Feeds:
Entradas
Comentarios

happylifeA SHORT GUIDE TO A HAPPY LIFE
Anna Quindlen

La autora es una favorita mía. Hay dos libros suyos de los que he hablado en este blog: Cosas que Importan”, y “Black and Blue”. Ganó un premio Pulitzer por su columna “Lo público y privado” que se publicaba  en el New York Times (en 1992).

Comienza el libro diciendo que ella no está capacitada para dar consejos. Pero los da (¡y son buenos!). Cuando la autora estaba en su primer año de universidad, y experimentaba la libertad de vivir fuera del hogar donde había crecido, tuvo que regresar a casa a hacerse cargo de la casa y a cuidar a su madre enferma de cáncer. Su madre falleció de 40 años víctima del cáncer de ovario cuando la autora tenía 19.

Este es un hecho que le cambió la vida. Dice que es como haber vivido en technicolor y de después de ese hecho verlo en blanco y negro. Los problemas comunes de sus compañeros, cuando regresó a la universidad, le parecían nimios en comparación con lo que ella había vivido y ese hecho le enseñó a tomar la vida como un regalo diario.

La autora.

La autora.

Hace unos años, probablemente 12, perdí muchas personas queridas para mí. Amigas que fallecieron unas por enfermedad, otras en accidentes, algunas más súbitamente, sin que hubieran tenido antes problemas de salud; y eran muy jóvenes (principios de la treintena, la mayoría). Y perdí familiares. Y es verdad, uno cambia. Aprendes que si quieres a alguien, tienes que demostrárselo con frecuencia, que no puedes esperar a tener “después” que puede no llegar. Que la vida no termina sólo con la vejez, sino que cada día existe la posibilidad de que estemos viviendo el último sin saberlo.

Este es un libro ameno, pequeño y muy fácil de leer.

Aquí van algunos de los consejos de Quindlen:

“No confundas nunca tu vida y tu trabajo […] porque nadie ha dicho en su lecho de muerto “ojalá hubiera pasado más tiempo en la oficina”.

“Eres la única persona que tiene la custodia de tu vida. Tu vida particular. Tu vida entera. No sólo tu vida frente a un escritorio, o tu vida en el camión, o el carro, o frente a la computadora. No sólo la vida de tu mente, sino la vida de tu corazón también. No sólo tu cuenta bancaria, sino tu alma”.

“El mejor consejo que puedo darte es: búscate una vida. Y búscate una vida en la que no estés solo. Encuentra personas que amar, y que te amen. Y recuerda que el trabajo no es comodidad, sino trabajo.”

“Date cuenta de que la vida es gloriosa, y que no puedes tomarla por sentado […] darnos cuenta de que somos mortales es el mayor regalo que Dios ha podido darnos.”

“Es tan fácil meramente existir en vez de vivir. La mejor lección me la dio un hombre sin hogar en la Isla de Coney Island. La mayor parte del tiempo pasaba el tiempo en la acera, frente al agua, incluso cuando el clima era frío y tenía que ponerse los periódicos después de leerlos. Y le pregunté por qué. Mientras miraba al océano me dijo: Mire el paisaje, señorita, mire el paisaje”.

Coney Island

Coney Island

Termino el libro recordando que eso es lo que nunca hay que perder de vista: el paisaje que me rodea y las personas que forman parte de él.

Cuarto libro para el reto Keep Calm and Read in English.

Quinto libro para el reto Leemos en Digital.

Orphan Train SmTHE   ORPHAN   TRAIN
Christina Baker Kline

Hay historias que tocan eventos reales que le ponen a uno la piel de gallina. Este es uno de esos. En los años de 1854 a 1929 en los Estados Unidos más de 200 mil niños fueron desplazados a través de lo que se conocía como “trenes de huérfanos”. Eran niños que, por diferentes motivos, se veían separados de sus familias (o los habían metido presos, o al manicomio, habían fallecido, estaban en pobreza extrema y no podían mantener a sus hijos) y eran enviados al centro del país para que fueran adoptados por familias de ahí. O eso se esperaba.

