LIBRO: Ways to Live Forever

WAYS  TO  LIVE  FOREVER

Sally  Nicholls

Se te permite estar triste, pero no demasiado triste. Si siempre estás triste cuando pienses en mí entonces ¿cómo podrás recordarme?

Este es un libro maravilloso. Ya tiene algo de tiempo que lo leí y me faltaba ponerlo por aquí. ¿Maravilloso por qué? Poque a través de los libros podemos comenzar a acercarnos a los temas que nos dan miedo/angustia/desesperación en la vida real, y este tema trata de la muerte, y la enfermedad de un pequeño de 11 años.

Algo que me parece muy innovador es que narra la enfermedad desde el punto de vista de Sam, un niño de 11 años que tiene leucemia. Y a través de él, vemos como la enfermedad nos pone nerviosos y como ignorándola, no hablando de ella (entre nosotros o con el enfermo) lo que hacemos es aislarlo, abandonarlo, dejarlo de lado. Por eso mismo, Sam tiene su lista de “Preguntas que nadie responde” estas son algunas de ellas:

1.- ¿Cómo sabe alguien que ha muerto?

2.- ¿Cómo es que Dios permite que los niños pequeños enfermen?

3.- ¿Qué sucede si alguien no está realmente muerto, y los demás piensan que si? ¿Los enterrarían vivos?

4.- ¿Morir duele?

Así mismo, Sam hace disfruta haciendo listas. En su lista no. 2 pone “5 Hechos sobre como me veo”:

1.- Tengo pelo. Todo se me cayó el año pasado por las medicinas que tomaba, pero me ha crecido de nuevo. Es castaño claro.

2.- Tengo los ojos azules.

3.- Tengo muchos moretones. No es mi culpa. Es sólo que te salen cuando tienes leucemia.

4.- Soy chaparro para mis once años y algo pálido.

5.-  Tengo una marca de nacimiento que parece un trébol de cuatro hojas en mi rodilla. Pero no cumple deseos.

Si bien el tema que trata el libro es triste, no es un libro depresivo. Y como ya comenté antes, lo que me  gustó mucho, es que Sam narre lo que está viviendo. Presenta la enfermedad y la muerte  como una parte de vida (muchas veces queremos esconderla, negarla).

El libro está editado en español y lleva el título: esto no es justo.

De la siguiente página les traduzco una entrevista que le hicieron a la autora:

Entrevista con Sally Nichols:

¿Por qué quisiste escribir un libro sobre un niño que está muriendo?

Era algo que había estado en mi mente durante un tiempo – tengo un amigo cuya madre falleció, y otros dos amigos que estaban enfermos. Hay muchos libros escritos sobre la muerte, pero la mayoría de ellos tratan sobre la pena, no la mortalidad. Yo quise explorar lo que sería ser una persona joven y saber que sólo tienes unos pocos meses por vivir

Comencé a hacer investigación sobre niños con enfermedades terminales, y mientras más historias leía, más me di cuenta de que la suya era una historia que tenía que contar.

¿De dónde vino el personaje de Sam?

Había estado escribiendo mucho sobre niñas y quería tratar de escribir como niño. Sabía que estaría enfrentando la muerte, quería tratar de cubrir algunas de las cuestiones filosóficas alrededor de ella, así que necesitaba un personaje principal que fuera capaz de ver a la muerte a los ojos. Decidí que el probablemente sería una persona científica, de hechos. Sin embargo, no quería que fuera totalmente insensible –quería que se preocupara por su familia y sus amigos. Y quería que hubiera partes graciosas, así que necesitaba que tuviera sentido del humor. Sam emergió cuando junté  todas esas características.

¿Cuánta investigación hiciste?

Leí tantos libros como pude encontrar acerca de lo que se siente estar muriendo, y leí toda la ficción que hay escrita desde el punto de vista de niños muriendo. Algunos de los mejores, están en una lista al final del libro. Después  fui y hablé con enfermeras en hospitales, hospicios y trabajadores sociales en mis hospitales locales –personas como Annie, que trabajan con niños con cáncer. Respondieron muchas de mis preguntas prácticas.

¿Qué te hizo querer escribir un libro que se ocupa de estas preguntas filosóficas?

Cuando la mamá de mi mejor amigo falleció recordé estar pasmada por como las personas lo aceptaban. Yo quería decir “pero ¿a dónde ha ido? ¿Qué es lo que le ha pasado? ¡Esto te va a suceder a ti también! ¿Es que no quieres saber?”

También sabía que la razón por la que estas preguntas producen tanto miedo es que nadie las responde. Yo quería escribir un libro que dijera: “Okay, no hay respuestas fáciles, pero aquí hay algunas de las posibles” Muchos de los libros que hay son escritos por personas con ideas muy claras acerca de Dios y la vida después de la muerte. Yo quería escribir algo que permitiera a mis lectores decidir por sí mismos.

