LIBRO: Un Domingo en la Piscina en Kigali

DSC08788UN  DOMINGO  EN  LA  PISCINA  EN  KIGALI

Gil Courtemanche

Quebec fue el invitado de honor a la Feria Internacional del Libro en Guadalajara en el año 2003. Desde entonces compré este libro que había estado empolvándose en mi librero. Pero como he dicho que ya voy a leer todos los libros que tengo pendientes, le ha tocado su turno.

Gil Courtemanche es un periodista canadiense, que ha trabajado como corresponsal en Africa, durante los años 70’s participó fundando el diario Le Jour y esta fue su primera novela que publicó en e 2000. Obtuvo el Premio de Libreros de Quebec en 2001 y el Premio de la Cadiere d’Azur 2004 y estuvo más de un año en la lista de los más vendidos en su país. Esto hizo que lo tradujeran a 20 idiomas.

La novela está situada a principios de los noventa en Ruanda. Ahí Bernard Valcourt, un reportero canadiense, esta codirigiendo una cadena de televisión financiada por el gobierno de su país. Vive en un hotel y describe a los personajes que se mueven alrededor de la piscina.

Es una novela que muestra sin censura y sin maquillaje lo que este personaje ve: a los diplomáticos que están haciendo negocios, a las prostitutas que están en el hotel en busca de clientes, de los enfermos de sida que siguen tratando de vivir y disfrutar antes de que la enfermedad (o un machetazo) termine con su vida, al ejército que cada vez está más envalentonado, que cada vez se muestra más agresivo con los tutsis, a quienes comienzan a insultar en la calle, a corretear. A los trabajadores de la salud que llevan una lucha perdida en un país donde la tercera parte de la población está infectada con SIDA.

Cuando se asesina al presidente ruandés hubo una matanza entre las dos etnias que había en Ruanda: hutus y tutsis. Se mataron a más de 800 mil de estos últimos sin que nadie en el mundo interviniera para pedir por ellos, clamar por esta injusticia o luchar para que se  detuviera. Courtemanche dice que la matanza pasó desapercibida porque Ruanda es un país cuya única riqueza son sus siete millones de habitantes. Dijo en una entrevista “si hubiera sido un país petrolero, la reacción de las fuerzas internacionales habría sido inmediata”.

Es un libro que narra muchos hechos de manera muy cruda y yo me quedé varias noches con el ojo pelón de la impresión (quien me manda tenerlo en mi mesilla de noche ¿verdad? y leerlo antes de dormir).  Ni les platico, pero quien quiera profundizar en la historia de Ruanda, y el evento sucedido hace  16 años, este es un excelente libro. Hay una película del mismo nombre, canadiense; y una película llamada Hotel Rwanda que trata sobre el tema también.

Anuncios

13 comentarios

  1. Me suena la película “hotel ruanda” pero no la he visto.
    EL libro tampoco lo he leído, pero creo que todos sabemos que la comunidad internacional sólo se interesa por algo si ese algo les perjudica económicamente. Es así de triste.

    Creo que ahora elegirás de otra manera los libros de tu mesilla…

  2. Resulta muy interesante lo que cuentas, así que tendré que copiarte la idea y hacerme con una libretita para ir apuntando las incorporaciones a mi lista de lecturas -también conocida com El Plan Infinito.
    Ese tipo de libros los suelo leer durante el día y para tener en la mesilla busco alguno mas “amable
    Voy a recomendarselo también a una de mis amigas -le encantan este tipo de libros -y además le diré que se pase por aquí a conocerte.

  3. ¿No tiene nada que ver con la película “hotel ruanda”? Tomo nota, pero…desde luego, no me lo llevaré a la mesilla de noche. Con decirte que a veces no puedo ni con lecturas de lo más tranquilitas y me tengo que ir a por un cuento…en fin…qué tengas un buen día!!
    Besos grandes!!

    • Isi:

      ¡y si, ahora voy a elegir otro tipo de libros para mis lecturas nocturnas! La película tampoco es para verla e ir a la cama ehhh…aviso.

      Lammermoor:

      Ahhh, me encantó eso del Plan Infinito. Así podría llamarse también mi libreta de lectura. Algún día tomaré una foto de mi mesilla de noche. Está en peligro de volcarse porque creo que tengo no menos de 15 libros ahí estacionados porque los voy leyendo de a ratitos. Retiro lo de la foto. Mi hijo acaba de decirme ¿pero realmente quieres que vean como tienes esa mesita?? No, no quiero. Sólo la ve mi familia porque ellos siguen amándome de cualquier manera…jajaja

      Me encantará conocer a tus amigas…¡gracias!

      María:

      Si, supongo que es la misma película. Yo la busqué aquí y le pusieron Hotel Rwanda (con la w) y así la puse porque tengo un amigo muy quisquilloso que luego si no le pongo el título tal cual es, me manda airadas e mails a mi correo. 😉

      Un abrazo para cada una,
      Ale.

  4. Pues mira, Ale, me parece superinteresante el libro, pero ahora mismo no me lo leería, con lo que dices me basta, menos mal que existes, así me cuidaré muy bien de no leerlo si me lo encuentro, lamento que haya producido en mí un efecto diferente (La Anti-Recomendación) , pero si te soy honesta, con lo que ya he leído de tragedias de todo tipo, más las de Cuba, tengo más que suficiente…Menos mal que te interpusiste en el camino entre el libro y yo. Gracias,jiji.

  5. Jajajaja me he reído mucho con lo de la mesita: nosotros también te querremos igual, prometido!
    También me ha gustado mucho lo del Plan Infinito!

  6. Conocí Hotel Rwanda gracias a una monja misionera a la que tuve por alumna un verano de hace ya algunos años. La película es impresionante, y nos hace ver hasta qué punto se cometen injusticias, y que realmente está en nuestras manos (en las de todos y cada uno de nosotros) el poder cambiar las cosas. No es fácil, claro que no, pero no se debería permitir que las cosas siguieran así.

    Tomo buena nota del libro que, aunque sea duro, pasará a estar en mi lista de pendientes 🙂

    Saludos.

  7. La Esfera Cultural:

    ¡Bienvenida! (¿o bienvenido???). De anda, esta es tu casa.

    Ana (Estodevivir):

    ¡no importa que sirva como anti-recomendación! la cosa es que la reseña sirva…ya sea para que quieras leerlo o abstenerte…a veces también es importante que uno diga “en estos momentos este tema no me va” 😉 ya pondré unos para reir, ya verás….

    Isi:

    ahhhh bueno, ya te mostraré la foto jijiji

    Homo Libris:

    Ya me contarás que te parece el libro 😉

    Un abrazo a todos,
    Ale.

  8. ¿Un premio para mí? Guau…¡muchas gracias!!!!

    Ayyyyyyyyyy hasta me he quedado sin palabras de la emoción

    ¡YUPIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    🙂 🙂 🙂 estoy feliz como una lombriz

  9. Me leo tu reseña con mucha atención, como siempre es interesante y aporta mucha información, pero me temo que me pasa como a EstoDeVivir, que necesito leer cosas más animosas.

    Eso sí, me quedo con ganas de ver esa mesilla de noche.

  10. Ahh esa mesilla….nada más déjame quitar una foto que tengo ahí de mis hermanas (son celosas de su intimidad), tomo la foto y la subo para un post que quiero hacer sobre el Reto 2009.

    Libros animosos ¡Maitena Burundarena! te partes de la risa ¿la conoces?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s