¡Feliz Día del Maestro!

ffef888aa9b0f054¡Muchas felicidades a los maestros!  Se que el día del maestro fue el 15, pero bueno, más vale tarde que nunca.

Yo quiero agradecerles lo mucho que han traído a mi vida, desde los que me enseñaron mis primeras letras (aún recuerdo a Miss Lupita), hasta los que batallaron conmigo arrastrándome en la educación secundaria y varios maravillosos que me enseñaron que se vale pensar y estar en desacuerdo con lo que dicen otras grandes mentes (el primer maestrazo en ese sentido es mi papá). Gracias a los maestros pasados,  presentes, a los que ahora son maestros de mis hijos, y abren horizontes nuevos para ellos. Gracias a todos ustedes, porque hacen una labor maravillosa. Gracias  a todos mis amigos, familia,  ciberamigos porque también aprendo de ustedes.

Desde que aprendí a leer y después a escribir, nuevos mundos estuvieron a mi disposición, y a través de ello he vivido mil vidas en una sola. Esto no habría sido posible sin haber aprendido el famoso a,b,c. Por eso desde mi blog me quito el sombrero ante su labor, y les mando un abrazo cibernético.

b24f5cff98fb8d3e

Anuncios

12 comentarios

  1. Ale, cuánto te agradezco este post, porque yo también pienso que los buenos maestros son maravillas que nos suceden en la vida y son recuerdos imborrables, son los que nos llevan a ser mejores, más preparados, útiles. Por cierto, mi prima Ade, de Milibreria, fué maestra y tiene un psicología para los niños como no he visto en mi vida. Y es un don muy especial. Gracias a todos nuestros maestros, que empeñaron su vida en tratar de enseñarnos los principios del conocimiento y de la vida. Me encantó tu post.

  2. En mi familia es la profesión estrella: mi madre y mi suegra han sido maestras durante más de 40 años, mi suegro también es maestro, el abuelo de mi marido, sus tías… y mi hermana es profesora de educación especial (para niños con discapacidades). Así, que contra pronóstico elegí otras profesiones porque yo ésta la considero de “alto riesgo”.
    He probado las clases en Educación Secundario, para mi el horror horroroso, aguanté 18 días, lo dejé por dar clases en la Universidad, donde estuve 4 años, pero me parece mucha dedicación para el poco fruto que genera.
    Guardo un grato recuerdo de mis años de estudiante en el colegio, en el instituto, en la Universidad, en gran parte gracias a los profesores que tuve. Desde aquí también me gustaría dar las gracias.
    Un saludo.

  3. Este año, me he enterado que mi abuela, agredeció mucho a su maestra que la enseñara a leer y a escribir…la dio la libertad de elegir ser ella…y no los condicionantes sociales que se imponían. Desde luego, no fue libre del todo…pero nunca ha olividado a su maestra…hasta el punto de regalarla una misas gregorianas.

    Un relato muy interesante. Qué poco nos acordamos de agradecer, verdad!!
    Un abrazo enorme, me ha gustado mucho.

  4. Ser maestro es mi verdadera vocación. Ahora que la vida me llevó por otros rumbos, a veces me sorprendo: cuando se acerca a Mi Librería algún niño o joven, empiezo a darles una “clase” de literatura, jja, pobres, dirán que esta mujer está loca, pero es que no me doy cuenta. Mis hijos también padecen de mi manía, cuando estoy leyendo algo interesante, me la paso todo el tiempo diciendo, mira lo que dice aquí, lee esto… y así.
    Lindo homenaje a los maestros, me uno ati, porque nunca será suficiente el agradecimiento. Eres especial, lo sabes.
    AD.

  5. Bonita entrada, yo tengo una hija que es profesora de ingles en primaria y es mi teacher de inglés, le mandaré estos escritos, ella lo agradecerá, es una buena maestra.
    Me encanta tu primera maesta Miss Lupita.
    Un saludo
    Teresa

  6. hola, soy la hija de Teresa, sí, la maestra… jejeje
    La verdad, es de agradecer en estos momentos de la vida, que digáis cosas bonitas de nosotros, se agradece muchísimo.
    Gracias.
    No se que deciros, solo puedo decir que a mi sí me gusta mi profesión con todas sus cosas malas, pero sobre todo con las buenas… y aunque se que ahora estamos pasando un momento malo porque casi nadie reconoce nuestra labor, se que se le volverá a dar la importancia que tiene.
    un beso.

  7. Sí, los buenos profesores nunca se olvidan, aunque raramente se lo agradecemos en su momento.

    Además parece que en general no se valora tanto la labor de los profesores de los primeros cursos, cuando son los que más nos influyenm, como la de los universatarios, que en general no son tan determinantes en nuestra vida.

    Qué bonita entrada, cuánta razón tienes.

    Veo que estoy muy retrasada con tu blog, voy a intentar irme poniendo al día.

  8. Cierto que no nos damos cuenta en los primeros años de cómo son nuestros profesores. Yo recuerdo con mucho cariño a algunos de los del instituto.
    En la universidad en lo único que te puedes fijar es en que “tú nunca quieres llegar a ser así”. Nunca me han tratado con tanto desprecio como en la universidad, parece mentira que esas personas puedan llegar a enseñar algo; el título, no más.

  9. Estodevivir:

    Pensamos lo mismo: los buenos maestros son maravillas (por eso Ade es una ;)). Gracias por venir y comentar.

    Inma:

    En mi familia también hay varios maestros. Mi papá es médico ginecobstetra, pero durante muchos años dió clases en la Facultad de Medicina de la Universidad de Guadalajara. Tengo varias primas que son maestras y creo que es una de las profesiones más importantes que hay, para las que es necesario una tremenda vocación y espíritu de servicio.

    La prima de Audrey:

    Bienvenida, copia lo que desees (que yo hice lo mismo…ñaca, ñaca)

    María:

    ¡Que bonito lo de tu abuelita!… es que saber leer y escribir es toda una hazaña…cuando logras hacerlo, todo el conocimiento que jamás haya sido descubierto está a tu disposición si quieres apropiártelo. Sin saber leer y escribir es imposible…

    Y todo esto es posible gracias a los dedicados maestros que se ponen a educar a los escuincles, a veces con bajo sueldo, con pésima infraestructura en la escuela pero con mucho corazón.

    Ade:

    Un buen maestro no deja nunca de enseñar…no puede dejar de ser quien es, aunque se quite “el uniforme”. Que pena que no puedo ir a tu librería a recibir clases. Pero puedo pasar por tu blog y siempre cada post es una cátedra (pasen a conocer a Ade: http://milibreria.wordpress.com/)

    Teresa:

    ¡Que bonito tener una hija maestra y que te esté dando clases!

    Fíjate que Miss Lupita sembró en mi también el amor por la lectura.

    Fátima:

    ¡Que gusto tenerte por aquí! de nada, son unas gracias sinceras. Seguramente el hecho de que te guste tu profesión (con lo bueno y lo malo) es lo que hace de tí una buena maestra. Y espero que pronto se les reconozca la labor tan importante que hacen.

    Loquemeahorro:

    Como dices, los buenos no se olvidan. A mi me han influído desde el de la primaria, hasta el de la universidad. Tuve un maestro maravilloso de derecho penal, y de haber terminado esa carrera me habría encantado ser penalista (cuando un buen maestro da clases, a mi me contagia el amor por su quehacer).

    Ya te pondrás al día cuando estés totalmente recuperada…espero que ya ese virus que traías te haya soltado en busca de praderas nasales más verdes en otros lados jajaja

    Isi:

    Bueno, cuando menos el de la Universidad te enseñó “lo que no quieres hacer” y eso ya es algo ehhh ;).

    A todas les agradezco mucho que me lean, que comenten y que estén aquí presentes.

    Les mando un abrazo,

    Ale.

  10. ¡Muchas gracias! Aunque quizás te sorprenda, yo también soy profesor. Por las tardes doy clases en un centro de formación profesional. La verdad es que, aunque sea algo secundario, me lo paso muy bien con los obreros, fontaneros, electricistas, etc. Hasta ahora no lo tenía pensado, pero tal vez tire mas por ese camino. ¿Quién sabe?
    Un saludo

  11. Hilario:

    Pues mira que eso no lo sabía (que eras profesor). 🙂 Celebro que la pases bien, ya me contarás después si le dedicas más tiempo.

    ¡Un abrazo!

    Ale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s