LIBRO: The Constant Princess

16181The Constant Princess

Philippa Gregory

Esta novela es sobre la vida de Catalina, infanta de España; la hija más pequeña de Fernando e Isabel los Católicos, Reyes de España. Catalina es prometida en matrimonio a los tres años de edad a Arturo, príncipe de Gales.

Toda su infancia se la pasa en campaña con Isabel y Fernando, reyes que en aquel momento luchaban contra los moros, y trataban de sacarlos de España. Le toca presenciar a los seis años de edad la caída de Granada, y ver a su madre durante la batalla orar de rodillas en un lugar donde podrian lastimarlas los enemigos y sin embargo, su madre con una fe grande en Dios, se queda ahí, con sus hijas rezando, para que sus tropas las vean, sin importarles que ella o sus hijas podrían perder la vida ahí.

Recibe una fuerte educación católica, y además una estricta preparación para ser Reina de Inglaterra, se le enseña que tiene un deber por delante, y que a este le corresponde una cierta dignidad que ella debe cuidar.

A los 15 años, la embarcan a Inglaterra, donde se casa con Arturo Tudor, príncipe de Gales. Al llegar, impresiona muy favorablemente a su suegro, el rey Enrique VII y el hermano pequeño de Arturo, Enrique (que en ese entonces tenía 11 años) se enamora de ella. Catalina se casa con Arturo y los mandan a una ciudad cerca de la frontera con Escocia a que el jóven príncipe se vaya formando en cómo gobernar, y tiene poder para arreglar y regir toda esa región.

La historia (de esta novela) dice que Catalina y Arturo se enamoraron, realmente llegaron a quererse; pero lamentablemente, Arturo muere de una enfermedad a menos de un año de su boda.

Y he aquí que el libro dice que el matrimonio entre Catalina y Arturo si llegó a consumarse, y en su lecho de muerte, Arturo le pide a Catalina que se case con su hermano Enrique, un niño mimado, que solo está preocupado por si mismo y que será un hombre terrible y un rey espantoso porque nadie jamás le contradice y está acostumbrado a hacer su santa voluntad.

La historia real dice que Catalina jamás consumó su matrimonio con Arturo, y ella siempre sostuvo esto  ante sus confesores, ante el tribunal donde después su esposo quería divorciarse de ella y usar esto como causa de la anulación de su matrimonio; porque Catalina si se casó con Enrique (conocido ya como el rey Enrique VIII, famoso por separarse de la iglesia romana y comenzar la religión anglicana al no ser anulado su matrimonio con Catalina por el Papa).

La novela muestra la evolución de Catalina, de ser una jóven soberbia, que creía que su destino era ser reina de Inglaterra, y creer que sus padres y Dios siempre pensaban igual y tenían  la razón; a mostrar a una Catalina que reconoce que sus padres fueron humanos y como tales, falibles; que mostraron un fanatismo que perdió para siempre todo el legado del pueblo moro; que cerraron universidades con grandes avances en la medicina y que esta no era una serie de supercherías, sino que era conocimiento que debieron aprovechar; que sus intentos de cristianizar a otros pueblos, trajo grandes injusticias y dolor para muchos inocentes.

Catalina se casa con Enrique, al que engaña en la noche de bodas haciéndole creer que ella es vírgen; y sabe que es un hombre con mucha vanidad al que ella aprende a manejar como si fuera un niño berrinchudo. Su primer embarazo, termina en un aborto que el médico del rey dice que era un embarazo gemelar y que Catalina ha perdido solo un bebé, pero el otro sigue en su vientre. Cuando llega el momento de dar a luz, se dan cuenta de que no hay tal bebé, lo que es una gran decepción. En su segundo embarazo tiene un varón, que muere prematuramente a los dos meses de edad.

Enrique se embarca a luchar contra Francia y deja a Catalina como regente en 1513. Ella sabía que los escoceses aprovecharían la ocasión para hacerle la guerra en sus fronteras y ella cabalgó frente a las tropas de reserva que se habían quedado en Inglaterra para luchar contra ellos. Como reina, fue muy amada por su pueblo. Fue una guerra donde ella demostró ser una gran estratega (ella decía que le había aprendido a su padre Fernando), y le da el crédito de su victoria al rey Enrique.