Los niños eran subidos a un tren, se les decía que debían portarse bien e iba parando en diferentes ciudades donde la gente podía elegir al niño que le gustara. Los inspeccionaban como se inspeccionaba a los esclavos: viendo sus dientes, tocando sus músculos, etc.

Foto del tren y los niños que viajaban en él.

Foto del tren y los niños que viajaban en él.

En ese entonces, no había trabajadores sociales que estuvieran al pendiente de revisar las familias que solicitaban un niño, y rara vez le daban seguimiento. Si bien se supone que la adopción era lo preferente, también se aceptaba que recibieran a un niño, le dieran comida, techo y lo mandaran a la escuela. Muchos casos terminaron mal. Hubo quien quiso un bebé para amarlo y lo educó como propio, y también quien buscó niños para tenerlos en un estado cercano a la esclavitud: mal comidos, en condiciones de higiene lamentables, sin ir a la escuela, y sólo como mano de obra gratuita (ya fuera para ayudar en labores del campo, cuidar niños y asear la casa, coser, etc.).

El encargado de las adopciones del pueblo, solamente volvía a buscar a los niños cuando había algún problema: se reportaba que el niño había huido, o que se portaba mal; sin investigar nunca, el niño era conminado a buscar no perder su lugar en la familia que lo había recibido, so pena de terminar como vagabundo, sin poner atención a las señales de que algo no estaba bien.

Anuncio donde anunciaban que buscaban hogares para los niños que llegarían en el tren.

Anuncio donde anunciaban que buscaban hogares para los niños que llegarían en el tren.

En este libro, Vivian, la protagonista, es una niña que estuvo en uno de estos trenes. Y cuando tiene 90 años conocerá a Molly, una joven de 17 años que ha vivido en varios hogares temporales y que para no ser detenida en el reclusorio juvenil, hará servicio comunitario de 50 horas ayudándole a Vivian a acomodar unas cajas que tiene en el ático.

Molly parece no encontrar acomodo con sus “padres de acogida”. Su padre falleció en un accidente de automóvil, y su madre está en la cárcel. Los últimos “padres de acogida” parecen tenerla en casa solo por el por el dinero que el estado les da por las molestias que les implica tener a Molly en su casa.

Pintura de Winslow Homer, 1897.

Pintura de Winslow Homer, 1897.

Mientras Molly está con Vivian, le hace unas preguntas para un trabajo escolar. Tomando como ejemplo lo que hacían los indios Wabanaki (tomar una canoa y caminar con ella cuando tenían que buscar otro río para navegar), solían viajar ligeros y poner mucha atención a lo que considerabanlo suficientemente importante para ser cargado, lo que desechaban, y que a veces se arrepentían de haber dejado algo atrás, los alumnos tenían que preguntar a un alumno lo siguiente: ¿Qué llevarías contigo a un nuevo destino? ¿Qué dejarías detrás? ¿Qué aprendes sobre lo que es importante para ti, de acuerdo a lo que dejas y lo que no? ¿A qué te cuesta renunciar?. Me quedo con la tarea de responder a esas preguntas, sin duda importantes incluso para los que no andamos cargando la canoa a la espalda ;) .

El libro ya está en español, editado por ediciones B con el nombre “El Tren de los Húerfanos”.

El tren de los huérfanos

Tercer libro leído en inglés para el reto Keep Calm and Read in English.
Cuarto libro leído en lector electrónico para el reto Leemos en Digital.

dovekeepers_book__131209182211THE DOVEKEEPERS
Alice Hoffman

Neo Pompeyo Magno conquistó Siria en el año 63 A.C. Palestina, que entraba entre el territorio conquistado, tenía un rey de los judíos: Alejandro Janeo. Por medio de un tratado se volvió vasallo de Roma y cuando murió dejó a su hija Berenice en el trono. Herodes el Grande fue impuesto por Roma en lugar de Berenice (no fue así nada más de palabra, Herodes tuvo que combatir tres años hasta conquistar Jerusalén en el año 37 A.C.) Como buen político, para ganarse a los judíos -que lo rechazaban por no ser judío, por su impiedad, y por ser leal a Roma-, les permitió reconstruyeran su templo.

