LIBRO: The Queen’s Fool

250px-Queen's_FoolTHE  QUEEN’S FOOL

Philippa Gregory

Touchstone Publisher

No puedes cambiar a un Rey,

Sólo puedes tratar de  hacerlo reir.

Algunas veces, si eres un bufón extraordinario

Puedes hacer que se ría de si mismo y con ello

Lograr que sea un mejor hombre y un mejor rey.

Will Sommers

Esta es una historia de ficción, situada en el periodo en el que reinaron los hijos de Enrique VIII: Eduardo VI y María Tudor.

Hannah, una jóven judía española con el don de ver el futuro, escapa de España junto con su padre después de que su madre es acusada de bruja y quemada por la inquisición. Llegan a Inglaterra donde se establecen y Hannah se viste como niño y su padre abre una imprenta. De España se trajo algunos textos, y los esconden en donde tienen la imprenta, pues si los encuentran con ellos pueden ser acusados de herejía también aquí en Inglaterra.

Hannah conoce un día a John Dee y Robert Dudley. Si bien el personaje de Hannah es ficticio, estos dos no. John Dee fue un respetado matemático y experto hacedor de mapas a quien se le reconoce haber hecho un minucioso reporte de cómo eran las costas inglesas, lo que ayudó mucho en las batallas contra España cuando Isabel I era reina y fue atacada por Felipe II de España. Era astrónomo, experto en navegación y estudió alquimia, adivinación y otros estudios herméticos.

Robert Dudley era el hijo del duque de Nurthumberland, regente durante el reinado de Eduardo. Su padre fue condenado a muerte después de que Eduardo fallece por intentar poner en el trono a Lady Jane Grey, que estaba casada con su hermano menor, Guilford. Y Robert también estuvo preso en la torre de Londres por traición. (También dícese fue amante de la reina Isabel I…me siento Patty Chapoy)

Pero me adelanto a la historia. Un día, John Dee y Robert Dudley van a la tienda del papá de Hannah a comprar un libro y Hannah ve detrás de Jonh Dee un angel. Robert Dudley le dice al papá de Hannah que quiere llevarla a la corte para que sea el bufón santo del rey Eduardo, para que lo entretenga. Así Hannah llega a la corte y se queda porque al rey Eduardo le hace gracia que es la única que le dice que ve que las puertas del cielo se están abriendo para él, en una clara referencia a que se está muriendo.

En la novela, Hannah se convierte después en bufón de la reina María y en el libro, somos testigos del amor que ella sentía por su media hermana, Isabel. Pero Isabel es intrigosa, maliciosa y conspira contra su hermana para quitarle el trono. María aplasta el ataque contra ella y a pesar de contar con pruebas contra Isabel, al principio, no le hace nada. Lo que más le duele a María es la traición de su hermana, a quien ella ha querido a pesar de todo el sufrimiento que siempre ha traído a su vida. Ella fue declarada bastarda por su culpa cuando Isabel nació, la humillaron haciendo que la sirviera cuando era bebé…pero María la quería como su hermanita, siempre buscó protegerla y cuidarla pues lamentaba que hubiera crecido sin mamá y que la hubiera perdido siendo tan pequeña.

Cuando María está en el trono, se impone de nuevo el catolicismo y se inician los autos de fe de la inquisición cuando María se casa con Felipe II de España (hijo de Carlos V).

Algo que me parece muy interesante es reflexionar sobre lo afortunada que soy en este siglo por tener acceso a tantos libros. En el siglo XVI no cualquiera podía accesar a ellos. Primero, porque la mayoría de las personas no sabían ni leer ni escribir. Luego, el proceso para hacer un libro era tan tardado que estos eran carísimos (bueno, en este siglo aún siguen siendo muy caros para la mayoría de las personas). Y segundo, había una enorme cantidad de libros que se consideraban “peligrosos” por su contenido; si te encontraban con uno de ellos podían quemarte en la hoguera

Al tener semejante amenaza (morir quemado por poseer ciertas lecturas) lo que se conseguía era reprimir las ideas. Creo que hemos perdido de vista el valor de la lectura como vehículo de estas. Un libro no nada más distráe (si se lee por hobby una novela, por ejemplo), sino que además, enseña. Siempre te hace pensar si estás de acuerdo o no con lo que estás leyendo. El papá de Hannah al viajar a Inglaterra de España llevaba textos amarrados en el pecho porque los consideraba valiosos, consideraba que las ideas contenidas en esos textos eran importantes, tanto como para arriesgar su vida por ellas. Estos textos expresaban la sabiduría de otras culturas. En ellos estaban siglos de investigación herbolaria, médica, filosófica, etc. En un momento en que Hannah se ve investigada por la inquisición, se pregunta si deberá quemar los textos que están escondidos en la imprenta de su padre…y concluye: “los libros son mis hermanos… no puedo ser una de esas personas que quema aquello que no entiende y lo destruye”. Hannah finalmente no los quema porque comprende que cada libro es una promesa de aprender maravillas.

Creo que esta cualidad de sorprenderse con cada libro  se ha perdido porque ahora tenemos libros de sobra (vaya, no porque “sobren” ningun libro está de más, pero ¿quién puede leer todo lo que hay escrito en una vida? ya no es posible). ¡Que privilegiada soy de nacer en un siglo donde puedo leer de cualquier tema que me interese! ¡que puedo encontrar con facilidad libros sobre cualquier tema! En el siglo en que vivió Hannah se arriesgaba la vida, y además, la fortuna.

La reina María tuvo un embarazo fantasma, y ella creía que hasta que Inglaterra no estuviera limpia de herejes no podría embarazarse.

Después de un segundo embarazo fantasma, María fue empeorando, su salud fue decayendo. ¡Que daño tan grande hace al alma creer que solo yo tengo la verdad, que solo yo se en qué están equivocados los demás! Esa soberbia endurece el corazón, cierra las puertas de la misericordia y llena de amargura a la persona.

Me pregunto que habría sucedido si María hubiera sido una niña amada, que no la hubieran lastimado declarándola bastarda, haciéndola atender al bebé de la mujer que había alejado a su madre de su padre, si su padre no la hubiera tratado mal hasta que ella reconociera por escrito que era bastarda…¿habría crecido para ser una mujer tan  cruel?

María murió y el trono pasó a manos de Isabel.

Anuncios

8 comentarios

  1. Qué curioso!! Últimamente vengo investigando sobre la vida de Enrique VIII y su descendencia. Y todo es debido a que, en la ciudad donde vivo, en Alcalá de Henares, nació Catalina de Aragon, la madre de María.
    Y también… porque últimamente me pregunto mucho sobre las nulidades matrimoniales…y curiosamente por Catalina, se estableció la separación de la Iglesia con Inglaterra…
    En fin…desde luego es un libro que tendré en cuenta. Por cierto…está escrito en inglés??? o hay traducción al castellano??
    Gracias.
    Besos!!

  2. ¡Hola María!

    Pues mira que a mi la vida de Enrique VIII y toda su descendencia me encanta. Este libro está en inglés, no se si ya esté traducido al español. Phillipa tiene otro libro extraordinario que si está en español, y es precisamente sobre la vida de Catalina de Aragón, se llama “La Princesa Fiel” , y a mi me pareció muy bueno y ameno.

    Otras dos novelas muy buenas en inglés (desconozco si están en español) son: “Katherine of Aragon” de Jean Plaidy y “The Autobiography of Henry VIII: with notes by his fool Will Somers”

    Un libro ya en español y escrito por una extraordinaria historiadora es “Las seis esposas de Enrique VIII” de Antonia Fraser.

    Un abrazote,

    Ale

  3. Isi pues mira que no se si sería bestseller porque no es nuevito…ya ves que los tengo haciendo fila en mi librero y bueno, hay libros desde 3 años atrás hasta de la semana pasada cuando me dije que ya no compro ni un libro más hasta no leer toooodos los que tengo acumulados (bueno es que alcancé a comprar el del Barón Rampante…jijiji)

    Un beso para ti también!
    Ale.

  4. Es una época de la historia fascinante y una buena forma de poner en contexto las cosas aprendidas a trozos.
    Las tramas palaciegas que dice Isi siempre gustan.
    He tenido la oportunidad de ver en exposición algunos cuadros de las mujeres de Enrique VIII, cuya mirada nos muestra cosas que no están en los libros. Qué etapa tan dura para ser mujer, que expectativas tan altas para una niña.
    Como dices Ale, a veces no valoramos lo fácil que hoy nos resulta acceder al conocimiento, aunque lo hacemos sabiendo que no podremos abarcarlo.
    Maria, tu ciudad es una lección de historia, que suerte!
    Un saludo 😉

  5. Muchas gracias por la información. En casa tengo un libro de Catalina de Aragon…(ahora no estoy en casa) cuando llegue reviso de quien es. Y miro los libros que me recomiendas….
    Un abrazote!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s