LIBRO: El Sonido del Bronce

sonidoEL  SONIDO  DEL BRONCE

Leticia Frías

El año que viene (2010) se celebrará el bicentenario de nuestra Independencia, y el centenario de la Revolución Mexicana. Con motivo de ello, se están editando muchos libros que tratan uno u otro tema. Ha habido concursos donde se invita a escritores a hacer un libro de este período, y los ganadores serán dados a conocer en la FIL Guadalajara 2009.

Leticia Frías dice que ella no escribió su libro debido a este momento histórico. Simplemente es una coincidencia que al publicarlo, se acerque este aniversario. En él, habla de la figura de su abuelo Juan N. Frías, abogado que apoyó a Madero y funda en Querétaro el “Partido Antireeleccionista Queretano” y junto con otros diputados formó parte del Congreso Constituyente (ellos expidieron la Consitución Política que hoy nos rige a los mexicanos).

La historia la narra Fátima, hija de Josefina y Juan. Ellos han tenido 8 hijos, y el libro nos lleva a cuando Fátima era pequeña y un accidente cambia su vida. Es bonito ir leyendo en el libro cómo es la vida en ese México de finales del siglo XIX y principios del XX. Y dentro de la historia de la familia, se va entretejiendo la historia de México. En sus páginas aparecen Madero, y su lucha contra Porfirio Díaz. El golpe militar de Huerta, la llegada a la presidencia de Venustiano Carranza y la subida al poder de Obregón.

El libro me gustó mucho, porque en sus páginas se va aprendiendo no sólo la historia de ese período, sino los cambios que se fueron dando en la sociedad mexicana. Cómo en las ciudades cercanas a la capital, primero llegaban los de un bando y asolaban a la población, y luego llegaban los del bando contrario. Quienes habían ayudado a los primeros, sufrían la llegada de los segundos…en fin, todo eso que hacen las guerras.

Es el primer libro de esta autora, que dice que tuvo que investigar mucho para su libro y que al terminar se quedó un tanto nostálgica. El nombre viene debido a que en esa época, las victorias en las batallas se anunciaban tocando las campanas de las iglesias.

Anuncios

26 comentarios

  1. Probablemente no lo escribió pensando en esas efemérides, pero seguro que la editorial sí lo hace a la hora de publicarlo. Espero que en esa ingente cantidad de libros conmemorativos que se preparan no seamos los malos de la película. 😉
    Siempre resulta interesante leer sobre la propia historia, aunque en ocasiones la más cercana es la más desconocida. En España, a pesar de la enormidad de títulos que se han publicado sobre la guerra civil, por ejemplo, es una época muy desconocida.
    Unos quieren olvidar, otros prefieren vivir en el pasado, la inmensa mayoría de las últimas generaciones la consideran “batallitas de los abuelos”, y así, poco a poco, va adquiriendo la pátina del olvido.
    Es necesario vivir el presente, pero si prestásemos atención a nuestro pasado, probablemente el futuro tendría mejor aspecto. Ya lo dijo Cicerón:
    “Historia vero testis temporum, lux veritatis, vita memoriae, magistra vitae, nuntia vetustatis…”, lástima que también esto se haya olvidado…

    Un abrazo, Ale, y buen finde!!

    • Roberto:
      ¡y si, no sólo primero sino además segundo ;)! tienes razón, la editorial seguramente que está aprovechando el boom. Creo que el problema con la historia “reciente” (porque en su caso, no hace tanto de la guerra civil) es que aún quedan personas vivas -o descendientes hijos de ellos- ; y recordarlo es doloroso. Se destruyen familias, barrios, ciudades enteras. Los vecinos, antes amigos, se convierten en enemigos al denunciar y eso ocasiona heridas difíciles de sanar.

      Tuve que consultar a doña Gugel (es un dechado de virtudes, hasta latín sabe 😀 ) y dejo aquí la traducción para quien no domine la lengua: “La historia, testigo de los tiempos, luz de la verdad, vida de la memoria, maestra de la vida, nunca del pasado”. Es necesario no olvidar el pasado, para no repetirlo (no recuerdo quien lo dijo).

      Un abrazo, y ¡que disfrutes mucho tu fin de semana!
      ¡YUPI que ya es viernes!

      Ale.

