LIBRO: Señora de Rojo Sobre Fondo Gris

SEÑORA  DE ROJO  SOBRE  FONDO  GRIS

Miguel Delibes

Reto 2010: Comodín , Recomendación

Este libro lo he leído y debo agradecerle a Lammermoor pues ella me lo ha regalado. ¡Gracias amiga! 😀

No había leído antes nada de este autor, que está considerado uno de los más grandes escritores de la lengua hispana, y que falleció hace poco. Ahora se por qué se le considera grande. Su manejo del lenguaje es elegante, sutil y te invita a seguir leyendo y ni sientes las páginas que van pasando.

El libro comienza así: “No ignoro que el recurso de beber, para huir es un viejo truco pero ¿conoces tú alguno más eficaz para escapar de ti mismo? Una copa acartona el recuerdo, pero, al propio tiempo, convierte la onerosa gravedad de tu cuerpo en una suerte de porosidad flotante. Algo parecido a la fiebre. Pasado el trance, sobreviene el decaimiento, pero hay un medio para evitarlo: mantener en sangre una dosis de alcohol que te imbuya la impresión de que participas en la vida, de que la vida no pasa sobre el hoyo en que te pudres sin advertir que existes”

¿De qué está huyendo, y a quien le escribe? Le escribe a su hija que ha estado en prisión, y durante su estadía ahí, su madre ha muerto. El padre le narra cómo ha sucedido esto, volcando en este monólogo el amor por esa mujer que ha sido su compañera, musa, inspiración, e incluso él le atribuye, la razón de su arte.

Quien escribe es un pintor; y en cada página está la constancia de este amor pues describe a su compañera (lo dijo alguien –pero no recuerdo quien- “sólo se puede amar aquello que se conoce”). Así le va narrando a la hija cómo era la madre: “no era una mujer devota, pero si leal a sus principios […], una mujer como ella podría haberse desenvuelto bien en cualquier actividad que requiriese imaginación, ritmo y sentido de la armonía […], la irritaban las ideas impuestas. De proponérselo, habría sido una gran fabuladora. Nombraba las cosas con ingenio; sus digresiones eran tan divertidas como el tema central, pero nunca se perdía; tenía una imaginación pasmosa […], procuraba desbrozarme el camino para que yo trabajase despreocupado, yo me plegaba a su buen criterio y aceptaba su autoridad […], era muy desmemoriada […] había en ella una suerte de deslumbramiento infantil ante lo nuevo que rayaba en el fetichismo […], veía más allá que el común de los mortales. Tenía el ojo enseñado a mirar […] nació con esta intuición selectiva…”

Va describiendo como fue el desenlace y dice “cuando alguien imprescindible se va de tu lado, vuelves los ojos a tu interior y no encuentras más que banalidad porque los vivos, comparados con los muertos, resultamos insoportablemente banales” ¿Quién no ha experimentado esto ante la muerte de un ser querido? La muerte siempre nos hace ver que las preocupaciones por alguna otra cosa que no sea disfrutar de la vida, son vanas. Que las cosas que verdaderamente valen la pena son aquellas en las que nos recreamos gratuitamente…que es la presencia de los demás, la que nos enriquece. Dice “Es algo que suele suceder con la muerte: lamentar no haberles dicho cuánto los amabas, lo necesarios que te eran” ¡Por eso es tan importante decir lo que sentimos, en vida!  ¡no ante la tumba de alguien! Si yo tuviera que decir algo que aprendí con el libro, sería esto.

En él encontré una de  las frases que más me ha impactado hasta el día de hoy. Si yo hubiera sido esta mujer, me habría encantado que me la pusieran en mi epitafio: “Con su sola presencia aligeraba la pesadumbre de vivir”

Si no llego a los 40 –una pesadilla recurrente que tengo- el charro negro tendrá que idear algo así o más bonito para mí 😉

Anuncios

45 comentarios

  1. Esto de despertarte temprano en fin de semana tiene sus ventajas. Por segunda vez soy ¡¡primer!! hoy he ganado a Isi. 🙂

    Bromas aparte, ¡como me presta leer esta entrada! Primero porque cuando regalo un libro a alguien espero y aspiro a que le guste tanto como a mí. Y además porque has hecho una reseña preciosa. Y porque, como bien sabéis, soy de las que proclama a los cuatro vientos la calidad de Delibes como escritor.

    Tengo pendiente la relectura de El Camino y Señora de Rojo sobre fondo gris. Intenté hacerlo justo después de su muerte pero no me vi capaz. Espero poder hacerlo uno de estos fines de semana en O., disfrutando de la tranquilidad del campo que tanto amaba.

    • Lammermoor:
      ¡que andas con una racha ganadora! compra un billete de lotería 😉 A ti te debo haber descubierto a este autor, y lo agradezco muchísimo (porque no solo me descubriste el autor ¡me mandaste incluso el libro!). Me ha gustado y sin duda, buscaré el resto de su obra. Se que es uno de los autores que representarán a la región de Castilla y León este año en la Fil aquí en Guadalajara.
      ¡Ahhhh! ¡que bonito tener en puerta días de descanso en el campo! ¡que te aprovechen!
      Un beso grande,
      Ale.