Masada es una construcción en el desierto de Judea, cerca del mar muerto. Ahí había dejado Herodes a su familia en lo que conquistaba Jerusalén; y después, cuando Marco Antonio andaba enamorando a Cleopatra (o al revés) Herodes la fortificó (ya se veía siendo quitado del trono por Cleo). Geográficamente, Masada era un lugar que podía servir para refugiarse de sus enemigos por sus defensas naturales. Ahí construyó un palacio donde pasó sus últimos días. (Aquí un excelente reportaje de Masada).

Masada

Masada

Muchos años después, en el año 70 D.C. los judíos verían su templo destruido y Jerusalén arrasada por Tito, hijo de Vespasiano, y comenzaría lo que se conoce como la diáspora de los judíos. Muchos saldrían de la ciudad sin saber hacia dónde dirigirse, y encontrarían refugio en Masada.

Destrucción de Jerusalén por Robert Davies.

Destrucción de Jerusalén por Robert Davies.

Y es aquí donde comienza el libro: en el año 70 D.C. Cada parte del libro lleva el título de la descripción de la mujer que narrará esa parte. Así, tenemos a la hija del asesino, la esposa del panadero, la amante del guerrero, la bruja de Moab. Así era de diversa la población de Masada. Había zelotes, fariseos, llegaron esenios. Durante 3 años, sobrevivieron ahí. Tenían un palomar donde trabajarían todas estas mujeres (al llegar, inmediatamente se les asignaba un trabajo en bienestar de la comunidad) y el excremento de las palomas era usado para abonar el suelo y poder sembrar sus propios alimentos, aunque aún tenían bodegas llenas de cosas que había dejado Herodes (aceite y granos). Cada una de estas mujeres mostrará un retazo de lo que era ser mujer en ese tiempo.

La serie de la CBS se estrenará el 31 de Marzo.

La serie de la CBS se estrenará el 31 de Marzo.

No quiero contarles que fue lo que sucedió en Masada porque sería un mega-spoiler. Pero si puedo decirles que el libro fue una manera entretenida de imaginar lo que ahí sucedió. El libro lo están haciendo serie la cadena de televisión CBS y será estrenada este año. Peter O’ Toole hizo una serie sobre Masada y el primer capítulo pueden verlo aquí.

Segundo libro leído en inglés para el reto de Keep Calm and Read in English.
Segundo libro para el reto de Novela Histórica 2015
Tercer libro para el reto Leemos en Digital.

LIBRO: Salvaje

libro-salvaje_galeria_portraitSALVAJE
Cheryl Strayed
Editorial Roca

 

Supe que la película basada en este libro tenía dos nominaciones al Oscar (mejor actriz Reese Whiterspoon y mejor actriz secundaria para Laura Dern – no ganaron). No lo había leído cuando lo publicaron, pero lo encontré tan barato, que me decidí a leerlo antes de que estrenaran la película y lo recomendé a un círculo de lectura (y con muy buenos resultados, debo decir).

Es un libro basado en el viaje que hace la autora para alejarse de su vida que está yendo de mal a peor. Si bien cuando lo editaron en EUA tuvo mucho éxito con una parte del público, otra odió el libro. La autora decidió recorrer el sendero del macizo del pacífico, sin tener casi preparación para hacerlo, que es lo que le critican los senderistas más rigurosos.

Creí que sería un libro de mayor auto-reflexión, pero debo decir que si bien en ese sentido se queda corto, fue un libro que disfruté mucho. Las descripciones de los paisajes, ver un poco como iba evolucionando su mochila, el crecimiento de sus recursos, eso me gsutó. Y tengo que decir que hay detalles que no le creo -no que esto importe, porque es una impresión totalmente subjetiva- pienso que ella “infla” ciertos rasgos suyos para hacer  más taquillera su historia (la cuestión de su adicción a la heroína –y que fue tan sencilla de dejar atrás, por ejemplo-).