Anuncios

23 comentarios

  1. Vaya, yo no sé si podría con este libro. Ya sólo saber que lo narra un niño enfermo, aunque ficticio (pero vamos, que seguro que hay miles en su situación).
    Seguro que Inma tiene mucho que decir del libro 😦

    A la pregunta de Cómo permite Dios que enfermen y mueran los niños, sólo se me ocurre que dios no existe; ni para bien ni para mal.

    Y bueno, por qué damos la espalda a lo único que sabemos con certeza que ocurrirá, la muerte? En fin, no lo sé, pero parece impensable que un día nos vamos a morir. Porque podemos pensar en qué vamos a hacer este verano, o en cuántos hijos nos gustaría tener, por ejemplo, pero ¿quién puede imaginar cuándo morirá? depende tanto del azar que creo que nadie se puede llegar a imaginar su propia muerte 😦

    Bueno, menudo rollo que tengo hoy!

  2. Interesante tema. Es cierto que en nuestra cultura vivimos de espalda a la muerte, como si vivieramos eternamente. Y cuesta afrontar no solo la idea en sí sino a veces la propia muerte de un ser querido.
    No estoy segura de que sea capaz de leerlo aunque si que es interesante que nos hayas hablado de él.

  3. Yo reconozco que me encantó. Fue una lectura emotiva y conmovedora, no le falta el sentido del humor, aunque es casi imposible llegar al final sin derramar lágrimas.
    Morir es una parte de nuestra vida y yo creo que al final Sam consigue que su familia esté preparada y serena para cuando llegue el momento.
    Estoy de acuerdo contigo en que no es para nada un libro depresivo.

    Un beso

    • Isi:
      Cuando yo tenía 20 años perdí a mis dos abuelos maternos por cáncer. Yo pensaba que si Dios no podía curarlos no era entonces tan poderoso; y si podía y no lo hacía -¡sufrían tanto!- entonces no era bueno. Muchos años han pasado desde entonces y si bien aún no tengo la respuesta de por qué, tampoco me la hago ya.
      Yo creo que Dios permite que el hombre sea libre y esta es la muestra de amor más grande que existe. Y en esta libertad, no puede estar interviniendo porque jamás creceríamos ni aprenderíamos a usar bien esa libertad que nos dió. Tanto nos ama, que incluso nos deja la opción de creer o no en él.
      Creo que damos la espalda a todo eso que nos asusta: la muerte, la vejez, la enfermedad, la incapacidad, los valores de otros, su religión…crecemos cuando podemos enfrentar estas cosas. Cuando tenemos el valor de vivir más intensamente precisamente porque sabemos que algún día moriremos.

      Lammemoor:

      saber que la muerte existe, no nos prepara para el dolor de las pérdidas. Pero nos ayudan a enfrentarlas mejor. Y a saber que el dolor que sentimos es normal (¿cómo podría no serlo? si quien se va era un ser amado). Pero es lo que necesitamos hacer: dolernos. Llorar. Sentir, aunque sea feo. Eventualmente, estaremos mejor.

      Mertxe:
      ¡tienes razón! tiene momentos que muestran un gran sentido del humor y eso lo hace más entrañable aún.

      Un beso para cada una,
      Ale

  4. Ver imágenes de niños que lo pasan mal ya se me hace cuesta arriba, así que leerlo no sé, me parece bastante duro, aunque si me dices que lo hace desde una perspectiva positiva quizás dé el salto y lo lea. Desde luego la muerte es un tema muy recurrente, no es la primera vez que leo algo que gire en torno a ello, pero es muy complicado, por ejemplo recuerdo “Desde mi cielo”, de Alice Sebold. No sé, ya veré, de momento me apunto el título.

    Besos!!

  5. Me alegro de que te aportara algo positivo, pero estoy con Isi y Lammermoor: No creo que yo fuera capaz de leerlo.
    Pensar en la muerte hace sufrir, sea la de un ser querido o sea la tuya pensando que no vas a poder disfrutar más de su compañía ni ellos de la tuya. Que muera un niño además es terriblemente injusto. En eso estoy con el título.
    Por eso no pensamos en la muerte. Llegará, todos lo sabemos, y cuando llegue nos enfrentaremos a ello, pero no quiero sufrir antes de tiempo.
    Yo ya me enfrenté a la muerte de un ser querido y es terriblemente duro. No quiero pensar en otra situación similar. Cuando me toque volveré a sufrir, pero no antes.
    Un beso.

  6. La vida no tiene sentido sin la muerte. El tenerlo presente la intensifica, al menos para mí. Creo que podemos soportar el ciclo natural de morir después de los padres y antes de los hijos. Cuando este orden se invierte es espantoso.

    El sufrimiento que provoca la enfermedad en un niño no se puede definir con palabras. Cuando existe la posibilidad de la curación, el camino es duro pero hay recompensa; cuando no es posible… Pienso a menudo en mis niños perdidos y en sus familias, es lo único que puedo hacer por ellos.

    El libro demasiado para mí.

  7. A ver cuando acaba esta moda de dramas con protagonista y narrador infantil.
    No dudo que algunos están bien, pero a mi me ha llegado a cansar.
    Te tocan la fibra sensible y por eso gustan tanto.
    Algún día se me pasará esta manía.
    Un saludo.

