LIBRO: My Journey With Farrah

40916710MY  JOURNEY  WITH  FARRAH

Alana Stewart

Vi en la televisión el especial que se tituló “Farrah’s story” sobre la lucha de la actriz Farrah Fawcett contra el cáncer de colon. Recuerdo que cuando lo pasaron en los Estados Unidos, ella aún vivía, aunque se decía que ya estaba muy débil y en etapa terminal; y que  al decirle que habían pasado la primera parte del documental y que había tenido mucho  rating, ella había sonreído. Después moriría y seguramente habría estado contenta con todo el espacio que le iban a dedicar en los medios de comunicación, pero para su mala fortuna (¿cuál, si ya estaba muerta????), horas después fallecía Michael Jackson y la noticia de su fallecimiento pasó a segundo plano.

Después me topé en la librería con este libro escrito por Alana Stewart, amiga suya que le ayudó a grabar el documental. Me lo compré por puro chismosa que soy. Me acuso.

El libro está bien, así a secas. No es un libro grandioso, pero se lee con facilidad y es entretenido. Hasta ahí.  En él se presenta una Farrah Fawcett valiente, que  enfrentó con gracia y donarie su diagnóstico, que buscó alternativas de tratamiento en Alemania  a donde viajaba con Alana (me queda la duda de por qué Ryan O’Neal no viajaba con ella ¿sería porque estaba atendiendo a Redmond, su hijo acusado de posesión de drogas? Misterio no resuelto) y era sometida a tratamientos muy dolorosos e invasivos. Farrah no se quejaba, y buscaba siempre regresar lo más pronto posible a Los Angeles. Nunca preguntó ¿por qué yo?, se preguntaba ¿qué es lo que tengo que aprender de esta experiencia?

Alana dice “Al ponerme temporalmente de lado y estar disponible para alguien que amaba, aprendí una gran cantidad de lecciones espirituales y de vida que me han cambiado para siempre. Una de las más importantes, y quizá la más poderosa enseñanza espiritual del mundo es no ser egoístas; algo que no estaba en mi lista de pendientes. Hacer algo amable por otra persona te puede transformar de manera que no imaginabas. Siempre estaré agradecida a mi hermosa amiga Farrah por permitirme hacer este viaje con ella. Lo que comenzó como mi regalo para ella, se convirtió en su regalo para mí”

Anuncios

20 comentarios

  1. La verdad es que entiendo perfectamente a Alana. Mi marido y yo acompañamos en el diagnóstico, tratamiento y curación de un tumor embrionario a nuestra hija mayor que entonces tenía 30 meses: no os voy a contar nada del sufrimiento porque si no lo vives no lo sabes. Te supera.(Mi marido escribió algo en su día en:
    http://enriquismos.blogspot.com/2007_02_01_archive.html)

    Evidentemente, si me hubiesen dado a elegir no lo hubiese pasado pero de lo que estoy segura es que nos ha hecho mejores, no a nosotros solos sino a un entorno bastante amplio. Muchas personas me han dicho que ya que todo salió bien que nos olvidemos del tema, para mí es imposible y no lo recuerdo con pena ni rabia (aunque a veces me entre el yuyu de que pueda volver a repetirse) sino que me hace sentirme afortunada simplemente por vivir el día a día con mi familia.

    Salud para todos.

  2. Hola, te devuelvo la visita… me encantaba Farrah, sobre todo su personaje en “Los Angeles de Charlie” que recuerdo con gran cariño. La volví a encontrar hace no mucho en algunos episodios “El guardián”. Una pena, como mencionas, que su muerte coincidiera con la de Michael Jackson y no pudieramos disfrutar del efecto revival.

  3. Yo no tengo ni idea de quién es esa actriz cuyo fallecimiento ha sido eclipsado por el del rey del pop. Pero por tu comentario de “está bien a secas”, me parece entrever que puede ser un simple aprovechamiento de esta muerte para que la autora se enriquezca. Por ejemplo, el libro de Randy Pausch no te deja indiferente, se nota que está escrito con sentimiento, por así decirlo.

    En cuanto al tema que más te ha impactado, el del egoísmo, creo que es una lección para que todo el mundo la aprenda (me incluyo, por supuesto). Obviamente, tenemos el ejemplo de Inma de que, dejando atrás los sentimientos “tóxicos” propios y hacia los demás, podemos disfrutar más de la vida.

  4. Ale, a mi también me apenó la muerte de Farrah, aunque tengo que decir que no es un libro que me plantee leer. En general huyo un poco de este tipo de literatura, especialmente cuando lo escribe alguien ajeno. No dejo de pensar que es hacer negocio con el sufrimiento de una persona, y soy incapaz de leerlo. Que le voy a hacer!.
    Otra cosa que me llama la atención es Isi, ¿cómo puedes decir que no la conoces?, pero ¿donde has estado?

    Un abrazo!!

  5. Pues ayer ví una entrevista con la autora, y me parece que realmente la queria mucho , a su amiga Farrah, en el caso del libro sí ganará dinero, desde luego, pero en el del material fílmico no ganó nada, porque fué Farrah la que le pidió que lo hiciera por ella y luego la misma Farrah se encargó de que alguien lo editara y publicara, ella sólo sostuvo la cámara, por decirlo así, y con respecto a la coincidencia de su muerte con la de Michael Jackson, es curioso, pero dice Alana que Farrah lo hubiera querido así, porque siempre fué una persona privada, que odiaba a los paparazzis, así que le hubiera encantado saber que estaba en un segundo plano..
    Bueno, estoy regresando de nuevo a comentar, será poco a poco, pero aquí ya estuve, jiji.

  6. Estuve muy pendiente de Farrah…una mujer sin medida. Además es curioso que Ryan O’Neal, haya tenido que pasar por lo mismo que en personaje que interpretó en Love Story…aunque por supuesto en otra edad, en otro momento…¿quién dice que no más duro?
    En la vida el dolor está implicito…depende de nosotros como vivirlo. Y desde luego, esta mujer es toda una enseñanza de cómo vivir algo así.

    Qué buena adquisión!! Por estas tierras no lo he visto aún…miraré más de cerca.

    Mil besos!!

  7. Ale, me gusta más tu reseña que lo que intuyo me gustaría el libro, como El Guisante, no es tipo de libro que me atraiga mucho.

    Aunque el tema de que la generosidad enriquece tanto al que la da como al que la recibe, me parece muy interesante.

    Lo de por qué no estaría con Ryan O’Neal, en vez de con su amiga, se entiende bastante, y es que creo que ese hombre no rige ya mucho, y que en el funeral se intentó ligar a una chica (vaya momento también), que por cierto era su propia hija a la que no reconoció. Yo misma no tengo palabras para esta noticia.

    Inma, os admiro a tí y a Enrique, de verdad!

    Isi: F.F. fue muy-muy-muy famosa a finales los 70 (“en el siglo pasado” como dirían tus hijos Ale) , pero la verdad es que después no se supo mucho más de ella.

  8. Ah vale, si fue famosa a finales de los 70 y luego nada, tengo excusa, porque yo nacía a principios de los 80. Jope Roberto, soy un poco extraterrestre porque no veo la tele nunca, pero vivo aquí, en el planeta Venus… Digo, ¡en la Tierra! 😉

  9. Hola, a todos. Farrah no es una mujer a la que tenga especial cariño (tampoco tengo nada contra ella, por supuesto), pero siempre me impacta enterarme de que gente a la que conozco -de alguna manera, aunque sea de oído- sufren este tipo de efermedad. Es una enfermedad traicionera. Yo la he sufrido también en mi familia y es algo devastador. Además es imposible protergerse de ella, por lo que te sientes totalmente indefenso y vulnerable. No obstante, ni soy persona de biografías ni de libros tristes, por lo que creo que, en principio voy a pasar de él.

    Me alegro por ti, Inma y pienso que si pudistéis superarlo con los 30 meses de tu hija, es posible que lo hayáis superado del todo. Ten en cuenta que si tu hija consiguió vencer la enfermedad siendo una personita tan joven, en la que su metabolismo va a un ritmo veloz, con un desarrollo y crecimiento de sus células y su cuerpo tan espectacularmente vertiginoso, es casi seguro que lo haya derrotado totalmente.

    Besos.

  10. Pues mira yo no tenía conocimiento de este libro.
    La verdad es que no me importaría leerlo. En nuestra familia también hemos pasado por otro cáncer.
    Afortunadamente ahora las cosas van muy bien, pero cuando lo vives te identificas más con las historias de quienes también han pasado por ello.
    Por cierto, yo si me acuerdo perfectamente de Farrah (o debería decir de Jill) ¡qué tiempos en los que jugaba a ser un ángel de Charlie!

    Véase recuerdo póstumo:
    http://bitacoradetodolodemas.blogspot.com/2009/06/un-angel-menos.html

    Un beso Ale

    • Inma:
      ¡Muchas gracias por el enlace! creo que no se puede accesar a él y no se cómo arreglarlo desde tu comentario, pero lo pongo aquí (me fui a la pagina de tu marido a buscar en febrero del 2007 y así dí con él) . Yo tan sólo puedo imaginarme la pesadilla que viviste y dar gracias a rodilla pelona que jamás he tenido que pasar por algo así.

      Ciertamente todos los que están alrededor de un enfermo aprenden (o debieran…dada la oportunidad de hacer conciencia) que la vida es un ratito, que nadie la tiene segura y que mientras dure, hay que disfrutarla al máximo. Te hace darte cuenta de lo que en verdad importa…
      ¡gracias Inma! dale un beso fuerte a tu hija de mi parte.

      Alice Silver:
      ¡gracias por la visita! ¡Esta es tu casa! 😉 era una mujer muy caristmática y yo he visto 1 película de ella en donde me parece que no era mala actriz (una se llama “Burning Bed” en inglés, de una mujer golpeada por el marido que al final acaba matándolo a él). En la que tu mencionas no la vi…ya pondrán todas sus películas en DVD supongo.

      Isi:
      creo que Alana si es oportunista, aunque dice que fue Farrah quien le pidió que escribiera el libro donde hablara de su amistad, y si bien hay puntos donde lo hace, mucho del libro es sobre Alana (que si el novio, que si el miedo a envejecer, que si sus problemas con sus hijos, etc) y bueno, eso no me interesaba mucho a mí. El libro de Randy Pausch es mucho más profundo porque tambien ahí él enfrentaba su propia muerte; creo que ahí el despertar es mucho más fuerte. Alana era la amiga de la enferma…es diferente el golpe del trauma. Ahhh, eso de no conocer a Farrah tan sólo dice que eres muy pero que muy jóven 😀

      Roberto:
      cada quien tiene sus razones para leer o no ciertos libros, la tuya es muy respetable 😀
      De Isi tan sólo puedo decirte ¡juventud, divino tesoro!! es una chicuela, probablemente una bebé cuando pasaban en la tele los ángeles de Charlie.

      Ana:
      ¡que gusto tenerte de nuevo en el ciberespacio! también hay un porcentaje de las ganancias del libro que irán a una fundación para la investigación del cáncer rectal. Bueno, con tu comentario me tranquilizas…ya se que Farrah no veía desde arriba los noticieros y como ella pasaba al segundo plano cuando lo de Michael Jackson y estaba empujándole las puertas a san Pedro para que no lo dejara entrar del puro berrinche 😉

      María:
      Fíjate que en uno de los programas especiales (creo que en uno con Barbara Walters) Ryan O’Neal dijo que el tenía 8 años como sobreviviente de la leucemia y que en cuanto se enteró de su enfermedad, Farrah estuvo a su lado ayudándolo a superarla. Después estuvo al pendiente de su mamá, y poco después del fallecimiento de ella fue que se enteró de su cáncer. Ryan decía que era el amor de su vida, que no había dejado de amarla y Barbara Walters le dijo que ella le había comentado en una entrevista hacía muchos años que no se casaba con él porque era muy controlador. Ryan dijo que haía poco le había pedido matrimonio y ella por fin dijo que si, y que se casarían apenas ella pudiera dar el si. Pero que sonriendo le pidió un acuerdo prenupcial (leo lo que he escrito y bueno, ando dada de vuelo con el chisme ehhh…se ve que ni me gusta 😉 ). Finalmente no se casaron..es un placer verte a tí por aquí 😉

      Loque:

      ¡:) gracias por lo que me toca! Yo por eso me preguntaba, si la amaba tanto, por qué no estaba a su lado en esos viajes…¡que oso con lo de quererse ligar a su propia hija y en el funeral! ¡sin palabras!
      Isi: dicen que la revista playboy más vendida han sido las dos ediciones donde salía Farrah. Una a sus 48 años y otra a los 50. También lo dijo la Walters en su programa. Que no veo tele ehhh, que si no, tendría un blog de chismes de la farándula 🙂 🙂 🙂

      Isi:
      ya te había yo defendido recordándoles que eres una chicuela 🙂 venusina-terrestre según leo jajaja

      Ascen:

      Tienes toda la razón: es una enfermedad terrible. En mi familia ha habido muchos casos también, demasiados diría yo (si Dios lee mi blog: Señor, ya no más por favor).
      Bonitas palabras para Inma. Que bueno que a un tiempo, pueden hablar de la experiencia siendo de los victoriosos.

      Mertxe:

      Ahhh ¡una contemporánea! ;)yo nunca jugué a ser ángel de charlie; desde entonces no era muy afecta a la tele y la verdad, me mandaban a dormir temprano, justo después de que la familia telerín cantaba eso de “vamos a la cama, que hay que descansar, para que mañana podamos madrugar” y yo marchaba cantando eso a mi recámara (conductismo vil aplicado por mis papás).

      Muchas gracias a todos por venir y comentar. Les mando un beso grande,
      Ale.

    • 😉 para eso están las amigas…ya no pelees a Roberto, que andaba arreglando cosas de su viaje y seguramente olvidó que no eres de su generación (es más bien de la mía…como bien dijo loque “del siglo pasado” jajaja más pasado que tú 😀 )

  11. Yo sí jugaba a los Ángeles de Charlie, mi favorita era Jacklyn Smith, que tenía un pelazo…. y lo ha seguido teniendo, de hecho hace poco presentó un reallity de peluquería (sí, es cierto)

  12. Ale!!!

    aysss es verdad, pobre mujer que pasó desapercibida por la muerte de michael jackson.
    yo también soy un poco chismoso, jejeje, pero no leeré el libro porque no me atrae nada de nada!!

    besoss!!!

    • Loque:
      si yo hubiera jugado habría elegido también a Jaklyn Smith…no tenía el tipo de Farrah ;), oye, lo que aprendo contigo…si me preguntan, podré contar las últimas andadas de la Smith 😉

      Ismael:
      pues mira que a mi me salió lo chismosísima (ay..es malo para el alma pero ¡tan entretenido! 😉 )

      Alice:
      tu lo has dicho ¡que tiempos aquellos! 😀

      Un abrazo a cada uno,
      Ale.

  13. El cáncer es un tema que sólo con oirlo mentar me echo a tomblar y toco madera. No lo leeré, me da miedo. La enfermedad me da mucho miedo es algo que no puedo describir, me entran sudores frios sólo pensar la posibilidad o acordarme, por desgracia, de muchos familiares, unos están otros no pudieron luchar hasta el final.
    No, no lo leeré.
    Besotes.

    • Eva:
      haces bien en no leerlo 😀 la lectura debe disfrutarse y no sufrirse y es mejor leer aquello que nos alimenta 😉

      Ascen:
      yo también las entiendo, a tí y a Eva. Hay tanto por leer en el plan infinito ¡que a darle a otro!

      Un beso a cada una,
      Ale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s