  2. Hola Ale,
    es la primera vez que escucho hablar de este libro, no sé si estará editado en España.
    Creo que una buena historia es una buena historia más allá del contexto o de las circunstancias, pero lo cierto es que si tiene que ver con tu país o tu cultura es más fácil que te emocione, como me pasó a mí con El corazón helado de Almudena Grandes.

    Un beso!!!

  3. Hola Ale, me ha interesado mucho esta reseña tuya, más que otra cosa porque soy una auténtica ignorante de la historia de tu país, ¿tiene algo que ver Pancho Villa? y Zapata?, ay! es que me pierdo. Espero que nos vayas poniendo al día de las obras que vayan saliendo sobre el tema, porque si se publican en España alguna caerá. Por cierto que te he enviado un email con noticias respecto a vuestra feria del libro.
    Un beso guapa.

  4. Hola Ale!

    Aquí, los hechos de violencia vividos en la décadas del ochenta y noventa, generados por los actos subversivos de Sendero Luminoso, y las aún no resueltas diferencias sociales, han motivado que no pocos escritores peruanos ficcionalicen ese período que muchos quisieran enterrar en el olvido.

    Ahí están novelas como “Lituma en los andes” de Vargas Llosa (Premio Planeta 1993), “La hora azul” de Alonso Cueto (Premio Herralde 2005), “Abril Rojo” de Santiago Roncagliolo (Premio Alfaguara 2006) y “Un lugar llamado oreja de Perro” de Iván Thays (Finalista del Herralde 2008) por citar únicamente las que han merecido repercusión internacional.

    Te diré que gracias a la literatura he podido conocer numerosos pasajes de la historia de varios países del orbe (signados por revoluciones, luchas fratricidas, dictaduras, etc. a los que se enfrentan hombres cargados de ideales y héroes anónimos de lo cotidiano). En el caso de México, recuerdo mis lecturas de Los años con Laura Díaz, de Carlos Fuentes, y de las primeras novelas de Ángeles Mastretta.

    Un abrazo,
    R.

  5. Ale, cuando se celebran aniversarios como ésos siempre surgen libros al respecto, esperemos que la mayoría tengan la calidad que merece la historia.. por cierto, a pesar de que conozco a grandes rasgos, muyyy grandes rasgos, la historia mexicana, al final acabo confundida.. y lo de los rencores que despiertan las guerras civiles ..yo creo que las guerras civiles hacen más daño que las que se libran con otros países, porque rompen las familias, crean bandos, divisiones y dolores difíciles de olvidar o perdonar..

    Sé que no viene al caso, pero quería decirte que probé la cochinita o cochinillo pibil, una clienta mía mexicana me brindó una plato enorme del cual comimos los 3 de mi casa y estaba sencillamente delicioso, delicioso..espectacular, sencillamente…

  6. Ale: una vez dije que no entendía las novelas de la revolución mexicana… ¡pero es que me las impusieron en la universidad, y les hice rechazo! Yo quisiera entender más sobre el asunto, pero algo me lo impide, cada vez que recuerdo El Aguila y la serpiente, Al filo del agua, Los de abajo… sin embargo, cuando he leído tu reseña, me ha gustado. Quizás algún día llegue por aquí, tengo varios amigos escritores que van a la feria de Guadalajara, así que tal vez…
    Leyendo los comentarios apredí una nueva palabra: ficcionalicen. Creo que me gusta el verbo…tal vez lo use, jeje.
    Un saludo de bienvenida, que no te lo había dado!
    AD.

    • Ismael:

      Ni idea de si está editado en España. Ojalá lo lleven por allá. Y tienes razón, cuando está involucrada la historia de tu país, te emocionas más 😉

      Eva:

      Pancho Villa y Zapata son personajes de la revolución mexicana, pero no tienen una actuación relevante en este libro. Checo mi correo y te respondo 😉

      R.:

      Te agradezco mucho los libros que mencionas, que quedan desde ya anotados en mi famosa libreta del plan infinito (mi familia ya me chotea con ella). Lo bueno de la literatura, como dices, es que se pueden conocer hechos que han ocurrido en muchos lados (se ilustra uno) y queda también el testimonio para que no vuelva a ocurrir (¡ojalá!).

