LIBRO: Ten un Poco de Fe

TEN  UN  POCO  DE  FE

Mitch Albom

Reto 2010: 13 caracteres

Esta no es una obra de ficción. El rabino Albert Lewis le pidió a Albom que escribiera su discurso funenario para ser leído cuando el falleciera (era el rabino de la sinagoga a la que iba de niño). Pero ¿cómo hablar de un hombre que no conoces o que apenas tocó tu vida?. Se toma el papel muy en serio y decide pasar tiempo con él para no hablar sin conocimiento de causa cuando llegue el momento.

Mientras trabajaba en esta historia, Albom conoció en Detroit a un pastor que atendía en una iglesia que se estaba viniendo abajo. Tenía un gran agujero en el techo y el agua se colaba por ahí, ocasionando desperfectos a su paso…pero la congregación no tenía dinero para arreglarlo. Este pastor tenía un pasado “impensable para un hombre dedicado a Dios” dijo Albom en una entrevista. Esto incluía haber estado en la cárcel, ser traficante de drogas y luego consumidor.

Ambos son hombres de fe, y sin embargo muy diferentes. El rabino ha crecido con su fe firme de toda la vida, y para él ha sido un consuelo incluso en un momento muy difícil de su vida. El pastor ha vivido la primera parte de su vida alejado de Dios, sin conocerlo y sin nadie que le hablara de él; pero en un momento en que se sintió perdido no dudó en pedir ayuda a un Dios en el que nunca antes había creído. Ambos hombres están comprometidos con su comunidad, con ayudar a otros, con servir y llevar parte de esa bendición que sienten tener a otros.

El autor lucha con sus dudas ¿qué significa tener fe? El rabino le contesta “fe es lo que haces. Eres tus actos, no sólo tus creencias”. Y en eso tiene razón desde mi punto de vista. ¿Cuántas veces no encontramos personas que se dicen muy religiosas –o creen que son, aunque no lo digan- y que son intolerantes, faltas de compasión y compromiso, que se la pasan hablando mal de los demás, o que los ignoran cuando no están a “su” nivel (sea este socioeconómico, educativo, laboral, intelectual, etc)? O ateos, que son entusiastas, positivos, serviciales, misericordiosos, y trabajan intensamente en hacer de este un mundo mejor.

Albom dice que el creció educado como judío y cuando fue joven pensó que Dios y él estaban preparados para tomar caminos separados. El comenzó a tener éxito como escritor, estaba sano, le iba bien y no lo necesitaba. Fue cuando el rabino le pidió escribiera su discurso que tuvo que pensar seriamente en su fe y en lo que él cree.

Al final del libro se en qué  cree el autor. Pero me parece  que es una mejor persona después de escribir el libro, que ha buscado compartir lo que tiene con otros menos afortunados. 😀

Debo decir que este autor me ponía nerviosa con este libro. El de “Las 5 personas que conocerás al llegar al cielo” me pareció odioso. Pero disfruté muchísimo “Martes con mi Viejo Profesor”. Este es mejor que el primero, pero no tan bueno como el segundo, para mí.

Anuncios

19 comentarios

  1. Tengo que leer Martes con mi Viejo Profesor, lo tengo pendiente, pero me gusta la forma de narrar que tiene Albom es dinámica y siempre con moraleja..
    besotes!

  2. Conocí a una mujer, muuuuy religiosa que, al hablar de su hijo, al que quería con locura y del que estaba muy orgullosa por sus logros académicos y laborales siempre decía que era una persona muy buena y de gran corazón “a pesar de no ser creyente”.

    Eran de ese tipo de creyentes que se arrogan para sí la bondad de corazón y la pureza de alma. En exclusiva. La pobre mujer era una ignorante que también desconocía el significado de fe.

    • Hay una creencia de que sólo quien es practicante de alguna religión (o peor: sólo de MI religión) tiene valores, cuando estos son universales; no son exclusivos de una religión en particular.

      Se puede no seguir ninguna religión y sinembargo, ser más bueno que el pan. Y lo contrario: seguidor de alguna y ser desalmado y tener el corazón lleno de amargura.

      Eso me ha gustado del libro: Albom presenta a dos hombres de fe, aunque de religiones diferentes.

      😀 Un beso grande,
      Ale.

