LIBRO: Mister Pip

MISTER PIP

Autor: Lloyd Jones

Editorial: Powell Books

Reto: 9 caracteres

También lo encuentran en español, con el nombre de “El Señor Pip” en editorial Salamandra.

Este libro lo ví reseñado por Lammermoor y lo busqué mucho, sin éxito. Lo encargué para leerlo en inglés. Lo terminé hace como un mes, pero no ha salido de mi cabeza…es de esos libros que te dejan pensando.

La acción toma lugar en la isla Bouganville, que se encuentra en el pacífico Sur dentro del archipiélago de las Islas Salomón que pertenecen a Papúa Nueva Guinea.

En 1990 hubo un golpe de estado en esta isla que tiene minas de cobre. Los rebeldes han cerrado la mina, los blancos salen de ella y los soldados cierran las fronteras. Con ello, dejan de llegar víveres y medicinas a este lugar. Hay un hombre blanco que no ha huído con el último barco: el Señor Watts. El se ofrece a ser maestro de los niños de la isla. Y el primer día se presenta, les dice “No estaba seguro de que vinieran. Seré sincero con ustedes. No sé nada, nada en absoluto. La mayor verdad que les puedo decir es que lo único que tenemos es lo que podemos poner en común. Ah, y el señor Dickens, claro…”

Los niños se quedan asombrados. Ellos conocen a todos los pobladores y no hay ninguno que se llame así. “¿Quién era el señor Dickens? ¿Y cómo podía ser que, en una aldea de menos de sesenta habitantes, aún no lo conociéramos? Algunos niños mayores fingieron saber de quién se trataba. Uno incluso aseguró que era amigo de su tío y, estimulado por nuestro interés, añadió que él mismo lo había conocido”. Los niños corren a sus casas y cuentan a sus padres lo que pasó en la escuela. Y al otro día llegan con miles de peticiones para el señor Dickens. Unos papás les dijeron a sus hijos que pidieran medicinas, otros que compusiera algo…pero el sr. Dickens era Charles Dickens, autor del libro “Grandes Esperanzas” que el Sr. Watts les estará leyendo a los niños.  Matilda, la narradora dice: “Nos sentimos tan tontos pensando que nos presentaría a alguien [..] Tal vez el señor Watts sabía lo que pensábamos pues dijo –Cuando leen la obra de un gran escritor, lo están conociendo a él en persona. Tanto así que puede decirse que han conocido al Sr. Dickens en el papel”

Así, estos niños que están rodeados en medio de la lucha de dos facciones, encontrarán en la literatura un mundo hacia el cual pueden escapar. Me encantó escuchar la voz de Matilda a través de la pluma de este escritor. “El Señor Watts nos había regalado a nosotros, los niños, otra porción del mundo. Descubrí que podía volver a ella siempre que quisiera. Es más, podría elegir culquier momento de la historia. No es que concibiera lo que oíamos como una historia. No: yo oía a alguien contar algo sobre sí mismo y lo que le sucedió. Iba descubriendo mis fragmentos preferidos. Ocupaba uno de los primeros puestos en la lista de la secuencia de Pip en el cementerio rodeado de las lápidas de sus padres y cinco hermanos muertos. Conocíamos la muerte: habíamos visto todos aquellos bebés enterrados en la ladera. Pip y yo teníamos otra cosa en común: cuando mi padre se fue yo contaba con 11 años, así que ninguno de los dos conocíamos a nuestros padres”

Su inocencia, su descubrir la magia de la lectura, identificar en el personaje del libro un amigo, una nueva manera de ver y enfrentar los hechos de la vida: “¿Qué esperanzas tenía yo? En realidad, sólo me quedaba la esperanza en sí msima, pero de una manera especial. Sabía que las cosas podrían cambiar, porque así le había ocurrido a Pip […] en Grandes Esperanzas descubrimos como podía cambiar la vida sin previo aviso”

