes jajaja. Hay algunos que no podrían viajar conmigo porque se desesperarían (por ejemplo mi primo Adrián), y dos de mis hermanas son maravillosas viajeras (Mariana y Gaby) y tienen una asombrosa habilidad para hacer maletas minimalistas…y las otras dos son caóticas para viajar como yo (Cecy y Marcela). Dos son organizadas, nada olvidan, todo a la mano…las otras tres somos un desastre (¿dónde está el pasaporte? ¿el boleto? ¿pero dónde lo guardé? ¡chin, ya perdí la maleta!)
      ¡Gracias por pasar!
      un beso,
      Ale.

  15. Jajajaja!!! Creo que no me he explicado bien…Esto me pasa por “cursi”. A ver, cuando me refería a mi “compi de viaje”…quería decir mi pareja,…es decir, lo hacía pensando en la familia de mi marido con la que apenas tengo trato (vamos…ninguno). Les deseo todo el bien del mundo…pero que me dejen en paz. De momento tengo suerte, y con eso de no tener pekes, la vida me resulta más fácil. El día que los tenga…(si Dios quiere), te llamó para decirte cómo es mi vida…jajajaja. Espero seguir más o menos igual de indendiente…
    Un abrazo grande!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s