  2. ¡Qué reseña más bonita que has hecho!
    Me gusta los calificativos que has elegido para Delibes: elegante y que leyéndolo no notas que vas pasando páginas, no te fijas en el número de páginas que quedan por terminar.

    La selección de textos para describirla, también me ha gustado.

    En fin, señora Ale, pasaras de los 40. Esa misma sensación la tenía yo, y ya ves, ya tengo casi 45.

    • Icíar:
      ¡gracias! 😉 creo que si pasaré los 40’s jajaja…es algo que no me veía haciendo nunca en la vida pero supongo que a todo mundo le pasa ¡¡??? (cuando menos a los que he tenido cerquita, les ha agarrado una crisis que para que te cuento)
      Un beso,
      Ale.

  3. Hola Ale
    preciosos tus comentarios, este es uno de mis preferidos de Delibes, tanto es así, que esperó pacientemente en la estantería al momento adecuado para ser leído, disfrutado y llorado a conciencia.
    Lo leí hace muchos años y no lo olvido, estoy de acuerdo con Lammermoor, para su relectura hace falta un lugar calmado, un momento especial.

    !cómo no vas a llegar a los 40!, esto es lo que le dices a tu charro negro para que te escriba cosas bonitas….

    Un abrazo, guapa

    • ¡Hola Maribel!
      que afortunado libro que fue leído cuando pudo ser gozado en plenitud ;). Amiga, llegaré -supongo- pero en estos momentos digo que bajo protesta, que conste jajaja. El charro negro ya me dió varias líneas para que vaya eligiendo 😉
      Un beso,
      Ale.

  4. Me ha encantado tu reseña, que bonito parece! yo no he leído todavía a Delibes, y Iciar con su blog me animó a ello ahora también lo haces tú así que nada nada a ponerse manos a la obra.
    Un besote, ah y te deseo muchos muchos años de vida ¿que es eso de los 40? nada de nada

  5. Ale: La reseña no sólo te quedó muy bonita sino que además te salió del alma.
    Como sabes, yo también me vi beneficiado con este hermoso libro gracias a Lammermoor, y lo disfruté muchísimo.
    Créeme que si los libros de Delibes fueran fáciles de conseguir por acá, hace rato hubiera arrasado con las librerías. Paciencia y buen humor…
    Un abrazo,
    R.

  6. Este libro es precioso!! me gusta mucho el estilo de Delibes, pero aquí es elegantemente certero, tanto que el año pasado lo elegí el mejor libro que leí en 2009.
    Me alegra que te haya gustado!! muchos besos ale!

  7. Mujer, pero menudas pesadillas que tienes!! Mi madre siempre decía que ella no iba a sacar el carnet de conducir porque estaba segura de que se iba a morir en un accidente de circulación. Pero se sacó el carnet y, que sepamos, no se ha muerto 😉

    Te cuento bobadas porque el libro no lo he leído; es uno de mis eternos pendientes, junto con 84, Charing Cross Road. Si me dijeras que son unos tochos… pero es que no tengo excusa, no 😦

    • Isi:
      Gracias por la historia del carnet. Seguro que paso el cumpleaños y no pasa nada 😉 jajaja…será que no me apetece llegar a ser una “señora de las cuatro décadas”
      ¿a lo mejor lo que hace falta es precismente que te digamos que son unos tochos???
      Isi: ¡son unos tochos! 😀 muy difíciles de leer y MUY pero MUY malos (psicología inversa, a ver si funciona 😉 )
      un beso,
      Ale.

  8. Me ha gustado mucho tu entrada y el libro ni te digo… Yo también soy del grupo de las amantes de la literatura de Delibes. Me encanta su naturalidad, la profundidad de su sencillez. Sus libros se leen y se releen.

    Y te entiendo en lo de los 40. Yo me puse la barrera en los 39 y ya la superé, así que son cosas de nuestro miedo, no son intuiciones y por supuesto no pertenecen a la realidad.

    Buena semana

    • Inma:
      eso me estaba sospechando con respecto a la edad 😉 jajaja ¡ya se me pasará! por lo pronto, me están escribiendo epitafios muy bonitos, y eso ayuda 😀
      Delibes es maravilloso, en eso estamos de acuerdísimo.
      Un beso,
      Ale.

  9. Yo me leí el libro de una sentada, Isi no tienes excusa, es pequeño y como dice Ale es muy tierno, triste, con rflexiones muy acertadas y en fin yo creo que Delibes escribió con el corazón y el alma.
    Tu charro lo va a tener difícil jejeje
    Y que bien lo has hecho Ale
    Un abrazo
    Teresa

    • Teresa:
      😉 estoy de acuerdo contigo: escribió con el corazón, debe ser porque la historia le tocaba bastante cerca de lo que a él le tocó vivir. Mi charro tiene una tarea titánica si jajaja, pero está haciendo el esfuerzo, que es lo que importa.
      Un beso,
      Ale.