Por supuesto para estos niños, la lectura no era fácil. Había palabras que eran desconocidas y no tenían un diccionario a la mano. Una vez preguntaron que era el herrero. “El Señor Watts dijo que era algo más que un trabajo. Con “herrero”, el señor Dickens se refería a algo más que un hombre dando forma a herraduras con un martillo” Los niños desconocían palabras y sin embargo, encontraba un significado profundamente personal para ellas. Dice Matilda: “Yo ya entendía la importancia de la forja en el libro. La forja era el hogar: abarcaba todo aquello que daba forma a la vida. Para mí, significaba las sendas entre la maleza, las montañas que se erigen por encima de nosotros, el mar que a veces se ausentaba; era el olor punzante de la sangreque no podía dejar de percibir desde que vi a Negro destripado. Era el sol luminoso. La fruta que comíamos, el pescado, los frutos secos”

El libro no sólo trata de esto…por estar en una época de guerra, no deja de ser dura. No esperaba el final, sinceramente. Pero lo he disfrutado muchísimo. ¡Gracias Lammermoor!

Anuncios

28 comentarios

  1. ¡Qué bien! Lo has leído y te ha gustado. Como bien dices es un libro duro pero a la vez tierno porque ves las cosas a través de los ojos de Matilda que mantiene su inocencia.
    Y además de todo habla del placer de la lectura, de lo que nos aporta, de como leemos. Tiene razón cuando dice que tras acabar de leer, conocerán al señor Dickens, porque ¿no conocemos un poco al autor, a través de sus libros? 🙂

    • Lammermoor:
      me gustó mucho, trata muchos temas: la discriminación, como nuestros prejuicios nos hacen etiquetar a las personas y dividirnos en bandos, como nuestras creencias limitan nuestro aprendizaje…pero me gustó mucho lo que un sólo libro significó para todos los habitantes de la Isla.
      Y si, conocemos al autor a través de sus obras 😉
      Un beso,
      Ale.

  2. Magnífica reseña. Se nota que lo has disfrutado. Ya no se me olvidará este Sr. Pip.

    Por lo que cuentas, fíjate, que me recuerda así a grandes rasgos el libro de «Balzac y la pequeña costurera china».

    • Icíar:
      ¡si que lo disfruté! ¡mucho! ese de Balzac lo tengo en la lista de espera aquí en el librero. Ya lo tocará pronto su turno (¡es que no me sirve para el reto, chihuahua! se pasa de caracteres 😦 )
      Un beso,
      Ale

  3. Pues creo que me encantaria el libro, me identifico, en las vidas de muchas personas, en las de los cubanos en Cuba, en particular, a veces sólo queda la esperanza, la esperanza de por sí, sin ninguna base real, sólo la esperanza, muy bonita reseña. Un beso grande , amiga, Maggie

    • Maggie:
      ¡que alegría verte por aquí! 😀
      la esperanza es una virtud (una de las tres grandes, en mi religión 😉 ) y quien aún la tiene, puede soportar un piano. ¡No la dejes ir Maggie!
      Un beso y abrazo bien fuertísimos,
      Ale.

  4. me perdi esa entrada de lammermoor, no se si porque no la habia descubierto todavia que puede ser, o porque a veces se nos pasan entradas, en fin que me he leido las dos y me han entrado unas ganas tremendas de leerlo, habra que buscarlo.
    besotes wapa

    • Carmina:
      A veces así pasa, porque nos fuimos de vacaciones, o anduvimos ocupadas algunos días…siempre hay tiempo para ponerse al corriente y lo bueno que tienen los blogs es que las entradas ahí están para ser disfrutadas cuando haya tiempo 😉
      Un beso,
      Ale.

  5. Tiene muy buena pinta!! Espero leerlo algún día!! Me parece haber entendido que también está en español, pero que no lo encontraste?? Puede ser?? el inglés aún es mi asignatura pendiente.
    Besos mil!!!

    • María:
      Entendiste bien: el libro existe en español y se llama “El Señor Pip”, y está editado por Salamandra. Yo no lo encontré en México, pero es fácil conseguirlo en España 🙂
      Un beso,
      Ale

    • Uyyyy ¡gracias Lameermoor! no vi que ya habías respondido 😉 jajaja…es lo que tiene llegar tarde e ir respondiendo uno por uno, pero es que no quiero que se me pase nadie
      ¡gracias de nuevo!
      un beso,
      Ale.

