LIBRO: La Vida en la Puerta de la Nevera

LA VIDA EN LA PUERTA DE LA NEVERA

Alice Kuipers

Editorial Salamandra

La portada de este libro parece la puerta de un refrigerador, y en ella hay muchas notas, pegadas con imanes. Esto sucede en la casa de una madre divorciada, ginecóloga; y su hija Claire, de 15 años. Al parecer, ambas están muy ocupadas, se ven poco, y van dejando papelitos en el refri para comunicarse y al ir leyéndolos, nos enteramos qué es lo que sucede en sus vidas.

Es una propuesta muy interesante…contar una historia a través de lo que dos personas se dicen en pequeñas notas. Lo que si escriben, lo que dejan de decirse, lo que se adivina, qué palabras escriben con mayúsculas, cómo las van firmando….

A mi me llamó la atención, porque me comunicaba así con mi marido cuando éramos novios. Yo estudiaba Ing. En Comunicaciones y Electrónica, y el estudiaba para Químico Farmacobiólogo. Yo tenía que pasar por su facultad para llegar a la mía (bueno, no tenía qué….pero en aras del amor, así lo hacía…jajaja), y cuando cruzaba por el estacionamiento de su facultad, le dejaba una pequeña nota debajo del limpiaparabrisas de su carro. Cuando salía de clases pasaba de nuevo por el estacionamiento de su facultad (en esos tiempos, los que estudiaban QFB pasaban TODO el día en la facultad), si él ya había visto mi recadito, generalmente tenía una respuesta. Tengo una caja de zapatos llena de estos papelitos, que también cuentan nuestra historia. El romance a través de estas notas se terminó un día que mi suegro pasó a la facultad a recoger el carro para hacerle algún servicio, y ¡encontró mi papelito!!!. Yo me quería morir de la verguenza…Supimos que lo había leído porque hubo un diálogo más o menos así entre padre e hijo:

– Hijo, me encontré esto debajo del limpiaparabrisas

– ¿Lo leíste?

– Noooo, pero pensé que sería tuyo…algo importante

– Gracias

Y días después, viendo un partido de futbol le dice mi suegro:

– que bonito escribe esa Alejandra….

Regresando al libro, es muy interesante ver la interacción entre madre e hija. Se ve que la madre trabaja mucho, la hija es una típica adolescente y tienen sus desencuentros (que quedan registrados en notas que parecen telegramas). La madre después enferma de cáncer de seno, y el resto, tendrán que comprar el libro para enterarse.

Se lee en tres patadas (creo que se desperdicia mucho papel porque hay notas de tres renglones y el resto de la hoja queda en blanco, pero bueno, esa es mi opinón muy personal). Ayer lo leímos mi hija de 15 años y yo…y nos gustó mucho a ambas. Y luego nos divertimos mucho pensando cómo nos dejaríamos papelitos ella y yo. (lo que es no tener quehacer…jajaja).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s