  10. Qué bien has descrito el estilo de Delibes, y qué buen ejemplo el párrafo en el que describe las sensaciones que se tienen al emborracharse.

    Ah, que por supuesto que vas a pasar los 40, los 50, los 60… llegarás hasta la edad de la abuela de tu Charro Negro.

    Te lo digo yo que dominaré el mundo y ya lo tengo encargado. Tranquila, tu longevidad la tengo como prioritaria.

    • Loque:
      😀 me ha regresado la calma al cuerpo y ahora que tú lo dices, ya no me importa cumplir 50 0 60 o más porque si tú Oh Dominadora del Mundo me aseguras que me la pasaré bien yo creo (tengo mucha fe pues jajaja)
      Te quiero más por tener mi longevidad como prioritaria jeje
      Un beso,
      Ale.

  11. Y ahora a salir corriendo en busca de la señora de rojo…
    Genial la entrada, conmovedora y convincente.
    Lo que demuestra que una escritora de tu talla durará 89 años como mínimo para mirar atrás y decirle al Charro: “¿recuerdas cuando teníamos 40 añitos?
    Un beso
    AD.

  12. ¡¿Cómo que los 40 Ale?! ¡¡Esperemos que multipliques esa edad!! Tienes tantas cosas qué ofrecer y tenemos tanto qué disfrutarte…

    Me encantó la reseña, acepto mi ignorancia: no sabía de este autor pero ya me antojaste… estará en mi lista.

    ¡Te mando un abrazote!

    • Amiga:
      El día que quieras te lo presto ¿cuándo nos vemos para un café? has de estar muy ocupada con el cierre del año escolar, pero dime para vernos una tarde esta semana si se puede (yo tengo vacaciones en la universidad)
      te mando un beso,
      Ale.
      pd
      me voy a mandar a hacer un traje como los de ABBA para ahora que cumpla 40. No me quieren creer, pero si este año me acompañas en la celebración, verás que saldré con él. El charro negro ya me dijo que primero muerto que acompañarme en esos desfiguros 😉 , pero yo lo quiero igual.

  13. Hola Ale! Al fin sé cuál es tu blog, me lo ha dado BOOKWORM! Ahora me voy a poner a chafardearlo! PEro cómo me puedo hacer seguidora? dime ignorante pero no sé cómo hacerlo con los WordPress… me ayudas?
    😉

    • LectoradeTot:
      ¡Bienvenida! ¿cómo te puedes hacer seguidora? ayyyyyyyyyyyyyy ¡no tengo idea! mis conocimientos técnicos son muy pero MUY limitados. Creo que wordpress no tiene eso de “seguidores” (o si alguien sabe, ¡que nos auxilie a las dos!)

  14. Un libro realmente hermoso y escrito con el alma. A mí me gustó mucho, también me lo recomendaron y me alegro de ello. Tanta sencillez, tanto amor, descrito de una manera tan sutil hace de esta novela una pequeña obrita maravillosa.

  15. Un gran libro el que has seleccionado de Miguel Delibes; fue el que elegimos en nuestro Club de Lectura para hablar del autor en nuestra última reunión. Hablamos de todo lo que dices en tu maravillosa entrada, pero también de cómo Delibes se retrata como ese fondo gris, siempre a la sombra de ella, y de que lamentablemente sólo la muerte crea un amor tan idílico. Y como el tiempo da para darle muchas vueltas al asunto, también hay quien veía a la Señora de rojo un “pelín” frívola, y que Delibes, en su afán por endiosarla y subirla a los altares, la hace poco creíble.

    Si queréis conocer la historia y evolución de España desde la posguerra Civil hasta nuestros días mi recomendación serían los tres diarios de Lorenzo “Diario de un cazador”, “Diario de un emigrante” y “Diario de un Jubilado”.

    Para los amantes del cine os recomiendo “Los santos inocentes” una adaptación perfecta de la obra del mismo nombre de Delibes.

    Pero de entre las numerosísimas obras de este autor os recomiendo las que para mí son sus dos obras maestras “Cinco horas con Mario” y “El hereje”.

    Perdona por esta larguísima entrada pero, como ves, es un autor que tiene mi más alta consideración.

    Así que, además, mi agradecimiento por esta gran reseña que hará que muchos de tus lectores se acerquen a Delibes.

    P.D.: Respecto a pasar de los 40, buffff, parece que todas compartimos los mismos miedos, pero una vez, como en mi caso, superados (los años, no los temores), somos lo suficientemente inteligentes como para encontrar otros nuevos que los sustituyan, jejejeje.

    Un abrazo Ale!

    • Susana:
      hoy se me pasó totalmente por qué el libro se llama así, pero tu lo has explicado perfectamente en tu comentario. A mi la “señora de rojo” me parece creíble porque no sólo pinta su lado amable, sino su lado más superficial. Su miedo a perder su belleza (mayor creo, que a perder la vida)
      Tomo nota de los tres libros que me recomiendas; de la película y las otras dos obras de Delibes.
      😀 me encanta que te explayes, esta es TU casa 😀

      Sobre pasar los 40’s, ya lo voy superando jajaja 😉
      Un beso,
      Ale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s