  6. Jajajajja, sabía que Firmin serías tu, Ale. (jejeje perdona la broma)

    Por cierto que me ha interesado muchísimo este libro del que ya había oído hablar pero ahora, tras leer la reseña, me han entrado unas ganas tremendas de ponerme con él. Además de que generalmente la editorial Salamandra no me suele decepccionar, y tu tampoco.

    Un fuerte abrazo amiga!

    • Susana:
      oye pues muchas gracias, me siento muy halagada (y con susto) con tus palabras 😉 espero que el libro te guste. Realmente vale mucho la pena y si lo deseas discutir en tu club de lectura, el libro que compré trae unas preguntas para el club, si deseas te las puedo mandar a tu correo electrónico.
      un beso,
      Ale.

  7. Holaaa Ale,
    como siempre nos llevas de la mano con grandes obras, esta es una de las que uno agradece que le hayan recomendado, yo la tenía apuntada en mi plan infinito desde la reseña de Lammermoor.
    Tienes razón en que uno no espera el giro del libro, comienza suave, repasa prejuicios, lenguaje sencillo, preciso, nos identificamos con Matilda…, y luego recibimos toda una lección de vida.
    La esperanza con mayúsculas es el eje de esta preciosa historia, y algo cada vez más necesario, que también nos enseña el Sr. Wats: compartir.
    un placer 😉

    • Maribel:
      lo más bonito para mí del libro es que aprendes de todos los personajes. Matilda se avergonzaba un poco pensando qué podían enseñarles los habitantes de la isla a ellos, o lo que podía pensar el Sr. Watts de sus exposiciones, que simplemente eran maravillosas. Aprender a ver con diferentes ojos lo que tienes alrededor es todo un regalo ¿no crees? y ellos lograban eso. Y no habría imaginado que al final, Dolores defendiera a su enemigo, siendo testigo y estando dispuesta a serlo a un gran costo.
      Un placer para mí que vengas por aquí. 😀
      Un beso grande,
      Ale.

  8. ¡Jo! Otro que se sube al carro de “pendientes”. Me imagino la cara de unos niños cuando descubren la lectura por primera vez. Me ha encantado lo de ” “Yo ya entendía la importancia de la forja en el libro. La forja era el hogar: abarcaba todo aquello que daba forma a la vida. …” Simplemente precioso.
    Nunca me voy de tu blog sin anotar algo en la lista (menos mal que la tengo oculta con contraseña en el ordenador ¡ja,ja!)
    Mil besos guapa, por cierto mañana es mi primer aniversario bloguero, no sabes que alegría haber descubierto blogs como el tuyo que enriquecen en el mío.

    • Booki:
      ¡que bien que no llegaré tarde a felicitarte! estos últimos días tengo muy poco tiempo para andar por internet (entre asuntos por arreglar, tareas de la escuela y una gripe que me tuvo tumbada dos días com-ple-ti-tos) pero pasaré a desearte un feliz aniversario…
      ¡que risa que tienes tu lista con cntraseña! yo voy anotando todo en una libretita que me sirve de perlas cuando voy por las librerías 😉 jajaja…y es muy codiciada por mis amigas lectoras. Bueno, el otro día hasta sus observaciones me pusieron con lápiz en ella (que si una estrella, dos…etc, etc)
      Gracias por tus palabras 😉
      un beso,
      Ale.

  9. Ya estoy de nuevo por tu casa para contarte que ya he leído el libro. Tal como presentía me ha gustado, me ha gustado mucho lo que dice y lo que quiere decir; un libro que merece ser reseñado mil veces para que llegue a todos los amantes de la literatura, a todos los lectores inquietos y sensibles amantes de estas historias que rozan la realidad y el alma.

    Seguro que lo reseñaré Ale, aunque sólo sea para conseguir que alguien más se adentre en la historia de Matilda y el Sr. Pip.

    Un fuerte abrazo!

    Susana.

  10. Bueno, pues ya está reseñado Ale, y espero haber contribuído a que sean muchas más personas (jejejej, aunque solo sea unas poquitas ya me vale) las que se acerquen a este libro que tanto me ha gustado.

    Un abrazo !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s