LIBRO: POR TRECE RAZONES

1518_portada

POR  TRECE  RAZONES

Jay Asher

Este libro me lo recomendaron mucho mis amigas bibliobulímicas cuando nos juntamos a platicar en nuestra última reunión. Todas tenemos hijos en la adolescencia y bueno, digamos que los frutos benditos de nuestro vientre nos preocupan (estamos en los pininos de dar permisos para las fiestas, los novios, las salidas…).

Una de mis amigas trabaja con adolescentes problemáticos. Este libro, al parecer está haciendo furor en estados unidos en jóvenes de edad secundaria-preparatoria y ella lo trabajó con sus jóvenes. Leían una historia (o un lado de un cassete) antes de su reunión. Las conclusiones a las que llegaban los chavos fueron muy interesantes.

Clay Jensen regresa de la escuela y alguien le ha enviado un paquete sin  dirección del remitente y dentro hay 7 cintas de cassette. Cada cinta tiene numerado cada lado, del 1 al 13. En estos tiempos ¿Quién tiene siquiera un aparato para escucharlos? Clay debe ir a la cochera donde su padre tiene un estéreo viejo que tiene casetera para escucharlos. Pone el primer cassette y se queda HE-LA-DO. La voz es de Hannah Baker.

Hannah era una compañera de la escuela que se suicidó  hace dos semanas con una sobredosis de pastillas y dice “Si tú estás escuchando esto, es porque ya no estoy aquí y tú eres una de las trece razones de por qué esto es así…”  Y pone dos reglas: 1.- escuchas. 2.- pasas las cintas, enviándolas al siguiente en la lista. Si no las enviaras, Hannah ha hecho una copia de las cintas y serán distribuídas públicamente. Y dice “No me tomen a la ligera. No otra vez”.

En el libro, van intercalándose lo que Hannah dice en las cintas, y lo que Clay va pensando acerca de lo que va escuchando.

A mi el libro me mantuvo enganchada de principio a fin. Me pareció muy triste ver el deterioro de Hannah a través de lo que cuenta, y como nadie pareció darse cuenta de él.

¿Qué razones tenía? Cosas que enfrenta todo adolescente a diario. Rumores  (dice Hannah “las personas creen el rumor y actúan en base a él”), actitudes de otros hacia ella, desencuentros con las amigas, comentarios maliciosos de los chicos que han creído en rumores sobre ella…hay cuestiones  más serias (que no les cuento porque le quitaría el chiste al libro). Hannah dice “Nadie sabe que tanto impacto tiene lo que hace en la vida de los demás. Con frecuencia, no tenemos idea”. Si bien varias de esas 13 personas actuaron  con malicia, ninguno de los involucrados se imaginó el daño tan grande que le estaba haciendo. En alguna parte del libro Hannah dice que es imposible conocer a una persona, saber qué tal es su vida de familia, su vida laboral, su vida social…tu los ves en la escuela y hasta ahí. Pero si afectas a una persona en cualquiera de estas esferas, le afectas globalmente. Esto es lo rescatable del libro para mí, que en estos tiempos donde hay tanto bullying en la escuela: que  los jóvenes piensen que que lo que hacen, dicen, y su manera de tratar  a otros tiene consecuencia en la vida de esos otros.

¿Qué es lo mejor del libro? Para mí,  el cambio que hubo en Clay. Clay se da cuenta de que hay otra compañera que está en peligro, que se ha aislado, que rehuye el contacto y se dice “nunca más”. Esto es lo que más me gustó.

Realmente lo que no me gustó es que Hannah haga responsables a los demás de su decisión de suicidarse y que además, se los deje grabado. Pero bueno, pensaré que es sólo una historia de ficción y no lo doy más vueltas.