Autora, actriz que la interpreta en cine.

Autora, actriz que la interpreta en cine.

Los viajes siempre confrontan. Yo regreso de ellos renovada, sintiendo que aligero mi carga diaria y desde lejos, es fácil ver cosas en mi rutina que no necesito y me esclavizan, que tengo demasiadas actividades o las incongruencias entre lo que quiero o cómo quiero vivir, y la realidad de como vivo. Por eso me parece que los viajes son fascinantes. Hasta el proceso del convertirse en héroe comienza siempre con un viaje ;)

Les dejo algunas de las citas que más me gustaron:

Sabía que si permitía que el miedo se adueñase de mí, mi viaje estaba condenado al fracaso. El miedo, en gran medida, surge de una historia que nos contamos a nosotros mismos, y por tanto me propuse contarme una historia distinta de la que se cuenta a las mujeres. Decidí que no corría peligro. Era fuere. Era valiente. Nada podría vencerme. Insistir en esta historia era una forma de control mental, pero, en general, surtía efecto.

pacific_crest_trail_05-20-11

Lo esencial de recorrer el Sendero del Macizo del Pacífico ese verano, lo que lo convirtió en una experiencia tan profunda para mí –y a la vez, como tantas cosas, tan sencilla-, fue el hecho de tener siempre muy pocas opciones y verme obligada con frecuencia a hacer lo que menos me apetecía.”

Me asombraba que pudiese llevar a mis espaldas lo que necesitaba para sobrevivir. Y lo más sorprendente de todo era que pudiera cargar con ello, que pudiera soportar lo insoportable […] me parecía extraordinario que mi complicada vida pudiera simplificarse tanto”. (¿Cómo es que nos obligamos a cargar con lo que no queremos, que nos llenamos de quehaceres que no nos hacen felices, y que incluso carguemos con lo que nos lastima?)

Por absurdo que fuera, cuando Catherine Montgomery, Clinton Clarke, Warren Rogers y los otros cientos de personas que habían participado en la creación del SMP imaginaron a la gente que recorrería ese sendero que serpenteaba por las altas cimas de nuestros montes occidentales, me imaginaban a mí”.

 

9788484288442ANNA KARERINA
Lev Tolstoi

La obra se fue publicando por partes en el Russian Herald de 1875 a 1877 y se publicó como libro en 1878. (¡Dios! Que terrible debe haber sido leerlo así…quedándote con la incógnita de qué iba a pasar…). Comienza con la frase: “Todas las familias se parecen: cada una es infeliz a su propia manera” porque va a retratar a lo largo de sus 800 páginas, tal como si quisiera averiguarlo para sí mismo, que es la familia (por supuesto, esto es mi opinión) y a través de los personajes mostrará cuál es y por qué un matrimonio estable, el infeliz, el que se da por compromiso, el adulterio (que es tratado de manera tan diferente según el infiel sea hombre o mujer; el primero es disculpado y el segundo es terriblemente criticado; se espera que la esposa engañada perdone y cuando es el hombre quien perdona se le ve como santo), las convenciones sociales que ahogan a los individuos, las diferentes pasiones (el amor, el sexo, el altruismo, la solidaridad, etc.) a través de las cuales buscamos ser felices. 7 personajes principales nos mostrarán toda la gama de la experiencia humana: Levin y Kitty (cuyo romance tiene mucho del propio de Tolstoi con su esposa); Stephan Oblonsky y su esposa Dolly; Anna y Karerin; y la misma Anna y Vronsky.

Kiera Knightley como Anna.

Kiera Knightley como Anna.