      Estodevivir:

      supongo que habrá de todo, como en botica. Pero este me ha gustado…ando buscando uno que me recomendaron que se llama “rebozo de aromas” (Creo…no apunté el nombre y me aventuraré a que mi librero se carcajee en mi cara…). Coincido contigo en el daño que hacen las guerras civiles…son terribles por lo que mencionas tú.

      😀 Ahhh la cochinita pibil…es de-li-cio-sa. Y a mi me queda riquísima jajaja…

      Ade
      :
      las lecturas obligadas lo vacunan a uno a encontrarle el gusto por ellas. Son terribles. Si tu me dices quienes son tus amigos, yo prometo buscarlos para enviarte este libro. ¡Gracias por la bienvenida! 😀

      Un abrazo muy grande a cada uno de ustedes,
      Ale.

  7. Pues es muy interesante conocer la historia del propio país a través de las novelas (mucho más divertido, además, que estudiarla, jejeje). Yo tampoco conozco apenas la historia mexicana (lo siento, pero es así), pero, como han dicho por ahí arriba, me ha ayudado mucho a entender la española todas las novelas publicadas.
    De hecho, y perdona que me vaya por las ramas, ayer salía una noticia en el periódico que decía que se habían encontrado unos restos de uos profesoes fusilados durante la guerra civil, y te juro Ale que los identifiqué con unos personajes de “El corazón helado”. Así, sin venir a cuento de nada.
    En fin, siempre la información sobre una guerra civil estará sesgada y, por lo menos, deberíamos leer un libro de cada “bando”, para enterarnos realmente de cómo fue…

  8. Hola Ale
    Cuánto nos queda por aprender de nuestra historia, es verdad que algunas novelas excepcionales nos ayudan a entenderla, a poner el contexto a lo aprendido a retazos en nuestros estudios…
    Películas, libros sesgados, programas incompletos o demasiado centrados en la historia local, hacen que las lagunas por llenar sean muchísimas.

    Me gusta mezclar novelas y ensayos. El sistema a veces es prueba y error, aunque van quedando editoriales y autores que merecen mi respeto.

    Coincido con Isi en El Corazón Helado, que me hizo pensar en buscar a mi abuela desaparecida tras la guerra…

    LeerSoldados de Salamina de Javier Cercasy después Madrid de corte a Checa de Agustín Foxá (autor de la falange) fué mi intento de leer de ambos “bandos”, por supuesto me quedo con Cercas.

    Coincido con R. en Vargas LLosa, no sólo para completar mis nociones sobre la historia peruana. La fiesta del Chivo sobre la dictadura de Trujillo, nos acerca a una República Dominicana que no aparece en los folletos de viajes.

    Carlos Fuentes, como sociólogo escritor, nos ofrece muchas pistas sobre México, recuerdo Fronteras de cristal
    Creo que durante años intenté, sin éxito, entender parte de la historia de Latinoamérica, por lo que sigo en ello… ¡Y lo que me queda!!

    Bueno, lo dejo aquí, que no paro, disfrutad del finde, o de lo que queda de él 😉

  9. Ya sabes que viajo a tu país en octubre, y una d elas cosas que tengo que hacer es comprar libros, ya tengo una larga lista y este será otro.
    Cada vez que conozco un país me interesa mucho su historia y de México ya llevo leído algo.
    Mi primera semana la voy a pasar por esa zona de la revolución. Querétaro, San Miguel Allende, Dolores y Guanajuato. No sabes que emoción tengo.
    Ya me puedes contar algo o indicarme algún libro.
    Voy a situar bienlos sitios que voy a visitar por si Guadalajara queda cerca.
    Un saludo cariñoso
    Teresa

  10. Hola, Ale. Coincido con vosotros en que leer libros sobre la historia de tu país es una manera de conocerla bastante entretenida y supongo que en el caso se México, a pesar del tiempo que ha pasado, se dará una versión “mexicana” del asunto. 🙂

    En cuanto a la historia de España, no hace mucho celebramos nosotros también el bicentenario de la guerra de la independencia y fue también un momento ideal para leer alguna de las infinitas publicaciones que se hicieron en ese momento. Quiero creer que no eran versiones muy “españolas”, pues salíamos bastante malparados. 😦

    Y sobre la guerra civil es más complicado. Eramos españoles contra españoles, asunto bastante peliagudo, pero además hemos estado 40 años viviendo la versión de unos de los bandos como verdad verdadera, y, a mí por lo menos, no me apetece leer más libros de ese bando. Prefiero leer los del bando perdedor, creo que así podemos equilibrar la balanza y hacernos una pequeña idea de lo que pasó realmente.

    En cualquier caso la historia siempre es interesante, y en forma de novela (que no de libro de texto) mucho más.

    Besos a todos.

    • Isi:
      no podría haberlo dicho mejor 😉 si a mi me hubieran puesto a estudiar con novelas, me sabría la historia al derecho y al revés. Y si, siempre estará sesgada. Generalmente, la escriben los ganadores y tratan de dejarse siempre como los buenos del cuento 😀 por eso hay que tratar de leer de los dos bandos (si es que el perdedor pudo escribir algo).

      Maribel:

      ¡muchas gracias por los libros mencionados! ya los anoté. El corazón helado, desde que Isi me lo recomendó. Lo tengo ya comprado a la espera de ser leído. Lo cierto es que yo no he leído mucho de mi país. Voy comenzando…ya les iré subiendo más libros, aprovechado que Septiembre es el mes de la Patria por acá 😉 jajaja

      Teresa:
      Esas ciudades que mencionas son preciosas y tienen mucho que ver también con la Independencia de mi país. Te mando información a tu correo sobre esos lugares. Si mi tierra te queda cerquita, me dará mucho gusto verte por acá.

      Ascen:
      En las obras que he leído sobre la Independencia, tienes razón. Los malos son ustedes 😀 jajaja…después de todo, eran los malvados conquistadores ;). En cuanto a la revolución, se dice que hay héroes que no debieran ser tales, otros que si lo son pero no se mencionan…sucede en todos lados, supongo.

      Yo, al igual que tú, disfruto mucho de la historia cuando está novelada.

      Un abrazo para cada quien,

      Ale.

  11. Bueno Ascen, y a todos, vamos: yo creo que las atrocidades en una guerra (civil o no) se cometen en ambos bandos. Unos contarán las que les hicieron los otros, y los otros las de los unos, pero todos lo hicieron mal, fuera el bando que fuera.
    Creo que es la opinión de mi generación, que es la que ha nacido en la democracia.

  12. Lo malo de comentar tan tarde es que ya está todo dicho en los comentarios anteriores, solo diré que el libro parece interesante, aunque como ya han dicho, no sé si en España lo publicarán.

    Leer sobre historia es muy enriquecedor, pero es importante saber que lo que estás leyendo siempre será subjetivo, y que además es una novela, que por muy documentada que esté, siempre tendrá un componente de ficción, lo digo porque más de una vez he oído a alguién defender a capa y espada algo que ha leído en una novela histórica, bueno… incluso en el Código Da Vinci 😉

  13. Está bien que haya libros de este estilo que nos acerquen un poquito a la historia de paises vecinos, y así poderla conocer mejor.

    Y está bien que haya gente como tu, Ale, que nos de a conocer estos libros.

    Muchas gracias y un saludo

    • Isi:
      ¡que suerte poder decir que has nacido en una democracia! pensar que en pleno siglo XXI y hay personas que no pueden decir lo mismo…da que pensar ¿verdad? 😦

      Loquemeahorro:
      buen punto: no perder de vista que todo lo que se escriba siempre contará con el filtro de quien lo hace. Y por lo tanto, no es verdad absoluta.

      Jesús:
      ¡Gracias! 😉

      Un abrazo para cada uno,
      Ale.

    • Miguel:
      lamento no poder ayudarte. No recuerdo si en el libro viene algún correo para comunicarte con ella, pero puedes hacerlo quizás escribiendo a la editorial que publicó el libro.

  14. Leticia Frías
    Hola a los lectores de esta página. Soy Leticia Frías la autora de esta novela y me agrada, más que eso, me pone feliz, que les haya interesado la obra como para hacer esta reseña. Ahora el libro ya está agotado pero les puedo responder cualquier pregunta que tengan. Reciban mis saludos.

    • Leticia:
      ¡que gusto tenerte por aquí!
      Muchas gracias por la disposición. Me alegro mucho que la historia de tu familia nos sirva a tus lectores para conocer más la historia de México.
      Un abrazo,
      Ale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s