LIBRO: Como una Novela

Daniel Pennac

Editorial Anagrama

Reto: 13 caracteres

Un bonito libro que habla sobre la lectura. ¿Cómo es que nos enamoramos de ella? ¿nos desenamoramos en la escuela? ¿cómo volver a enloquecernos con las páginas de un libro?

Pennac cita a Rousseau “Buscar los mejores métodos para enseñar a leer llega a convertirse en una gran preocupación, se inventan escritorios, cartulinas, se convierte el cuarto del niño en una imprenta (…) ¡que lástima! Un medio más seguro que todos ésos, y que siempre se olvida, es el deseo de aprender. Dadle al niño este deseo, y dejadle después vuestros escritorios (…); cualquier método le parecerá bueno

¿Qué recomienda Pennac? ¡que leamos al niño! En voz alta, gratuitamente, historias que le enamoren…sin parar cada dos por tres para preguntarle si está entendiendo, si nos puede explicar lo que hemos leído…¡eso le quita el placer a la lectura!

Dice en su libro “La repetición tranquiliza. Es prueba de intimidad. Es su misma respiración. Necesita recuperar aquel aliento:

–          ¡Más!

“Más, más…” quiere decir, grosso modo: “¨¡Tenemos que querernos mucho, tú y yo, para contentarnos con esta única historia, infinitamente repetida!” Releer no es repetirse, es ofrecer una prueba siempre nueva de un amor infatigable. Así que releemos. Su jornada queda atrás. Estamos aquí, al fin juntos, al fin en otra parte. Ha recuperado el misterio de la Trinidad: él, el texto y nosotros (¡en el orden que se quiera pues toda la dicha procede precisamente de que no consigamos ordenar los elementos de esta fusión!). Hasta que se permite el último placer del lector que es cansarse del texto, y nos pide que pasemos a otro”.

De los hábitos lectores dice “El tiempo para leer es siempre tiempo robado. (Al igual que el tiempo para escribir, por otra parte, o el tiempo para amar). ¿Robado a qué? Al deber de vivir. El tiempo para leer, al igual que el tiempo para amar, dilata el tiempo de vivir…el problema no está en saber si tengo tiempo de leer o no (tiempo que nadie, además, me dará), sino en si me regalo o no la dicha de ser lector

Pero bueno, nos leían, lo disfrutábamos, pero en algún lugar en el camino nos perdimos. Los libros dejaron de ser tesoros, dejaron de hablarnos, intrigarnos, intoxicarnos con sus palabras. ¿Cómo puede reconciliarse el lector con la lectura? Pennac dice “basta una condición: no pedir nada a cambio (…) en cuanto estos adolescentes se hayan reconciliado con los libros, recorrerán gustosamente el camino que va de la novela a su autor, y del autor a su época, y de la historia leída a sus múltiples sentidos”. El propone 10 derechos del lector. Muchos los conocen, pero para los que no, aquí están: (las ilustraciones buenísimas, de Quentin Blake)

10 Derechos del Lector, Pennac

Anuncios

52 comentarios

  1. Aún no lo he leído, no!! me gustan mucho los derechos de los lectores (y el deber, claro). Todas las frases que nos has trasncrito me han llamado la atención; supongo que el libro entero es así.
    Ayyy cuando lo pille!

  2. Yo no conocía los derechos 😛 Me ha gustado la entrada y el libro se va a la lista y con prioridad. Creo que es de esas obras de las que terminaré apuntando como loca citas que me gusten. Esta me ha encantado: Releer no es repetirse, es ofrecer una prueba siempre nueva de un amor infatigable.
    ¡Besos! 😀

    • 😀 ya sabía yo que a alguien le servirían los derechos del lector ¡me alegra presentártelos! 😉 yo tengo una libretita donde voy apuntando todas las citas que me llaman la atención
      Un beso para tí,
      Ale.

  3. Tengo ganas de leer este libro y más después de leer tu entrada.
    De este autor he leido “Mal de escuela” y me encantó.
    Un saludo!!

  4. ¡Hola Ale!
    Como todos, conocía los derechos del lector.
    No sé cómo olvidé buscar este libro hace poco que estuve de shopping libresco. La próxima será. Anotado está.
    Un abrazo,
    R.

    • R.
      es un libro precioso. En la edición en inglés, tiene en la portada la imágen de Quentin Blake de los derechos del lector ¡está preciosa! Ojalá lo editaran así en español…sería más llamativa la portada ¿no crees?
      Un abrazo,
      Ale.

  5. Estoy completamente de acuerdo con Pennac. Lo leí después de haber devorado Mal de Escuela. Luego, lo encontré en francés y pensé ¡Qué bien, así practico mientras lo vuelvo a leer! pero me lo pidió mi hermana y aún no me lo ha devuelto-

    Los derechos los conocía y los glosé. En cuanto al cartel, que está genial, ando persiguiendo a mis compis bibliotecarias pero no hay manera de conseguir el cartel.

    • Así que andas en la búsqueda del cartel…a lo mejor para el día del libro ¿no? en alguna librería 😀 o biblioteca. Ya me contarás si lo consigues.
      ¡Y lo tienes en francés! es un idioma que quiero estudiar pero aún no he tenido tiempo (¿me alcanzará la vida para hacer toooooodo lo que quiero???)
      Un beso,
      Ale.

  6. Sí, conocía los derechos del lector, gracias a vuestros blogs y estoy de acuerdo con todos, aunque alguna vez he caído en el mayor pecado: Reírme, o más bien, mirar por encima del hombro al que no lee nada, o incluso al que solo lee “literatura b”. Mea Culpa.

    Preciosos dibujos, precioso libro y preciosa reseña en la que se ve que has puesto cariño, como en todas.

    Y sí, no puedo estar más de acuerdo con que no hay que enfocar la lectura infantil como si fueran deberes, nada de hacer resúmenes, o trabajos, o “con qué personaje te identificas más, y por qué”.

    Que pensabas “con el protagonista ¿Por qué?
    Pues porque el 90% de los libros infantiles están escritos para que te identifiques con él, alma de cántaro”.

    • Loque:
      quien esté libre de pecado, que aviente el primer libro 😉
      A mi me caían bien gordos los reportes de lectura que me hacían escribir de pequeña en la escuela. Pero mira, algo sirvió porque aquí está el blog 😀 jajaja
      Un beso,
      Ale.

  7. ¡Cuanta sabiduría guarda este libro! Yo lo disfruté especialmente, porque comparto el placer de la lectura con el autor (como tú).

  8. Me enamoré de Pennac con este libro, era lógico pues a los lectores nos encanta que nos hablen de lecturas y experiencias lectoras, si además lo hacen desde el corazón y con calor, entonces no nos importaría que el libro tuviera seiscientas páginas.
    Después he leído Mal de Escuela que también me ha gustado.

  9. Todos coincidimos, es un libro precioso, sobre todo porque te recuerda un montón de cosas que tú ya has pensado pero que quizás lo tengamos olvidado.
    Una delicia.
    Un abrazo
    Teresa

    • Teresa:
      creo que la primera vez que lo ví, fue en tu blog. Desde entonces lo anduve buscando. Tiempo al tiempo, lo encontré. Y lo he disfrutado mucho así que ¡gracias por habérmelo dado a cononcer!
      Un beso,
      Ale.

  10. Yo tengo pendiente a Pennac, creo que en la biblioteca hay algun libro pero no se si este, de todas maneras el libro parece que justifica la inveresión que se hace en él, me han gustado los fragmentos que has entresacado… Yo conocía los derechos del lector y creo que los recree en el post en el que anunciaba que dejaba el libro de la llave del abismo. No conocia los dibujos de Quentin y me han parecido una pasada, los copio para mostrarselos a mis hijos…
    besotes Ale

  11. Hola Ale,
    recuerdo los derechos del blog de Lammermoor, y reseña de Teresa, aunque como R y Carmina confieso el retraso y aún no me he puesto con él. Incluso Hilario está de acuerdo, uff, imperdonable, jejeje.
    El tiempo para leer, al igual que el tiempo para amar, dilata el tiempo de vivir… ¿y sí lo recetara el médico?, jeje, es broma;preciosa frase.
    ¿Sabes que cuando he visto tu actualización, “Como una novela”, he pensado, anda, Ale ha escrito algo, casi una novela…?
    Un abrazo 😉

    • ¡Hola Maribel!
      🙂 jajaja….si…incluso Hilario está de acuerdo. Noooooooooooo aún no escribo nada más que las entradas de este blog. Necesito tomar cursos de escritura para hacer más 😉
      Un beso,
      Ale.

  12. Maribel que bonita frase, que da apuntada.
    Ayyy el tiempo eso es lo que nos falta para hacer tantas cosas que nos gustan.
    Pero que gozada cuando termina un bien libro
    Un saludo
    Teresa

  13. Me ha encantado esta entrada, Ale!! bueno…cuando no te digo lo contrario…pero no conocía el decálogo del lector/a y me ha gustado especialmente el libro. La forma en la que hablas de él, apetece salir corriendo y cogerlo en la librería.
    Un abrazo y que tengas un precioso día del libro!!

  14. ¡Me lo apunto, vaya si me lo apunto! Y más en un día como hoy, algo así es lo que apetece leer.

    Muchas gracias por la recomendación: ¡al primer puesto de la lista!

    Un abrazo.

  15. No conocía mis derechos jeje 🙂
    Bueno, otro que ya tenía en la lista por la cantidad de buenas opiniones, espero que vivamos muchos años para poder leer tantos libros.

    Un abrazo,

    • 😀 Vero ¡pues ya los conoces! jajaja. Y si no vivimos muchos años, seguro que en el cielo hay una mega-biblioteca o mejor aún ¡los autores! para “ponerte el chal” y platicar con ellos largo y tendido
      Un beso,
      Ale.

  16. No conocía a Pennac ni los derechos del lector. El libro debe ser muy bueno (sólo hay que escucharos a todos los que lo habéis leído), pero lo que es genial es la exposición de los derechos del lector. Estoy totalmente de acuerdo en que son derechos FUNDAMENTALES, pero sobre todo me gustan el 5 y el 6, que hablan de libertad y que no siempre los propios lectores respetamos.
    Los dibujos son muy graciosos y entiendo a Lammermoor: si yo tuviera un cartel así me gustaría ponerlo en mi casa.
    Un beso a todos.

    • Ascen:
      fíjate que a mi como lectora, los que me costaron mucho trabajo llevar a cabo fueron el 2 y el 3. Antes, cuando el libro no me gustaba me sentía terriblemente culpable de no terminar de leerlo, o saltarme las páginas que me parecían aburridas. Hoy (la sabiduría que da la edad, supongo…o que siento que se me acaba el tiempo) si un libro no me engancha paso a otra cosa y tan tranquila. ¡Hay tanto por leer! ¿para que batallar con un libro que no estás disfrutando, digo yo? 😀
      Un beso grande para tí,
      Ale.

  17. Pues yo, ya sabes en qué luna andaba que he llegado super atrasada… ¡pero aquí estoy!
    Claro que no conozco el libro, pero para eso estás tú, para ponerme los pies en la tierra, jeje.
    Veo estás leyendo mucho en inglés últimamente (es que leí dos post a la vez).
    Me he leído los comentarios y me da gracia que Hilario vaya quedando entre nosotros como el que nada contracorriente, ¿qué dirá él? yo lo veo genial, me encanta que pensemos diferente, ¿verdad?
    También me ha matado Loque con el epíteto “alma de cántaro”… ¿será de su propia cosecha?

    ¿No habrá un sitio donde se pueda imprimir ese cartel?
    Ya sé que un cartel original sería mejor pero para los que no tenemos esa opción… ¡a buscar!

    AD.

    • Ade:
      No se me había ocurrido auto-imprimir el cartel ¡eso es lo que voy a hacer! 🙂 Lo que pasa es que algunos libros no los puedo conseguir en español, pero si fácilmente en inglés. Entonces, pues los leo en inglés. Sirve que practico y no se me olvida 😉 jajaja
      Hilario está encantado de ir contra la corriente (creo…habrá que preguntarle)
      Me encanta que vengas y me dejes un comentario de este tamaño que ¡ya te extrañabaaaaaaaaaaa!
      Un beso,
      Ale.

  18. Yo el libro lo conocía de oídas y por vuestros blogs. Me parece muy interesante tanto éste como otros libros que comentáis del autor. Habrá que leerlos.

    Pero para mí el tiempo de leer, de escribir, de amar… no es tiempo robado, sino la vida misma. ¿Seré excesivamente epicúrea?

    Saludos a todos.

    • Inma:
      para mí tampoco es tiempo robado, como dices tú, son los momentos que hacen la vida ¡plena! y digna de ser vivida. ¿Epicúrea? solo que nada más dieras prioridad a estas cosas y descuidaras otras obligaciones 😉 jajaja pero no es el caso
      Un beso,
      Ale.

  19. Tienes razón, Ale. El 2 y el 3 (sobre todo el 3) han sido difíciles para mí durante años, pero efectivamente con el tiempo ya lo tengo superado.
    Ahora dejo de leer los que no me llenan y soy capaz,de leer algunas páginas en diagonal, como dice mi marido.
    Y tampoco tengo ningún remordimiento. 😉

    • ¡que bonito es eso de ir perdiendo la culpa por hacer lo que a uno le gusta! 😀 yo ahora tampoco me termino los libros que no me gustan cosa que era IMPENSABLE cuando era más jovenzuela (porque todavía soy, aunque se tuerzan algunos jajaja)
      un beso,
      Ale.

  20. Raro que yo lea un libro en francés y crea haberlo entendido por entero y además me haya gustado. Bien, puies este ha sido el caso de “Comme un roman”, me encantó que alguien pusiera por escrito muchas de las cosas que yo pienso y que además me enseñara otras nuevas.

    • Eva:
      Ohhhhh ¡que bonito que lo leíste en su idioma original! en algunas traducciones, se pierde mucho de lo que el autor quería decir (hay algunas verdaderamente terribles).
      Un beso,
      Ale.

  21. Pues mira, yo de este autor conocía (aunque no lo he leído) uno titulado “Mal de escuela”. Vi una entrevista con él y me llamó bastante la atención, pero este parece un libro de esos que no debería faltar en la estantería de un buen lector ¿no?
    Lo que sí había visto en algún sitio era ese estupendo poster con los derechos del lector. Dan ganas de imprimirlo tamaño gigante y colgarlo en alguna pared.
    Besos guapa

    • Paula:
      ¡bienvenida! tuve que buscar en el diccionario el significado de bacano y vi que es casi un sinónimo de nuestro ¡padrísimo!:D
      ciertamente es un libro que tiene muchos buenos consejos para cualquiera dedicado a la educación.
      ¡Bienvenida!
      Ale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s