LIBRO: Las Montañas de Buda

montañas de budaLAS  MONTAÑAS  DE  BUDA

Javier  Moro

Este libro narra dos viajes hacia el exilio. El primero de ellos, el de Tensyn Gyatso, el Decimocuarto Dalai Lama cuando China ocupó el Tibet. Y el viaje que hicieron dos monjas: Kinsom y Yadol, qwue habían estado presas en Tibet por gritar durante  una manifestación  “¡Viva el Tibet Libre!” , y esto les costó ser torturadas, encarceladas y cuando salieron de la prisión buscaron llegar a la India siguiendo a su guía espiritual.

El exilio del Dalai Lama se dio en los años 50’s. El exilio de estas dos monjas se da 30 años después, en que China sigue ocupando el Tibet, y ha hecho todo lo posible por hacer desaparecer su cultura: han demolido los  monasterios, han quemado sus libros sagrados, han asesinado a más de un millón personas, a muchas mujeres embarazadas se les obligó a abortar y después se impuso la esterilización, se  repoblaron las aldeas poniendo tres chinos por cada tibetano; en las escuelas estaba prohibido que que aprendieran su idioma, costumbres, historia e incluso durante 20 años tuvieron prohibido seguir su fe, hablar su idioma, cantar canciones típicas, silbar, hacer cualquier cosa que fuera “tibetana”…sin embargo esta tierra milenaria  se ha convertido en un ejemplo de tenacidad, resistencia, y una fe que no ha muerto a pesar de todos los esfuerzos de el pueblo chino por arrancarles su identidad y su fe.

Sería imposible entender cómo es que esto ha sucedido si no se comprende que, a diferencia de occidente, en Tibet lo más importante para cada una de las personas es su evolución espiritual. Dedican a ella buena parte del día a través de rezos y meditación. No son violentos, porque creen en el karma, y tratan de convivir en paz. La única facción del pueblo que ha luchado han sido los kampas, esos herederos de los pueblos nómadas que aún habitan en lo alto de las montañas.

A través del libro vemos al Dalai Lama de sólo 15 años tener que pensar en cómo defender a su país de la inminente invasión china; cómo tiene que ir a residir a la India, cómo hizo todo lo posible para evitar el derramamiento de sangre de los suyos. La situación ha hecho que Dharamsala, en la India, esté ahora la capital de su Gobierno;  y su religión sea más conocida que nunca en todos los rincones del mundo, sobretodo después de que él ganara el Nóbel de la Paz.

La historia de las monjas es desgarradora. El relato de su vida en prisión y las vejaciones que tienen que soportar ahí son apabullantes. La narración de su travesía por los picos nevados para escapar de su tierra y exiliarse, sin ropas adecuadas; sin el equipo necesario, son muestra de un viaje  que sólo un espíritu encendido por la fe puede hacer.


Anuncios

18 comentarios

  1. Hola Ale!!!
    Partamos de un hecho fundamental: no hemos estado en Tibet.
    Y por tanto solo podemos juzgar la actuación del gobierno chino según la versión de la oposición tibetana, y, por supuesto del propio gobierno chino.
    Lógicamente, sucede lo mismo a la inversa. Ahora bien, en China sí hemos estado, y lo que podemos decir es que nos sorprendió la extensión del budismo dentro de sus fronteras. Vimos templos, fieles, monjes, monjas, y no en número reducido, no.
    El problema de Tibet, como comprobé en un curso realizado en la Cátedra de Estudios Internacionales de la Universidad del País Vasco el año pasado, es mucho más complejo, y no está únicamente relacionado con la religión, es más, este es un aspecto menor para el gobierno chino.
    Se trata de un problema de integridad territorial y étnica, como la entiende la clase dirigente china, claro. En eso totalmente de acuerdo.
    La situación en Tibet debería tratarse en los foros internacionales con más responsabilidad e imponer a China una actuación de acuerdo con los principios democráticos, pero, hoy por hoy esto es imposible.
    China no es un país democrático, y no va a hacer concesiones de ese tipo a un territorio, porque caería como un castillo de naipes, ya que existen muchas etnias fuera de la han, que reclamarían la independencia.
    Eso unido al hecho de que China es, y será aun más en el futuro, un país determinante de la política mundial, hace que yo sea muy pesimista en cuanto a encontrar una solución para el Tibet.

    Perdón por el rollazo, pero podría seguir… 😉 es que este tema es interesantísimo!

    Un abrazo!

  2. Pues es muy interesante, lo que contáis unos y otros, yo realmente no conozco este tema, excepto muy superficialmente.

    Entiendo en todo caso, que cualquier invasión de un territorio extranjero es una agresión inadmisible, que no debería permitir la (famosa) “comunidad internacional” si es que “ente” existe y si sirve para algo.

    En fin, y siento dar tan poca esperanza, pero sí, yo también creo que esta situación no va a finalizar fácilmente.

  3. Interesante tema, me gusta mucho, yo me considero un pro Tibetano nato, y aunque no he estado en Tibet ni en China, puedo hacerme una idea de como se viven las cosas allí, como el gobierno Chino ejerce un control autoritario sobre la población y como recorta sus libertades. Lo del pueblo Tibetano es un escándalo internacional al que parece que el resto del mundo ha girado la espalda, incluido nuestro bochornoso gobierno español y mas concretamente la Generalitat catalana, que en su día, en su gran estafa de el Forum de las culturas, le siguió el juego al gobierno chino que exigió la NO participación del DALAI LAHAMA ni el pueblo del Tibet en el Forum para que Barcelona acogiera la exposición de los guerreros de Xiam…una vergüenza.

    Yo leí hace unos años, Fuego bajo la nieve, memorias de un prisionero tibetano, de Palden Gyatso, un libro en la línea del que presentas aquí, un monje tibetano encarcelado y torturado, que huye del país por las montañas para refugiarse en India, sobrecogedor.

    Bueno perdón por el tocho, y un saludo que paso por aquí a menudo pero nunca digo nada 😉

  4. Hola, Ale. Muy buena entrada. Me gustaría saber si el libro es fiel reflejo de la realidad o está novelado. Por lo que dices parece más una especie de trabajo de investigación que una novela, ¿no?. La historia del Dalai Lama supongo que poco se puede novelar, pero..¿la de las monjas también es un documento veraz? ¿o es un reflejo de todas las desgracias a las que se vio abocado este pueblo?.

    Desde luego parece bastante interesante, aunque no sé que aire le dará el escritor. Espero que no sea muy descorazonador, pues aunque todos sabemos de la lucha de este pueblo por su independencia, leer un libro de desesperanza te deja el alma hundida.

    Besos.

  5. Pero… ¿te ha gustado o no? yo es que a esddte autor le tengo cierto miedo desde que leí “La pasión India, que no me gustó nada aunque hay otras personas que si les ha gustado. Bueno, creo que por el momento lo dejaré a un lado.
    un besote.

  6. Hola Ale:

    De este mismo autor actualmente estoy leyendo: El Sari rojo, que me han recomendado mucho… a mi papá le encantó y se lanzó a comprar el de Pasión India y me dice que como que no le esta gustando mucho.
    Este que reseñas, a tí te gustó?

  7. De este autor lei la pasion india y a diferencia de Eva yo si lo disfrute muchismo, creo que hace un muy buen trabajo de investigacion antes de escribir la novela, no conocia esta pero entra en mi plan infinito, en cuanto al situacion que se vive en el Tibet no la he analizado y no me gusta hablar de lo que solo conozco de oidas, pero es conocido que en China se vulneran los derechos humanos en muchas ocasiones, si tengo oportunidad de leer este libro ya te cuento que me parecio. Por cierto siento pasarme por aqui con menos frecuencia ando muy liada y tengo poco tiempo pero siempre que puedo te sigo aunque no ponga comentario, siempre no puedo. Pasate por mi blog igual disfrutas ya de este premio pero te lo doy con todo mi cariño

  8. Hola Ale, como siempre…disfruto de las descripciones que haces de los libros y de lo que tú y sólo tú vas dejando de tu propia cosecha en el texto…desde luego hace que el libro sea de lo más atrayente. Me han hablado de él la pasada primavera. Intenté dar con él, pero finalmente no he lo he comprado. Está pendiente.

    Lo que cuentas de las monjas es terrible, yo ahora, con el libro que leo, también hay dos mujeres misioneras, de hace muchos años que fueron al Tibet y su vida desde luego parece desgarradora. Lo nombran muy por encima, porque el libro habla de otras muchas cosas y de otras muchas mujeres…En fin…

    Además…sé que lo están pasando muy mal allá en el Tibet…que no se dice todo lo que están pasando. Tengo una amiga, que fue este año (no como turista, sino en busca de medicina tibetana) y descubrió un poblado que ni si quiera muchas personas de allí, saben que existe. Es un modo de protegerse.

    Un abrazo, y lamento haberme extendido.

    Lo reitero, un placer leerte.
    María.

    • A todos:
      Primero que nada quiero disculparme porque hasta hoy les respondo. Subí el post y en mi ciudad cayó un diluvio. Esto no es extraño, pues Tláloc suele regalarnos muestras de su poder con singular alegría en estos días. Pero (y aquí viene el pretexto) se me fue el internet y por más que llamaba yo para quejarme, pura nada que me lo arreglaban. Hoy me levanto y ¡oh alegría! ya estoy en línea. A quienes me preguntan si el libro me gustó, la respuesta es ¡SI; MUCHÍSIMO!!!!

      Roberto:
      Te lei y me dije ¡mi amigo es psíquico (o vidente creo, les dicen por España)! porque me dice con enorme seguridad: partamos de que no hemos estado en el Tibet 🙂 ya desde ahí, me enganché y me encantó la longitud del comentario así que disculpas nada ¡si esta es tu casa!
      Efectivamente, tampoco he estado en el Tibet, y lo que conozco de su situación es por lo que cuentan los tibetanos en el exilio y lo que se sabe por quienes han escapado del gobierno chino. Te confieso que yo de budismo se muy poco y no tengo idea de si son la misma rama la que se practica en China, que la que siguen los tibetanos (hay hasta donde se -e igual me equivoco- 4 ramas principales).
      La comunidad internacional poco hace cuando los desastres no les impactan económicamente. Prefieren voltear la vista hacia otro lado y hacer que no se dan cuenta (ahí están los ejemplos de Ruanda, Bosnia, Afganistán y un largo etcétera para vergüenza del mundo); no sabemos ser comunidad “hacer unión común” pensar en el otro como si fuera una extensión de mí mismo. El Tibet sabe lo que has dicho: lograr su independencia es un sueño que no se logrará porque China tendría que aceptar la de varias otras etnias y no es posible; y que el mundo -como lo conocían- no será más. Que una nueva era se abre para ellos.
      Espero que como humanidad, vayamos madurando y entendiendo que no podemos hacernos los locos cuando se cometen injusticias en un rincón del planeta. Hay ejemplos esperanzadores (por ejemplo, aquí está reseñado el libro “Tres tazas de té”). En fin, que también me he enrollao’ jijiji…

      Loque:
      tienes razón en todo. China tiene tan pocas ganas de dejar ir al Tibet que a veces lo que hace es hilarante. Hace poco leí que decían que, por decreto, el Dalai Lama reecarnaría en la República China.

      Aramys:
      😉 pues que bueno que te has animado a dejar un comentario porque ¡mira todo lo que nos cuentas! a mi lo que más me gusta, es la actitud del Dalai Lama frente al conflicto. Que es precisamente, evitarlo. Dar cachetadas con guante blanco. Me apunto el libro para mi plan infinito y espero que no sea el primero de muchos comentarios 😉

      Ascen:

      ¡hola! el libro es el testimonio real de las dos monjas, y lo que cuentan de la huída del Dalai Lama tambien es cierto. Así es, comenzó como un trabajo de investigación (entrevistó a las monjas y toda la cosa) y refleja algunas de las cosas que ha sufrido el pueblo tibetano bajo la dominación china. No es un libro sin esperanza, porque por el contrario, muestra que a pesar de la falta de libertad que tiene el pueblo para hablar su lengua, seguir sus costumbres, su religión (que es lo que nos construye culturalmente) no han podido erradicar el espíritu tibetano. Muestra que aquello que nos hace humanos, no se destruye a pesar de las peores circunstancias externas (si deseamos mantenerlo, por supuesto, porque también podemos darnos por vencidos). Este es un pueblo que NO está vencido a pesar de estar sometido.

      Eva:

      ¡mucho me gustó! la verdad es que yo traté de leer “Pasión India” y lo dejé porque no me enganchaba mucho (tengo que darle otra oportunidad porque a lo mejor no era el momento propicio). Pero este me lo devoré.

      Irma:
      Fíjate que a “El Sari Rojo” le saqué la vuelta porque “Pasión India” nomás no me enganchó; ya me contarás tú si te gusta (pero si a tu papá le gustó, ya con eso tiene un punto a favor en mi lista).

      Carmina:

      Le reconozco al autor, como tú, que se documenta a conciencia antes de escribir un libro. Seguro que si lees este, lo vas a disfrutar mucho. Cuando quieras venir, eres bienvenida, ya sabes que esta es tu casa virtual 😀 y me da mucho gusto que tienes trabajo nuevamente -en algún lado lo leí-. ¿Tengo otro premio??? ¡Ayyyyyyy que emoción! ¡YUPIIIIIIIIIIIII!!!!!!!!!!!!!!!!! ¡gracias!

      María:

      ¡Gracias! mira que creo que este libro te gustaría mucho:D ya me contarás cuál es el libro ese que estás leyendo donde habla de tantas mujeres (¿será el de “Viajeras, intrépidas y aventureras”???)
      Ojalá que pronto podamos erradicar eso de que alguien deba esconderse para existir…
      al contrario María, ¡gracias por extenderte! me gusta mucho leerte a mi también.

      Gracias a todos por venir y comentar, un abrazo fuerte,
      Ale.

  9. Ya lo habéis dicho casi todo y yo no tengo casi ningún argumento por falta de conocimiento sobre el tema. Sólo quería recomedar dos libros a colación:
    – El guardián de la flor de loto, de Andrés Pascual. Es novela, bastante bien documentada y te da información actual. Lo hay en formato de bolsillo.
    – Balzac y la joven costurera china, de Dai Sijie. Real, bibliográfico. Sobre la desculturalización aplicada por el régimen chino.
    Ambos me gustaron mucho.
    Un saludo y buena semana.

  10. Ya sabía yo que algo pasaba!, jajajaja. No, Ale, lo que sucede es que estamos muy mal acostumbrados, y parece que si ponemos una entrada o comentamos, ya tiene que suponer una reacción inmediata, y en seguida nos ponemos nerviosos… pues no me comentan, no me responden…
    Y es que hay que dar tiempo, que la vida es complicada!
    En cuanto a los budistas en China, sí que practican el budismo tibetano, aunque por razones obvias, el Dalai Lama no es bien recibido. Y ciertamente, la comunidad internacional solo interviene cuando los intereses, casi siempre económicos, de las primeras potencias, están en juego. Es triste pero es así.
    Saludos, y espero que todo vaya bien!

    • Inma:
      Te agradezco la recomendación de los libros y quedan desde ya en mi plan infinito.

      Roberto:

      😀 tienes toda la razón: la vida es complicada jijiji…si lo sabrá Maribel en estos días, que no hemos visto ni su sombra. Salúdala mucho de mi parte y dile que la extraño 😉
      Ya está todo bien ¡Muchas gracias!

      Un abrazo para cada uno,
      Ale.

  11. Hola, Ale. Aquí estoy poniendome al día con tus entradas. Tiene razón Roberto, estamos mal acostumbrados; queremos respuestas a nuestras entradas, ¡Ya! pero parece que esta temporada andamos todos bastante liados.
    Me ha interesado el libro y los comentarios. Así que lo apunto en mi plan infinito -el tema del Tibet no lo sigo en profundidad así que mira tu para que más sirven las tertulias blogueras.
    Me llevo además las recomendaciones de Inma (una ya la tenía apuntada)
    Ultimamente, me voy de todos los blogs con propina.
    Un beso

    • Lammermoor:
      Creo que es verdad: andamos todo con el trabajo hasta el cuello. Yo estoy como tú, siempre me llevo muchas recomendaciones con todos los comentarios que dejan los demás. ¡Ahhh! cómo crece mi plan infinito 😉
      Un beso tambié para tí,
      Ale.

  12. Este libro lo tengo guardado en mi bandeja de la librería para el próximo préstamo de formación, je, je, je. Ya te diré qué me parece cuando lo lea, pero por lo que has comentado, ya tengo más ganas aún de leerlo. ^^
    Y gracias por tus palabras en mi blog. No quiero entrar en polémicas por coincidencias en las que se pretende ver malas intenciones, y menos por internet y con la edad que ya tengo. No merece la pena ni quiero discutir lo que ya he explicado anteriormente, ¿sabes? Pero gracias por tu apoyo.
    ¡Un abrazo!

    • Alienor:
      Espero que lo disfrutes tanto como yo lo hice ;).
      De lo otro ¿qué puedo decirte? no tienes nada que agradecer. Me gusta lo que haces, y quería que lo supieras, tú y el mundo entero 😉
      Un abrazo grande también para tí,
      Ale.

  13. He leido las siguientes obras de Javier Moro: El Imperio eres tú, El Sarí Rojo, Pasión India y El Pie de Jaipur. Las tres me han parecido extraordinarias.
    Voy a empezar a leer Las Montañas de Buda y Senderos de Libertad. Creo que no me voy a decepcionar con estas dos últimas lecturas.
    David.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s