Finalmente tiene una niña, a la que nombra María (que llegó a ser reina, María Tudor). El rey solicita la anulación de su matrimonio en 1527 para poder casarse con Ana Bolena. En la novela, Catalina le reconoce a Bolena una ambición mayor que la de ella. Dice que Ana no quiere al rey, sino a su trono (¡que triste! Y pensar que los hombres no se dan cuenta de eso aún…ahí tenemos el célebre caso del gobernador Arturo Montiel y su Bolena francesa).

El libro también está en español, editado por Planeta con el nombre “La Princesa Fiel”

Anuncios

15 comentarios

  1. ayyy, me encantan las intrigas palaciegas. Además he visto hace poquito la película “La otra Bolena” (o “las hermanas Bolena”, ahora no me acuerdo del título) y también la de “Elisabeth, la edad de oro”, así que me viene al caso!

    Una vez más, tu reseña invita a leer! Un beso Ale

  2. Vaya, cuántas intrigas palaciegas, me parece fascinante. En una época me dió por las novelas históricas y biografías y no salía de ahí, me has recordado mi juventud. Que lindo.

  3. Jejeje, estas intrigas son de lo más apetecible… me apunto el libro 😉

    Por cierto, tengo ganas de ver precisamente la serie de televisión Los Tudor, ¿la habéis visto? Roma me encantó, me pareció maravillosa, e igualmente la primera parte de Canción de Hielo y Fuego, Juego de Tronos está repleto de estas intrigas.

    Acabo de terminar A punta de espada, sobre el que escribiré mi próxima entrada en el blog. Ya os adelanto que posiblemente os podría gustar 😉

    Saludos.

  4. Ya me pusiste en tensión Homo Libris jajaja, mira que llevo tiempo esperando esa reseña 😀

    Isi, yo también vi las hermanas Bolena, las pelis de esa época me encantan. La historia de los Tudor siempre me llama la atención, supongo que por haberla estudiado en el cole al que iba. Creo que con un maratón de pelis (Las Hermanas Bolena, y las de Elizabeth) se podría aprender fácilmente la historia de esa época. Tengo pendiente la serie de los Tudor que nombra Homo Libris.

    Lo que noto en este libro es cierto favoritismo hacia Catalina, eso de que se enamoran me cuesta creerlo.

  5. ¿cómo van a estar enamorados, si llevaban prometidos desde que nacieron? por dios, qué horror!

    Pues sí me gustó la película, está bien.
    De esa serie que decís no sé nada, pero es porque no veo la tele. Si luego resulta estar bien, la descargaré, pero de momento no tengo intenciones; esperaré las críticas…

  6. Desde luego es una historia increíble, que una reina, hija de reyes fuera nada más y nada menos que repudiada por su marido, sencillamente porque quería acostarse con otra mujer…
    Claro que el ser quién era le salvó la vida, que ya sabemos cómo acabaron las otras mujeres de semejante angelito. Empezando por Ana Bolena (es incréible, mató a su mujer, ante los ojos del mundo, y a nadie le importó).
    Yo sí había oído que estuvo prometida (no sabía que había llegado a casarse) con el otro hermano, que digamos que era mejor que Enrique VIII (que tampoco es difícil)

  7. Y sabíais que la hija de Catalina , Mary, fue la famosa “Bloody Mary”?. “María la sangrienta” por las matanzas que ordenó. Mote que dió nombre a un famoso cóctel.
    La crueldad se ve que también se lleva en los genes. Saludos.

  8. ¡Qué pena me da oir la historia de Catalina! De ser hija de unos reyes tan grandes como Los Católicos, a casarse con un sinvergüenza como Enrique VIII. A este último, ¿como se le ocurrió montar ese follón? Sólo porque le gustaba más otra mujer. Debe ser interesante leer la versión de Catalina, para profundizar en aquella época y en aquellos hechos históricos.
    Un saludo

    • Isi:

      ¡A mi también me encantan estas intrigas! ahhh que pena no poder ir a tomar un café (o te) y poder platicar en vivo y en directo de tooodo lo que vamos leyendo. Pero algún día, hay que hacer una reunión de amigos blogueros…

      Estodevivir:

      Pues que bueno que te trajo buenos recuerdos ¡Gracias por escribir! (aquí y allá..jajaja)

      Homo Libris:

      Mi papá aún no se repone de que sólo hicieran 2 temporadas de Roma (ni yo). Los Tudors está buenísima, muy bien hecha también. Las otras dos que mencionas no las he visto, pero las buscaré. Y bueno ¡ya me quiero leer la reseña de ese libro! seguramente que si irá a parar a mi libretita donde están los demás del Plan Infinito…jajaja

      Elwen:

      Te encantará los Tudor, está muy bien hecha la serie y el rey Enrique está ¡Guapísimo! y supersexy. Este libro le da un toque más humano a Catalina y fíjate que creo que tal como lo pinta la autora, no es difícil de creer que los primeros años Enrique estuviera muy enamorado de ella (y quizás ella de él). Catalina era preciosa de jóven y cuando la conoció por primera vez dicen que lo dejó impresionado y siempre estaba preguntando por ella. Ya viuda, incluso su suegro quiso casarse con ella cuando enviudó (cosa que horrorizó a Fernando e Isabel, y no la casaron con él sólo porque era poco ventajoso…pensaron que si moría el rey antes de que ella engendrara un hijo sería doblemente viuda, perderían doble dote y quedarían sin aliados en Inglaterra. Le sugirieron al rey mejor casarla con Enrique). Enrique se casó con ella contra la voluntad de su padre, y consejo de sus nobles, así que no debe haberle sido indiferente…ahhhh, cosillas del amor…

      Isi:
      la serie definitivamente vale la pena…

      loquemeahorro:

      Tienes toda la razón: ser hija de los reyes de España, que era un reino tan poderoso en ese tiempo, la protegió. Cuando Enrique quiso divorciarse, el sobrino de Catalina, Carlos V reinaba sobre medio mundo (gran parte de Europa y “el nuevo mundo”) así que el Papa no quiso enemistarse con él y acceder a anular el matrimonio. Enrique no tuvo más remedio que alejarla de su corte, pero no pudo tocarle un pelo.

      LaprimadeAudrey:

      si conocía lo del coktail…¡que cosas! y pensar que María quería ser recordaba como bondadosa…ironías de la vida ehhh. A las dos hijas de Enrique les aterrorizaba que las compararan con sus padre.

      Hilario:

      Como dices, es muy interesante ver la historia desde la parte de Catalina. Siempre estuvo muy consciente de la dignidad de su cargo, y de quien era hija. Se decía que el padre de Enrique había conseguido la corona en una lucha sin cuartel, que la había recogido del fango en una rebelión. Los Tudors sabían que cualquiera podía alegar tener tanto derecho sobre el trono como ellos y por eso actuó Enrique con tanta crueldad sobre nobles que tenían más sangre real en su venas.

      ¡Gracias a todos por venir y comentar!

      Ale.

  9. hooola!!

    yo he visto la peli de las hermanas bolena, con natalie portman, que fue precisamente la que le quitó el trono a nuestra catalina, pero le salió la cosa mal porque a la bolena le terminaron cortando la cabeza, jajajaj!!

    • ahhh, pues este libro termina precisamente cuando la Bolena comienza a desatacar en el cielo de Inglaterra…justo en el juicio que se hace para ver si el matrimonio puede invalidarse o no…

      ¡Muy buena la película! por cierto, esta basado en otro libro de esta autora precisamente y que se llama “La Otra Bolena”

  10. Este también lo anoto…es en inglés, verdad???

    Es increible que para que te concedan una nulidad una de las razones sea la virginidad…y digo yo…hoy en día, la nulidad se concede si no has ido libremente al matrimonio y has ido engañada…su matrimonio…fue nulo ya que sí no hay amor, sino conveniencia politica, no hubo matrimonio. En fin…que hay cosas que hoy en día han cambiado, y a día de hoy, probablemente, Enrique habría obtenido la nulidad.
    También hay libros en los que se dice que Catalina estaba muy enamorada del rey Enrique…en fin…ellos sabrán.
    Gracias por todos estos libros de historia, me vienen muy bien. Besos!!

    • ¡Hola María!

      Creo que Enrique fácilmente habría conseguido la anulación incluso en aquel entonces, de no ser porque Catalina era tía del rey más poderoso del mundo en aquel momento…Carlos V. El Papa debe haber sopesado que enemigo le era más cómodo y decidió que Inglaterra era más pequeñito y por lo tanto, podría prescindir de él.

      El libro existe en español y se llama “La Princesa Fiel” y está editado por Planeta.

      Un beso para tí también,

      Ale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s