  3. Pues sí, cuánta razón tienes, este tema de las personas supuestamente muy religiosas pero que desconocen por completo el significado de la religión que dicen que profesan, es universal, y viene de lejos.

    Por ejemplo, ya lo trató Galdós (sí, tenía que salir, lo siento) en “La Familia de León Roch” en 1878 y sin embargo, para algunas personas, esto no ha cambiado.

    Qué bien que haya gente que sí tiene una visión coherente y optimista de estos temas.

    • Loque:
      cambiar esto nos llevará a que maduremos como humanidad que somos, que dejemos de ser egoístas y pensemos que sólo nosotros (religión que sea) estamos en el ombligo del mundo y somos la neta del planeta.

      Me apunto a Galdós (que tengo muy apuntado, pero no leído ¡que verguenza!).

      Un beso,
      Ale.

      • La Familia de León Roch no es la mejor de sus obras, yo a todo el mundo le coloco Tormento o La Desheredada.

        Hablando de recomendaciones (aunque no sea esta la entrada), el otro día vi a una chica en el metro que iba leyendo “Mal de escuela” y me sentí como hermanada con ella, y ni siquiera lo he leído!! 🙂

  4. Está claro que hay una confusión de partida y es que se piensa que los principios morales son exclusivos de la religión. Nada más lejos de la realidad.

    La moral es innata al individuo nada tiene que ver con la religión que se profese.

    Mientras muchos comprenden esto tan sencillo seguiremos tolerándonos los unos a los otros. Ya seamos ateos, agnósticos, budistas, católicos, islamista… del Betis, del Sevilla, del Madrid o del Barça.

    Buenas noches

  5. Bueno, pues como ya lo habeis dejado clarito, no puedo por menos que asentir. Y coincido también con Loque, La desheredada es todo un novelón (en el sentido de muy buena novela)

  6. ¡Hola, Ale!
    No he leído a este autor pero veo que este libro es muy interesante. Eso que dices sobre personas que pretenden ser muy religiosas y que en realidad demuestran todo lo contrario en la primera oportunidad, demuestra que la moral va mucho más allá de eso.
    Bien decía sartre que en este mundo hay que conducirse de acuerdo a principios éticos para poder vivir en armonía, independientemente de cualquier posibilidad sobrenatural (para él nula).
    ¡Un abrazo!

    • Andromeda:
      ¡Hola! yo soy católica, pero estoy de acuerdo con Sartre. Hay religiones que hablan del amor (todas lo hacen) pero cuyos seguidores son más bien seguidores de la Ley del Talión. Y ya lo decía Gandhi: “La ley del ojo por ojo nos va a dejar a todos ciegos” Un beso,
      Ale.

    • Eva:
      no me pareció tan bueno como aquel, pero no es malo este ehhh 😉 ¿que te lo presten para que no gastes? ¡o sácalo de la biblioteca! 😉 (yo eso hago cuando no me decido a comprar un libro: consigo que me lo presten)
      Un beso,
      Ale

  7. Muy interesante reseña. Me dejas con las ganas de buscar este libro. Y digo buscar, que comprar libros no va mucho conmigo.
    En su momento leí “Mi nombre fue Judas” y me gustó porque te hace replantearte ciertos temas. No es verdad ni mentira. Es otro punto de vista. Y siempre enriquece.
    Intuyo que este libro sigue esa senda… a ver si puedo encontrarla.
    Un abrazo, y gracias por tu magnífica reseña,
    Francisco

  8. Soy un desastre con los nombres de los autores y al ver el título de este libro y el autor no lo había reconocido pero …

    Yo leí Martes con mi viejo profesor (que por cierto tengo a medio reseñar), y debo confesar que me gustó mucho, es además un libro que no he olvidado, mi cuñada lo encontró en un bus y me lo prestó, pero no he sido capaz de ser tan desprendida (jejeje) y me lo he quedado. Lo releo de vez en cuando.

    Así que este intentaré conseguirlo y lo pondré en el montón de “Hay que leer pronto”

    Un abrazo !

    • Susana:
      a mi me encantó el de “martes con …” porque habla de las despedidas…esas que duelen tanto porque nuestro ser querido se va así: de a poquito. Pero tiene bendiciones maravillosas eso porque él y tú se pueden preparar para esa partida. 😉 Estaré al pendiente de tu reseña.
      Un beso,
      Ale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s