Aunque la mayoría de las personas creen que es el drama de una mujer adúltera, lo cierto es que en la novela Tolstoi es una radiografía de las preocupaciones existenciales. En su novela, el tema del adulterio me pareció que era el menos importante. Trata también cómo era la sociedad rusa de ese tiempo: las ciudades que comenzaban a crecer y a querer modernizarse, las grandes extensiones agrícolas en manos de unos cuantos, la vida de los campesinos rusos, la aristocracia decadente. Toca temas como la fe, el propósito de la existencia, los convencionalismos sociales de la época, la muerte, la libertad del individuo. Su ojo busca plasmar en la novela lo que está viendo el autor en la sociedad en la que se movía. Isaak Babel, dijo: “Si el mundo en persona supiera escribir, escribiría como Tolstoi”. Escribe con un realismo desacarnado.

El autor.

El autor.

Stephan Oblonsky y su esposa Dolly. Él hermano de Anna Karerina. Todo comienza con una crisis en este matrimonio debido a la infidelidad de Stephan. El hombre que no se niega nada y además, no se arrepiente de lo que hace (aunque vea sufrir a su esposa). Anna llegará para pedirle a Dolly que perdone a su hermano.

Anna y Karerin tenían un matrimonio arreglado (que no era inusual en la época) y sin amor. Él era incapaz de expresar una emoción; es el burócrata perfecto: aquel que siempre prefiere tener la razón aunque esto lo vaya aislando. Frío, estaba encerrado en el deber, la rigidez, la convicción de que si se hace lo correcto, se debe ser feliz. Anna no estaba infeliz (o no era consciente de que lo era) hasta que conoció a Vronsky.

Anna y Vronsky vivirán un romance que le costará a ella su buen nombre y el rechazo de la sociedad. Este personaje todo el tiempo estará retando la sociedad, contando que es feliz mientras por dentro vive un infierno. Cada vez más insegura, más dependiente, tendrá un trágico final. Vronsky la amaba (o eso me pareció). Buscó hacerla feliz, aunque con el tiempo, Anna parecía más y más una niña berrinchuda.

Greta Garbo también llevó este papel al cine.

Greta Garbo también llevó este papel al cine.

Y Levin (pequeño Lev, nombre del autor) y Kitty (hermana de Dolly) son los personajes que sufrirían más porque estaban dispuestos a hacerse esas preguntas que toda persona debería hacerse: ¿quién soy? ¿Dónde estoy? ¿Para qué vivo? “Durante toda la primavera había sido otra persona y había pasado por momentos terribles. “No puedo vivir sin saber lo que soy y para qué estoy aquí. Y, como no puedo saberlo, no puedo vivir” se decía. “En la infinitud del tiempo, en la infinitud de la materia y en la infinitud del espacio surge la burbuja de un organismo, que dura un instante y después estalla. Esa burbuja soy yo”. Levin (que significa pequeño Lev, nombre de Tolstoi) quizás fuera el reflejo de lo que Tolstoi vivía interiormente, pues justo después de terminar esta novela tendría una crisis espiritual que lo dejaría agotado y lo llevaría a vivir de manera diferente a como lo había hecho anteriormente.

Vivien Leigh también la interpretó en cine.

Vivien Leigh también la interpretó en cine.

Este libro ha sido llevado infinidad de veces al cine, y también hay series sobre ella (por si a alguien le da flojera leer el libro pero aún así quiere saber de qué va).

Un libro que uno comienza a leer y parece mentira que hayan pasado tantos años y siga siendo tan actual. Eso es un clásico, supongo. Disfruté leyéndolo. Y en compañía, más aún (¡gracias azulinas!).

Segundo libro para el reto: Leemos en Digital

Segundo libro para el reto: Viajar Leyendo (Rusia)

Nina Sankovitch, autora del libro “Tolstoy and the Purple Chair“, leyó durante un año un libro al día. Estos son los consejos que ella da para encontrar tiempo y leer a diario.

Siempre ten un libro contigo.

images
Lee mientras esperas.

1458513_766377753378157_163744825_n
Lee mientras comes.

spencer2breading2b012
Lee mientras te ejercitas.

reading on the treadmill
Lee antes de ir a la cama.

getty_rm_photo_of_woman_relaxing_in_bath
Lee antes de levantarte de la cama.