Anuncios

23 comentarios

  1. Ya había visto el libro por algún sitio recomendado. Efectivamente parece ilógico culpar a los demás de nuestros problemas, porque en nosotros está el que nos afecte o no, y sobre todo el solucionarlos. Lo que pasa es que en la adolescencia realmente piensas que los demás son los causantes de tus desdichas, así que supongo que pueda ser una buena recomendación.
    Así que ahora te preraras las lecturas para tus hijos! que si novietes, discotecas!!!
    Debe ser dificilísimo educar a los hijos. uffff.
    Por cierto: te envié una receta vía email 😉

    • Isi:
      ¡Muchísimas gracias por la receta! la haremos mañana. Hoy salgo a comprar lo que hace falta. 🙂
      Del libro, pues ya ves que los adolescentes creen a veces que el mundo está en contra de ellos, realmente a mi me puso a pensar. No se si a ellos les haga pensar. Mi amiga dice que si. Ya te diré si mi hija lo lee y que pensó.
      😉 No creo que haya lecturas que lo preparen a uno para la adolescencia de los hijos ehhh…si con leer un libro fuera suficiente pero ayyyyy no es tan fácil…
      Te mando un abrazote,
      Ale

      Eva:
      Quiero agradecerte también las recetas que he recibido de tu parte, se ven deliciosas y ya me pondré también a hacerlas. Muchas gracias.
      Recibe un abrazo,
      Ale.

  2. ALE:

    Me aterra simplemente pensar que voy que vuelo con mis peques a esa etapa…ya leeré el libro y estaré muy cerquita de ti para aprender como la libraste sin morir en el intento…. porque estoy segura de que así será.

    Irma

    • Irma:
      Mira que me tienes fe…¡por eso eres mi amiga! ni duda cabe 😉 Se que tú también la librarás sin morir en el intento, has salido de cuestiones más difíciles. Por fin pude agregarte, cosa que me da un enorme gusto porque deseo que todos los que vienen por aquí te conozcan.
      Te mando un abrazote,
      Ale.

  3. Muy interesante…no tengo hijos, pero sí en el trabajo (en ocasiones vienen adolescentes) y en el entorno social…en fin…creo que el libro tiene una pinta muy buena. Además, aunque no exista una receta única para la educación, si es cierto, que necesitamos de herramientas.
    Me encanta la frase de Hannah “Nadie sabe que tanto impacto tiene lo que hace en la vida de los demás. Con frecuencia, no tenemos idea”…Creo que cualquier detalle puede cambiar el mundo y/o destrozarlo.
    Gracias por tu recomendación. Lo anoto!!

    • María:
      A mi también me encantó esa frase de Hannah porque es rotundamente cierto…alguna vez escuché a un sociólogo decir que todo lo que haces afecta a 83 personas. Creo, como tú, que cualquier detalle puede cambiar el mundo para bien o parar mal. Por eso es importante vivir para construir, dar lo mejor de uno, ser feliz y vivir en paz. Creo que aunque no tengas hijos te gustará el libro…muchas veces, hay adultos que siguen comportándose por la vida como si aún estuvieran en su adolescencia.
      Te mando un abrazo,
      Ale.

  4. No había oído hablar de éste libro, pero, por lo que dices, tiene muy buena pinta. Me alegra saber que tantas personas se toman en serio la educación de sus hijos. Yo creo que eso es lo mas importante. Hay mil recetas y dependen de cada caso, pero si uno hace todo lo que puede, seguro que tiene éxito.
    Un saludo

    • ¡Hola Hilario!
      ¡Gracias por la visita! el libro es muy interesante. Creo que sería de los que te gustarían…mi hija cree que me tomo su educación DEMASIADO en serio…jajaja 🙂
      Un saludo para tí también,
      Ale.

  5. lo que aprendo viniendo a este rincon, a mi hijo le faltan unos tres años o cuatro para la adolescencia, pero como mi lista es tan larga pues voy incluyendolo ya y lo compro… lo leo en cuanto pueda y se lo paso a el a ver que le parece… tengo miedo a esos acosos escolares, y ademas mi hijo es de los que no cuenta nada hasta que esta al borde del abismo, es muy reservado… besos Ale y sigue enseñandome cosas que yo aprendo encantada

    • Carmina:
      Disfruta a tu hijo…a mi se la pasaban diciéndome “es que crecen tan rápido” y yo no lo creía. Mi mamá dice que también me reiré de las cosas que me hace mi adolescente. Le creo.
      Un beso para tí también,
      Ale.

  6. La actitud del acosador (de cualquier edad) de “pero si yo no he hecho nada, si solo era una broma” (ay, las bromitas) o cualquier otra pobre excusa está muy generalizado.

    Eso de pensar que tus actos no tienen consecuencias para los demás, o que francamente no te importen, no exime de ninguna responsabilidad al que lo hace, por mucho que nunca falte la frasecita de marras.