  8. Como de costumbre Ale, nos presentas un libro que da pie a muchas reflexiones.

    El tema desde luego es muy interesante, y el intentar dar algún tipo de respuesta a todas las dudas que existen sobre la muerte, y sobre todo sobre una muerte tan prematura, parece positivo.

    Pero dicho esto, diré que yo tampoco me veo capaz de leerme este libro.

    • María:
      lo único que puedo decirte es que cuando yo terminé de leer este libro, me quedé con el gusto de haber conocido a Sam. Un niño encantador 😉 si te animas y lo lees me platicas que te pareció ¿sale?

      Ascen:

      creo que cada libro tiene su público…y hay etapas en la vida para acercarnos a ciertos títulos. Si algún día te animas, por aquí estará el registro de este título 😀

      Inma:

      cuando lo que se trata toca de cerca nuestra vida es difícil poder leerlo sin involucrarnos y evitar que sangren viejas heridas. Pero para quienes no lo hemos vivido (y doy gracias a rodilla pelona porque así es) , nos sensibiliza a cómo debe uno acercarse al niño que está enfermo, a los padres que sufren y a ver cómo es la dinámica entre ellos. Yo me lo llevé a mi clase de tanatología y se lo presté a mis compañeros. Fue muy útil en clase, porque sacamos esas preguntas para ver qué responderíamos si nos la hiciera un paciente. Pero respeto y entiendo completamente tu punto de vista. Y desde aquí, te mando un abrazo con mucho cariño

      Hilario:

      cuando se te pase la manía, creo que te gustaría si llegaras a leerlo 😉

      Susana:

      espero que lo disfrutes 😉

      Loque:
      ¡que vas a tener tiempo de leer, si tienes que hacer la maleta! 😀 oe, oe, oe, oe ¡LOQUE GANÓ EL PREMIO DEL VIAJE A NUEVA YORK! ¡GRACIAS A TODOS LOS QUE VOTARON POR ELLA! 😀 😀 😀

      Un abrazo a cada uno,
      Ale.

  9. No me lo puedo creer, la nave nodriza haciendo de las suyas, escribi un comentario y se lo ha llevado con el poco tiempo que tengo, desde hace un tiempo a esta parte por mas que me suscriba a los comentarios no tiene a bien enviarmelos, ahora se me lleva el comentario que subo, hay que ver que rachita llevo. En fin no recuerdo muy bien lo que te decia pero el libro me ha llamado la atencion asi que si lo encuentro en castellano please que no se ingles, me lo compro o lo saco de la biblio, vamos que me lo agencio, a ver si esta vez tiene a bien publicar el comentario o se vuelve a montar en la nave.

    • Carmina:
      la nave nodriza es de lo pioooooorrrrrrrr ¿cómo que está por aquí llevándose los comentarios de mis amigos??? déjame tomar una piedra para aventársela en este mismo momento. El libro está en castellano, editado por Urano. Espero que lo encuentres y lo disfrutes 😉 ya me contarás que tal te parece.
      Un beso guapa,
      Ale.

  10. […] Libro: Ways to live forever: Nuestra bloguera amiga Bibliobulímica publicó una reseña que yo, creo, jamás podría llegar a escribir. Un libro que, como a algunos de los que comentan ese post, me parece “demasiado para mí”. Sin embargo, quiero destacar la entrada porque incluye un breve reportaje a la autora y no creo que, por difícil, el libro no tenga que ser tenido en cuenta. […]

  11. Muy interesante!! El tema de la muerte infantil es muy difícil de entender…hace poco donde trabajo, casí perdemos a un niño por una grave enfermedad…Está con nosotros y lo vivimos como un milagro!! Pero…hubo un momento difícil, donde te preguntas miles de cosas…quizá hace falta más confianza, más paz interior…no sé, desde luego esto me ha avisdo de quizá “mi casa” no esté anclada sobre roca.
    Pienso que la muerte es parte de la vida. Especialmente cuando uno se va haciendo mayor. Como digo, las muertes prematuras me cuestan mucho.
    Un abrazo, y gracias por puntos de lectura…suenan de maravilla, aunque de momento, creo que tan solo tomaré nota.:)

    • María:
      tienes razón, hay muertes que son muy difíciles de entender…y cuando están cerca de nosotros nos avisan, como lo has escrito, que no estamos anclados en la roca; que a la vuelta de la esquina nuestro destino puede cambiar en un suspiro y por ello creo que son una invitación a vivir intensamente, a disfrutar de lo que poseemos precisamente por causa de su fragilidad.
      😉 un beso grande,
      Ale.

  12. vi la pelicula y me encanto. me parecio maravillosa por el punto de vista, es real, desde el chico ( casi de mi edad) que tiene esa enfermedad. no es como otros la harian, desde afuera y como un sufrimiento. agregando que el tema me gusta, la tristeza, la enfermedad y los libros ( y tambien el actor 🙂 ), estoy muy entusiasmada por tener el libro entre mis manos. muero por leerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s