Bogerd-Escha-van-den-Woman-reading-in-bed.png2
Lee en vez de actualizar tu Facebook.

facebook_please_im_trying_to_read__by_lmfaorox_minecraft-d632dzl
Lee en vez de ver la televisión.

reciclaje-tv-vieja
Lee en vez de aspirar.

Tangled-Read-a-Book-350x236
Lee mientras aspiras.

O cocinas ;)

O cocinas ;)

Lee con un club del libro.

how-club-main_full
Lee con tu hijo.

FRN2013LNielsen2justart1
Lee con tu gato.

asdf
Lee a tu perro.

images
Lee con un horario.

Mis hijos tenían de estos. Poníamos 20 minutos y una vez pasado ese tiempo, sonaba la alarma y sabían que ya habían leído su cuota del día.

Mis hijos tenían de estos. Poníamos 20 minutos y una vez pasado ese tiempo, sonaba la alarma y sabían que ya habían leído su cuota del día.

Siempre ten un libro contigo.

belle_library

cubierta_completa_pioneraCARTAS DE UNA PIONERA
Elinore Pruitt Stewart
Editorial Hoja de Lata

En 1862, se emitió un acta en Estados Unidos, para que cualquier persona mayor de 21 años que probara ser cabeza de familia, y ciudadano americano -o pensara convertirse en uno-, participara en un programa de colonización del oeste (la autora se va al estado de Wyoming que es bellísimo, ahí se encuentra ahora uno de los parques nacionales más bellos de este país: el Yellowstone). Se les daba 160 acres de tierra (casi 650,000 metros cuadrados) y debían hacer un pequeño pago (15.5 dólares) y debían construir ahí una casa y emplearla como vivienda habitual durante al menos cinco años, explotando la tierra y sembrando en ella. Al cabo de los cinco años podían acceder a la propiedad de la tierra, o bien renunciar a ser colona mediante el derecho de deserción.

La autora

La autora

Elinore había tenido una vida muy dura: nació en Arkansas en 1876. Vivió en su niñez en Oklahoma dentro de territorio indio y su educación se interrumpió cuando unos hombres lincharon a su maestro. Cuando tenía 14 años sus padres murieron y ella se quedó encargada de 5 de sus 8 hermanos menores (los 3 más pequeños se fueron a vivir con la abuela). Se fueron a trabajar para compañía encargada de la construcción del ferrocarril. Ahí se casó con un hombre mayor que ella con quien tuvo una hija, y se cuenta que murió en un accidente ferroviario (aunque hay quien dice que la maltrataba y ella decía que era viuda cuando no lo era). Era muy inquieta así que estudió para convertirse en enfermera y luego se mudó a Denver donde trabajó un tiempo como cocinera. Después trabajó como lavandera para la señora Coney. Estaba acostumbrada al trabajo duro, pero pensó que le redituaría más si trabajaba para ella misma, para hacerse con una casa, un terreno. Casi al final del libro escribe: “Para mí, la colonización es la solución a todos los problemas de la pobreza, pero soy consciente de que el éxito de cualquier proyecto depende del temperamento de cada cual. Por ejemplo, quien tenga aprensión a los coyotes, al trabajo y a la soledad mejor que se olvide de la vida en el rancho. Por otro lado, cualquier mujer a la que no le importe su propia compañía, sea capaz de apreciar la belleza del ocaso, le guste cultivar cosas y esté dispuesta a invertir tanto tiempo como sea necesario en el desempeño cuidadoso de la brega, tal y como se hace en el lavadero, tendrá éxito seguro, independencia, toda la comida que quiera, y en definitiva, una casa propia.