    – Pero es buena persona

    o aquello de

    – Si lo hace sin mala intención

    Pues mira, si no es un pastor alemán, a mi no me vale ese argumento, quizá sería momento de dejar de valorar la buena o la mala intención de alguién y fijarse en qué es lo que hace realmente y qué consecuencias tiene para la gente que te rodea.

    • Loquemeahorro:
      Tienes toda la razón. A la niña en el libro alguien le da una nalgada y voltéa a ver al agresor y está sonriendo. Y no recuerdo sus palabras exactas, pero habla del descontrol que se siente de ser agredida por alguien que está sonriendo. Es un poco incongruente…y dice que se enoja, y le dice que no lo haga y el otro dice “estaba jugando…” y al final, ella queda como la sangrona que no aguanta ni una bromita.
      Cuando hay una agresión, aunque se sonría, aunque se tuviera otra intención, quien agrede debe darse cuenta de lo que está haciendo y no repertirlo. Punto.

      Un abrazo,
      Ale.

  7. Yo hace poco ví por la calle a dos chicos camino del instituto (que está al lado de casa) grabando con el móvil cómo uno le daba un tortazo a otro chico que iba delante de ellos.
    Es una tontería, pero empiezan por algo, y digo yo que será parecido a eso.

    • Isi:
      Hoy se puede agredir mucho más que cuando yo fui adolescente porque existen las fotografías del teléfono celular, el video y luego los suben a youtube, los blogs, los correos electrónicos.
      ¡Gracias por tu correo! ya mismo respondo.
      Ale.

  8. Oye, comento porque me he percatado de que hace mucho que no escribes ni contestas los comentarios… ¿estás bien Ale?????
    En cuanto a lo de la bromita, sí, parece que sólo se divierten haciendo gilipolleces (perdón) o que tienen muy pocas neuronas en la cabeza.

    • Loquemeahorro:
      creo que mucho del problema es ese….que los adolescentes creen que acosar a otro es divertido. Triste, pero cierto.

      Querida Isi:
      Me quedé sin internet unos días y como estaba cerrado mi proveedor hasta hoy retornó el internet. Pero ya estoy respondiendo….tarde, pero sin sueño…jajaja

      Un beso para las dos,
      Ale.

  9. Hola Ale:
    Espero que tambien hayas tenido un feliz dia de las madres, hasta hoy vi el mail, pero mil gracias.
    Quiero ir a comprar el libro de las trece razones, se me hizo interesente y sobre todo por que tengo 3 hijos adolescentes.
    Deja que lo lea y luego te doy mis comentarios.
    Saludos

    • ¡Hola Alis!
      ¡Si tuve un feliz día de las madres! gracias ;). No sabes el gusto que me dió leerte por aquí…Ya me contarás que te parece el libro. Si no lo encuentras, me dices y con mucho gusto te lo presto. Te mando un abrazo,
      Ale.

  10. Aunque en un principio el tema me parecía escabroso después de leerlo he encontrado un libro fantástico no solo para adolescentes sino para todos aquellos que hemos sido niños.
    Te hace empatizar no tanto con la chica suicida sino con la persona que escucha las trece razones.
    Los niños muchas veces son y han sido crueles no en un acto de maldad sino en una ausencia de comprensión en que ese acto o comentario que han realizado puede haber creado una huella o marca a otra persona.
    Conclusión un libro que te hace reflexionar tanto en el pasado como en la actualidad y al mismo tiempo es un libro totalmente diferente a lo escrito hasta día de hoy.

    • Helena:

      ¡Bienvenida! Yo también me sentí muy identificada con Clay (quien escucha las cintas) y me parece que lo valioso del libro es que puede llevar a los chavos a reflexionar que lo que dicen y lo que hacen tiene consecuencias en la vida de los demás, como dices tú deja huella en los otros.

      ¡Gracias por venir y dejar tu comentario!

      Saludos,

      Ale.

  11. ¡Vaya!, parece un libro bastante crudo. Si engancha a los adolescentes, lo apuntaré en la lista de mi hija, que hacen más caso de lo que les cuentan otros (incluídos los libros, afortunadamente) que de sus madres. 😦

    Besos.

  12. Ahhh los adolescentes…así son, ¿qué te puedo decir? hay que disfrutarlos porque ¿quién sabe que nos espera más adelante? jajaja….que trágica me vi….

    Pienso que puede engancharla…ya me contarás….

    Un beso,
    Ale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s