¿Qué dirían de tí tus libreros?

En algún lugar (me van a discupar que no recuerdo dónde) vi algún día esta pregunta y me gustó y pensé “ya la pondré en el blog un día que no tenga otra cosa que subir”. Bien, ese día es hoy 😀

Si tus libreros hablaran ¿qué dirían de ti? De mí, los  dirían esto:

1.- Esta chica no tiene orden. Esto porque, sin contar los de la yoga o psicología, todos los demás están acomodados sin ton ni son. Ni por autor, ni por tema, ni por preferencia. Simplemente: por como llegaron,  y después, por como fueron leídos. Pero eso si: se perfectamente dónde están. Para esto tengo una memoria casi fotográfica. Curiosamente, sólo me sirve para los libros -lo que no deja de ser una verdadera pena ayyyyy ;)-. Con cualquier otra cosa, puedo perder horas buscando porque soy caótica para acomodar todo lo demás que contiene esta su casa.

2.- Pero ¿por qué compra más libros de los que puede leer? Esto lo dirían no sólo  mis libreros, sino los libros que están en el estante de “próximos a leer” y a quienes no les ha tocado su turno  😀 (mi charro negro también podría decirlo, pero me ama y no lo dice 😉 ). De repente me los imagino jalonéandose diciendo “soy el siguiente” “ ¡pero yo llegué primero!” “¡hey! ¿Qué ya no recuerdas la ilusión con la que me compraste?”

3.- Que  curiosa, quiere saber de TODO: Libros de  tanatología, infantiles, juveniles, de   flores de bach,  homeopatía, naturismo, novelas de ficción, historia, asesinos seriales, homeopatía, de referencia sobre mi religión, cómo hacerse millonario, mercadotecnia, química, medicina  (estos 4 últimos temas son los preferidos del charro negro). Según la época de mi vida, hay un espacio en el librero de lo que en aquel entonces llamaba mi atención. De ahí se derivaría:

4.- Ahh como le gusta la yoga. Más de 140 libros lo atestiguan. Todos leídos.

5.-  El plan infinito nos va  a tronar. Si son visitantes nuevos de este blog, necesitan saber que el plan infinito es la lista de libros que ansío leer…y como crece cada día, por eso es infinito. En esta casa  hay exceso de libros… dos filas en cada estante. Espero que no truenen, porque hay unos estantes de madera  que ya se están pandeando peligrosamente  😀

6.- Le gusta  leer  sobre casos de la vida real. Supongo que a falta de un espíritu aventurero y emprendedor;  lo compenso leyendo sobre quien si es así (bien sea porque buscaban vivir intensamente  o porque les tocó nacer en un lugar en donde no hubo de otra).

7.- Alguien en esta casa estudió química. Toooodos los libros del charro negro están aquí para atestiguarlo.

Anuncios

34 comentarios

  1. De mí dirían 1 y 2, y sobre todo 5 y gritarían algo como lo que dicen los mineros de las películas, que no me acuerdo si es ¡Derrumbe! o algo así.

    También es posible que dijeran “Lo hemos consultado con el código civil del 2º estante, y no está prohibido limpiar el polvo de tus libros de vez en cuando”

    Me ha gustado lo de tus pobres libros diciendo haciéndose ilusiones de que son los siguientes. ¡Ingenuos!

    • Loque:
      los míos están desordenados, pero limpios de polvo 😉
      pobrecillos ¿verdad? creyendo que serán el siguiente, sin pensar que hay tanto que se atraviesa sin llegar siquiera a ese librero donde ellos están. Un día de estos me montan una revolución -seguro-

    • vamos…seguramente que dirían algo más 😉 ¿sabes que más dirían los míos? “En esta casa, sólo servimos para eso: para los libros” porque hay otras casas donde tienen alguna escultura, o los usan para tener archivos…pero aquí no 😀
      Un abrazo,
      Ale.

  2. ¡Ja,ja! Pensé que te referías a qué pensaría de mi “mi librero” (es decir, el que me vende los libros) y por supuesto ya estaba yo diciendo: “¡pues qué va a pensar! que soy una clienta fantástica de la muerte”, pero vaya!, me encuentro que tus libreros vienen siendo “mis estanterías” ¡je,je!
    En este caso, mis estantes creen que soy una chica muy ordenada. Intento que los libros estén agrupados por temas y dentro de temas procuro (sin hacerlo en orden alfabético) que todos los de un mismo autor estén juntos. Yo también sé dónde tengo colocado cada título. Como te ocurre a tí, esta fantástica memoria mía sólo funciona así de bien para los libros.
    Suscribo OF COURSE tus frases nº 2 y 5 totalmente.
    Juraría que oigo llorar a los libros que están todavía sin leer en las estanterías cuando me ven llegar con otro lote.

    En fin, es lo que hay. El Sr. Bookworm tampoco que queja. Sabe de sobra con quien se casó. ¡ja,ja!

    Besos

    • Booki:
      ahhh, estas que tiene el español…no sabía que allá se llamaban “estanterías” 😉 bien dicen que todos los días se puede aprender algo nuevo.
      ¡Pero que maridos tan maravillosos tenemos ehhh! 😉
      un beso,
      Ale.

  3. De acuerdo con el 1, 2, 5 y 6… ¡Vamos casi todos! La verdad es que mis estanterías no tienen orden ni concierto… Hace poco las ordené, autor por autor y temática por temática pero… me duró poco jeje. Lo cierto es que libros de yoga no tengo pero es un ejercicio que me llama mucho la atención, eso sí, de salud, por mi abuela, tenemos para dar y regalar porque le gusta leerlos. ¡Besos!

    • Marina:
      así que a la primera molestia ¿tu abue ya puede diagnosticarnos? 😉 porque a mi marido le encanta jugar al médico. Ya le dije que ahora que yo termine de estudiar, si quiere aún estudiar medicina yo lo apoyo.
      Un beso,
      Ale.

  4. Me ha gustado mucho el post Ale, yo te diría de mí que los libros que yo tengo no me hablan, están enfadados conmigo, pueden llevar en mi biblioteca 5 o 6 años y aún no les ha tocado el turno, siempre hay alguno delante.
    Uno de los libreros a los que yo voy me dijo, como te gusta la novela histórica mira lo que he recibido, jajajaj, soy muy predicible.
    Nadie estudió química en mi casa pero si inglés y francés y hay libros que lo atestiguan.
    besitos y muy buen post.

  5. Mis librerías (o estanterías, o libreros) no están especialmente desordenadas, pero tampoco son un dechado de perfección.
    Me gusta poner juntos los de un mismo autor, pero no puedo garantizar que estén así todos.
    Lo peor de todo, es que cojo los libros, para leerlos, revisarlos, enseñárselos a alguien, registrarlos… o cualquier otro motivo, y tardan bastante en volver a su lugar, por lo que puedes encuentrarlos en todas las mesas, mesillas, encimeras….
    Mis libros son pacientes y no se enfandan conmigo porque no los lea. Saben que los quiero a todos y que su tesoro, escondido entre las páginas, antes o después podrán compartirlo conmigo.
    Por cierto, bonita foto la que has puesto. Me gustaría tener un librero así.
    Un beso.

    • Ascen
      tus libros son muy comprensivos, reflejo de que así eres tú 😉 a mi me pasa como a tí: que tengo libros en todas las superficies que se pueden apilar. Luego cuando llegan visitas tengo que correr a “levantar” un poquito el tilichero antes de abrir la puerta jijiji. Ahh, me encantaría decirte que es una foto de la casa pero noooo, hace un tiempo saqué esta foto de internet para enseñársela a mi carpintero a ver si me hacía uno. Aún no lo tengo 😦
      Un beso,
      Ale.

  6. ¡Hola, Ale!
    Les comparto una pequeña anécdota: Salí unos días y la jovencita que me ayuda con los quehaceres de la casa quiso sorprenderme ¡lo logró! Limpió toda mi biblioteca y puso los libros por tamaños y colores. Para arreglar el desastre me tendría que pasar por lo menos un mes poniendo en su lugar temas y autores. No sabía se reír o llorar. Es el día que no termino de ordenarlos y cada vez que necesito consultar algo, empieza el baile de un estante a otro. ¿Qué tal?
    Si mis libros pudieran hablar dirían: ¡Apúrate a ponernos en orden!
    Besos a todos
    Paloma

    • ¡Hola Paloma!
      mi papá estaba escribiendo una vez un libro y le pasó como a tí. Le “ordenaron” sus papeles, que tenía desperdigados por todo su escritorio (que es graaaaaaaande). Puedo decirte que se enojó muchísimo. Casi fue causal de di-vor-cio (y eso que mi mamá ni se los había “ordenado”; también fue la asistenta del hogar), así que te entiendo 😉 ¡Ánimo y que termines pronto de volver a poner orden en tu biblioteca!
      Un beso grande,
      Ale.

  7. jejej me ha gustado mucho tu post.
    De mí dirían que soy muy ordenada, eso sí, y que les castigo poco, porque tengo muy pocos libros. Incluso pensarán que leo poco 😉

  8. Qué post tan chulo, coincido con los demás!
    (me ha encantado la estantería de la foto)
    De mí dirían que estoy loca por tener muchos pendientes de leer y seguir comprando…

    • Elwen:
      a que también podrían decir: ¡aquí estamos todos juntos! porque tienes sagas y trilogías juntas, segun recuerdo 😉 en cambio yo, anda un harry potter por aquí, otro allá…
      un beso,
      Ale.

  9. Lo que mis estantes dirían de mí, Ale:

    8. ¿Por qué no tienes libros de yoga? Je.
    9. ¿A eso le llamas orden? Supuestamente los tengo ordenados; a mi estilo, claro.
    10. ¿Cuándo te traes los demás libros que heredaste de tu abuelo para armar un fiestón? El sólo hecho de imaginar semejante traslado me produce vértigo.

    Bueno, yo voy leyendo lo que voy comprando. Tengo un plan infinito de títulos por leer pero no una estantería infinita. En la casa de mis abuelos sí hay una buena cantidad de libros inleídos (hay de todo) que aún no llaman mi atención (este año rescaté uno de Boris Vian).

    Saludos,
    R.

    • Querido R.:
      me has hecho reir…los míos no me dicen el 9 porque como ya se que no es orden, no hay malos entendidos jejeje ;). Y me dieron ternurita que estén esperando a sus compinches para tirar la casa con el fiestón que quieren hacer 🙂 jajaja.
      Que bonito tener libros en otra casa. Cuando me casé dejé todos mis libros en casa de mi mamá, luego una vez sacó cajas y cajas de libros, regaló verdaderas joyas, y aún así hay para dar y regalar más.
      Uno de mis sueños es tener una casa en el bosque, sin clósets (armarios, roperos) pero con un librero en cada habitación, como el de la foto.
      ¡Se vale soñar! 😉
      un beso,
      Ale.

  10. Ale: También pensé en librero como el que te vende los libros… ¡y esa era yo! pero luego me di cuenta de qué iba la cosa, vamos que tan distraída no soy, eh?
    Pues bien, mi librerito (porque no pensarás que teniendo una librería vaya a tener algo muy grande en mi cuarto) debería decirme algo así:
    11. Caramba, que apenas empieza a hacer uno confianza con otro y ya se lo están llevando… ¡así no se puede!

    Es que apenas los retengo, trato de que no se me acumulen, entonces pienso que apenas los dejo iniciar una relación estable en el librero, jeje.
    Un beso
    AD.

    • Ade:
      ¡me has hecho reir! así que tus libros apenas van entrando en confianza y ¡zas! entran a otra casa…jajaja…los míos duran buen rato en mi librero. Sería interesante que nos contaras que SI puedes decir de tus clientes, por los libros que van comprando 😀 ¡esa sería una buena entrada!
      un beso,
      Ale

  11. Ahora mismo solo puedo decir ¡Yo también! (pensé que te referías a los vendedores de libros). Interesante cuestión, en cuanto pueda le dedicaré la oportuna reflexión (sigo un poco “difusa”)
    Un beso

    • Lammermoor:
      se me olvida que las cosas cambian de nombre aunque hablemos el mismo castellano (o bueno, no es el mismo y por eso cambia el significado). Yo también ando difusa, como podrás ver 😉
      Un beso,
      Ale.

  12. Cuando lo publicaste lo lei y no pude poner el comentario, yo como Mertxe, o booki como tu la llamas, pense vaya que dirira de mí, mi librero, o sea quien me vende los libros, pero luego vi mi error de comprension. Mis estanterias pensaran a parte de que desordenada soy, que llenas que las tengo y tambien porque compro tantos libros si las baldas casi se rompen con el peso que tienen y no tengo mas sitio para ponerlos. En fin mas o menos lo mismo que a ti solo que yo no tengo libros ni de yoga, ni de quimica

    • Carmina:
      pues entonces nos parecemos mucho enhhh :D. Además de química, hay de derecho e ingeniería en electrónica, que algún tiempo me dió también por estudiar esas carreras.
      Un beso,
      Ale.

  13. Maravilloso librero, me encanto! Y aunque no he leido todo tu blog, queria recomendarte “My stroke of Insight” caso de la vida real, con excelente mensaje, que ayuda a quien tiene a alguien cercano con el mismo problema y de lectura muy amena.

    Saludos,

    Marxe

    • ¿de la Dra. Jill Bolte? ¡seguro que lo leeré! ¡gracias por la recomendación! esos libros me llaman mucho la atención. He visto algunas de sus conferencias en internet, pero no sabía que tuviera un libro.
      Un abrazo,
      Ale.

  14. ¡Me encanta tu blog! Y me ha parecido muy brillante el resumen que haces de qué dirían de ti tus libreros. Como yo soy mi librera, todo lo que puedo decir es: estás en la mejor compañía posible, en compañía de libros (así se llama el nombre legal de mi sociedad Nós Compañía de Libros SL) y también mi nick. Siento una enorme curiosidad, como tú, y por eso acabo rodeada de gente interesante que le desea saber qué hacemos aquí y para qué y por qué nos han traído al mundo. El cómo ya es tarea de cada uno ¡Qué curioso! Por cierto la estantería es una preciosidad. ¿Es una foto encontrada por ahí o es la tuya?

    • 😀 ¡pues muchas gracias! Te cuento que la estantería me la encontré en internet cuando andaba buscando algún modelo para que me hicieran un librero aquí en la casa. Este me gustó mucho, pero ahora el único lugar que queda disponible es mi salón de yoga y sería peligroso que cayera encima de algún alumno 😉 Así que tengo la foto a la mano por si me encuentro una pared libre (estoy pensando cuando se casen mis hijos y desocupen sus recámaras).
      Yo también disfruto mucho visitándote.
      Un abrazo,
      Ale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s