Elinore pidió un terreno y se convirtió en pionera. Y el libro son las cartas que ella mandaba a la Señora Coney para contarle cómo era su nueva vida. Sin duda era una experiencia muy dura: narra que Wyoming sólo tiene 3 estaciones: Inverno, Julio y Agosto. Aún hoy es el estado menos poblado de los Estados Unidos. Pero Elinore era muy positiva y le escribía a la señora Coney: “Si hablamos de las cosas por separado, Wyoming no tiene nada de especial. En conjunto, es absolutamente hermoso, y al amanecer y al atardecer, los cielos proclaman la gloria de Dios.

Y como pueden ver, no mentía acerca de la belleza de la naturaleza.

Y como pueden ver, no mentía acerca de la belleza de la naturaleza.

Son cartas…ese género en peligro de extinción. Y sólo nos enteramos de lo que ella escribe. Seguro que eran muy apreciadas, pues gracias a que las guardó hoy podemos disfrutarlas, casi a 100 años de haber sido escritas. Y además a Elinore le encantaba escribir, porque le pedía a la señora Coney que le buscara más personas a las que les gustara cartearse porque siempre le escribe mucho a ella y no quería agobiarla.

El vecino más cercano lo tenía a 2 millas, existía una comunidad unida donde juntos enfrentaban las estaciones y las penurias de la vida, además de que acogían con hospitalidad cálida a quienquiera que se presentara a su puerta (y eran recibidas de la misma manera cuando viajaba). Le toca hacer de partera, retrata a todos los que conoce (y son personajes simpatiquísimos unos y serios otros, pero de ninguno habla mal ni es cizañosa).

Elinore tenía su terreno al lado del de Sr. Stewart, donde llegó a trabajar como cocinera, pero no desatendía su propio terreno. Y cuenta: “A veces me da por cavilar como me las voy a arreglar, pero sé que lo lograré; otras mujeres también lo han hecho. Sé de varias que ahora se ríen de las dificultades pasadas. ¿Sabe una cosa? Yo creo firmemente en la risa. Soy realmente supersticiosa al respecto. Creo que si la Mala Suerte se cruzara en mi camino, pondría los pies en polvorosa si alguien se riera en su cara estrepitosamente.

Estas eran las casas que construían.

Estas eran las casas que construían.

Después de 6 semanas ahí, se casó con el Sr. Stewart ( esto no se lo contaría a su antigua empleadora hasta pasado un tiempo, creo que no quería que pensara que había ido pensando en encontrar marido). Y aunque el primer hijo del matrimonio murió (y después tendría 3 más), le cuenta a la señora Coney como los recibió la hermana:
“-Mamá, dijo, ¿de verdad que fue Dios el que hizo al bebé?
-Si cariño.
-Entonces ha sido injusto con nosotros, y me gustaría saber por qué. Los cachorros sabían andar cuando los terminó, las terneras, lo mismo. Los cerdos, los potrillos, incluso los pollos. ¿Qué sentido tiene que nos dé un bebé a medio terminar? No tiene pelo, ni dientes; no sabe andar, ni hablar, y lo único que hace es berrear y dormir.
Varios días después llegó a una conclusión. Empezó por donde se había quedado. “Ya lo sé, mamá, ya sé por qué Dios nos dio un bebé a medio terminar; para que así pueda aprender nuestras costumbres y no las de otros, puesto que tiene que vivir con nosotros, y para que nosotros aprendamos a quererlo.”

A pesar de que ella misma dice que no tiene una educación formal, es una extraordinaria escritora, capaz de describir los paisajes y lo que sucede, y jalar al lector hacia su historia. Además, era una persona muy positiva, ingeniosa y sus aventuras son divertidas, y debe haber sido una gran lectora, porque su libro está llena de citas a obras que había leído (Marietta Holley, Jack London, James Fenimore Cooper, Alice Hegan Rice, Robert Burns). Una lectura muy disfrutable. Sobre todo, la actitud de Elinore. Propositiva, graciosa y siempre buscando lo bueno a todo lo que le pasaba.

Me dicen que esta película se basa en su libro. Ya la he conseguido, pero aún no la veo.

Segundo libro para el reto Serendipia Recomienda 2015.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 426 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: