Mujer leyendo

57987e63ab1415d0Una mañana, el marido vuelve a su cabaña después de varias horas de pesca y decide dormir una siesta.

Aunque no conoce bien el lago, la mujer decide salir en la lancha.

Se mete lago adentro, ancla y lee un libro.

Se acerca un guardián en su lancha, se aproxima a la mujer y le dice:

– Buen día, señora. ¿Qué está haciendo?

– Leyendo un libro -responde ella. (Piensa:¿No es obvio?)

– Está en zona restringida para pescar -le informa él.

– Disculpe, oficial, pero no estoy pescando, estoy leyendo.

– Sí, pero tiene todo el equipo. Por lo que veo, podría empezar en cualquier momento, tendré que llevarla y detenerla.

– Si hace eso, le tendré que acusar de abuso sexual -dice la mujer…

– ¡¡¡Pero ni siquiera la toqué!!! -dice el guardia.

– Es cierto, pero tiene todo el equipo o no?? .y Por lo que veo, podría empezar en cualquier momento.

– Disculpe, que tenga un buen día, señora.

Y se fue…

MORALEJA:

Nunca discutas con una mujer que lee.. Sabe pensar

¡Gracias Alfredo, por mandármelo! 😉

Anuncios

19 comentarios

  1. Que barbaridad!!! está buenísimo, ya tengo más armas para defenderme de los que critican mi vicio por los libros.

    Gracias!!!

    Irma

    • Elwen:

      es bueno ¿verdad? 😉 ¡gracias por venir y comentar!

      Irma:

      Así es, ya tienes un arma más 😉 aunque dudo que la necesites ¿en verdad te critican por tu vicio con los libros??? ha de ser envidia 😀 😀 😀

      Un abrazo a cada una,

      Ale

  2. Esto esta sencillamente genial, como me ha gustado y la moraleja, divina. Lo recordare por si un dia se presenta el caso, jaja.

  3. ¡Ay!, Ale, todavía me estoy riendo. Empecé a leer el post toda seria y concentrada y la respuesta de la lectora me arrancó una carcajada. No me lo esperaba. Genial, sencillamente genial. Y el pobre guardia hizo lo mejor que podía hacer.

    Bueníííííííísimo.

    Besos a todos.

  4. Desde luego, esta lectora tiene todo el arte del mundo, y un ingenio sin igual 😉 Yo también creí que se trataba de una entrada “seria”, y no he podido dejar de reírme al terminar de leerla 😀

    Sin duda, una forma maravillosa de terminar el fin de semana… ésta, ¡y leyendo! Voy a ello.

    ¡Saludos!

  5. Genial, lo de que tenía todo el equipo es la mejor respuesta que he oído hace tiempo!!
    Ya se sabe, “Las mujeres que leen son peligrosas” ( de Stefan Bollman) , cómo no nos iban a temer, ja,ja, ja!!
    Un saludo a todas 😉

  6. Ale, qué bueno estuvo!!!
    Con tu permiso, lo pasaré entre mis conocidos.

    Saludos,
    R

    P.D. A ver, un chistecito bastante conocido:

    Amor a la lectura

    Estan dos locos en el manicomio uno le dice al otro:
    Oze, dame algo para leer esta noche
    El otro le suelta el listin telefónico. Al dia siguiente se encuentran, el Nota le pregunta:
    ¿Qué tal el libro que te dejé?
    Hombre, bonita novela, pero demasiados personajes…

    :O :O :O

  7. Muy ingenioso y con buena moraleja. Me he reído un rato. Qué pena que en esta sociedad no se crea en la presunción de inocencia.
    Un saludo

    • Estodevivir:

      si te subes a la lancha ten cuidado, no te vaya a pasar como con el caballo diabólico…jijiji

      Eva:

      Hablando del Nobel ¿ya comenzaste tu novela? si no ¿cómo vas a ganarlo, digo yo? 😉

      Ascen:

      ¡que bueno que te hizo reir, y además, inesperadamente!

      Homo-Libris:

      ¡Felices lecturas! 😀

      Maribel:

      ¡yo también pensé en el título del libro de Bollman cuando leí el chiste! 😉 mira que curioso…

      R.:

      ¡Buenísimo el chiste! jajaja ¡gracias!

      Isi:

      ¡Bienvenida de las vacaciones! ¿qué tal el sol? ya leí que usaste mucho bronceador 😉 ¡Bien pro tí!

      Elwen:

      ¡Válgame! ¡muchas gracias! mi mamá y yo nos alegramos…jijiji

      Hilario:

      ¡que bueno que te reíste! lo otro tienes razón, es una pena…

      Ismael:

      ¡me alegro de verte por aquí! ¡que bueno que te reíste!

      Muchas gracias a todos por venir y comentar, un abrazo a cada uno,

      Ale.

  8. Hola, ya estoy de vuelta en mi casa y puedo estar al ordenador sin que nadie me diga nada. Me ha encantado – lo había leído en algún otro sitio, pero ahora lo tendré localizado. A mí también me vino a la mente el mismo libro.
    R, veo que te vas “soltando el pelo” (relajarse, ganar confianza; no vaya a ser que en Perú quiera decir alguna otra cosa). ¡Cuanto me presta!
    Lo dicho, cualquier día quedamos para tomarnos unos vinos.

    • ¡Hola Lammermoor!
      ¡Que bueno que ya estás en tu casa! eso quiere decir que tu hermana está mejor. Claro, con tantas atenciones tuyas, no podría ser de otra manera…jijiji 😀

      Carmina:

      Ahh las sonrisas siempre son buenas ¡que gusto que esbozaste una!

      Un abrazo a cada una,

      Ale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s